La desigualdad de género en la empresa

La desigualdad de género en las empresas: el techo de cristal

Los cambios socioeconómicos que se han producido en nuestra sociedad, en las últimas décadas, han sido especialmente relevantes en lo que al empleo femenino se refiere. Sin embargo, la erradicación de la desigualdad de género en la empresa sigue siendo un reto incluso en las sociedades más avanzadas.

La incorporación al trabajo de las mujeres

Si bien las mujeres han trabajado dentro y fuera de casa a lo largo de la historia, la incorporación masiva al mercado laboral ha provocado un gran cambio en la organización familiar y personal.

La división sexual del trabajo propiciaba que mujeres y hombres ocuparan diferentes espacios: el público, ámbito de prestigio y poder, se reservaba a los hombres, confinando a las mujeres al espacio privado, o más bien, al espacio doméstico.

Esta dicotomía público/privado tenía y tiene importantes implicaciones para el desarrollo profesional de las mujeres. Al considerar que eran las responsables del cuidado de la familia, cuando trabajan fuera de casa, su salario se considera como una ayuda, como un complemento al de los hombres.

Las mujeres fueron progresivamente introduciéndose en el espacio público, ocupando empleos y actividades que les fueron vetadas durante siglos. El acceso masivo a la educación universitaria fue una de las causas de este cambio.

La desigualdad de género en las empresasEn la actualidad

En estos momentos el 60% de las personas que se licencian en España son mujeres y son ellas quienes obtienen mejores notas, incluso en las carreras masculinizadas, como por ejemplo, las ingenierías. No obstante, al incorporarse al empleo ven limitadas sus opciones profesionales, teniendo problemas para desarrollar una carrera profesional y acceder a puestos de dirección y/o responsabilidad en las empresas.

En la actualidad, en los Consejos de Administración de las empresas del IBEX 35 sólo hay un 14% de mujeres. En las grandes empresas españolas la presencia de mujeres en puestos de dirección está incluso descendiendo por primera vez desde 2004. Según un informe de FORBES, basado en el último estudio del International Business Report, en 2013 representaban un 21%, frente al 24% de 2012.

¿Por qué esta desigualdad de género?

La maternidad se presenta como el mayor problema de las mujeres para que las empresas las consideren como aptas para asumir responsabilidades. El rol de cuidadoras que la sociedad les asignó a lo largo de la historia, y que en parte les sigue asignado, condiciona su vida profesional. El hecho de ser madre, o la mera posibilidad de serlo, implica que las empresas no tengan en cuenta su valía personal, tanto en la contratación como en la promoción.

Sin embargo, son muchos los estudios que señalan que las empresas que tienen mujeres es sus consejos de administración son más productivas. Un informe del FMI de finales de 2013, decía que la igualdad de género es buena para la economía, que la participación equitativa de mujeres y hombres sería positiva para la economía mundial.

¿A qué esperamos para, no sólo permitir, sino facilitar que las mujeres ocupen los puestos que por su formación y valía les corresponden? El peso de la cultura aparece como el único impedimento para acabar con esta desigualdad de género.

Por Ángeles Briñón

Ángeles Briñón - colaboradora de igualdad en IMF

Licenciada en Sociología, experta en Igualdad de Género y Formadora.

Escribe sobre estos temas en su blog Igualdad y Conciliación.

@angelesbrinon

The following two tabs change content below.
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico. IMF Smart Education pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA, Cambridge y Oxford y la alta valoración de sus más de 110.000 alumnos. Está incluida en el Ranking The Best Global MBA 2018 y reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Cuenta con los sellos de calidad EFQM 5star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001. Escuela de Negocios Nº1 del mundo en el EFQM Global Index.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *