Inicio » Artículos » El futuro de las energías renovables ¿hacia dónde va el sector?

El futuro de las energías renovables ¿hacia dónde va el sector?

El futuro de las energías renovables pasa por consolidarse como una alternativa viable a las no renovables. Este tipo de energías lleva en desarrollo algunas décadas y ya da sus frutos.

Hace unos años generaban el 38 % de toda la electricidad consumida en España, y esta es una tendencia que va en aumento. Sin duda, estas fuentes energéticas aún les queda un largo camino por recorrer. ¿Sabes cuáles son las previsiones?

La búsqueda continua del cambio en las energías renovables

La tendencia actual sobre las energías renovables muestra un crecimiento sostenido desde principios de siglo, algo muy esperanzador. Como sabrás, la importancia de apostar por ellas no es un mero capricho, es cuestión de garantizar la supervivencia de la humanidad y que la superficie de la Tierra siga siendo habitable.

Así, no es de extrañar que cada vez se busque invertir más en estas tecnologías y desarrollar otras que sirvan para complementarlas. Una de las tendencias actuales en estas energías es la necesidad de reducir los costes de producción, lo que permitirá volverlas mucho más competitivas.

Para esto es indispensable continuar con la inversión en el desarrollo de diversas tecnologías. Un buen ejemplo es la fotovoltaica, ya que su eficiencia a la hora de generar electricidad es una de sus principales pegas.

Inversión en el desarrollo de diversas tecnologías

Además, una gestión eficiente de las plantas de producción también contribuirá a reducir los precios. Junto a esto, otra tendencia pasa por asegurar el almacenaje de la energía generada. Esto es importante de cara al aumento de los vehículos eléctricos en circulación, lo que demandará una infraestructura similar a las gasolineras para permitir la recarga rápida de las baterías.

Para conseguirlo habrá que potenciar la propia red eléctrica a fin de evitar posibles caídas, las cuales pueden llegar a producirse como efecto del aumento de la temperatura ambiental. A esto ayudará la consolidación de las ciudades inteligentes, que representan una apuesta firme por la sostenibilidad y la ecología.

La construcción de edificios sostenibles, cada vez más eficientes, y la instalación de fuentes de generación de energía limpias en estas será lo habitual antes de 2050.

De hecho, de cara a ese mismo año, se estima que el 70 % de la población viva en ciudades, lo que hará aumentar considerablemente tanto la necesidad de espacio en ellas como la demanda energética. Ten en cuenta que este es un reto que requiere una fuerte inversión en desarrollo tecnológico, de infraestructuras y organización, al que cada vez más gobiernos se están dedicando.

También se está llevando a cabo una integración progresiva de la red eléctrica, ya que verter su generación de cualquier forma podría llevar a causar problemas. Por suerte, las energías renovables intermitentes, la solar y la eólica, contribuyen ya a equilibrar la red eléctrica. Así, no habrá subidas o bajadas en los precios de forma caótica y el suministro se podrá mantener estable incluso en los momentos de mayor demanda.

Como ves, estas energías se están consolidando poco a poco como unas alternativas viables, todo gracias a la inversión pública y privada en ellas. Sin embargo, ¿sabes cómo está la situación en España en la actualidad y qué es lo que podrías esperar de cara a las próximas décadas?

El futuro de las energías renovables en España

En la década pasada, diferentes instituciones, tanto públicas como privadas, comenzaron a apostar por el sector de las energías renovables. Los efectos cada vez más palpables del cambio climático y la concienciación de la población clamaban por un giro en la generación energética. Así, desde los bancos a numerosas empresas, se comenzó a invertir en el desarrollo, mejora e implantación de numerosas fuentes de energía renovable.

Seguramente, en los últimos años has comprobado cómo han proliferado los paneles solares en tu ciudad y habrás visto numerosos aerogeneradores. España es uno de los países que más han apostado por la transición hacia un paradigma más sostenible, lo que ha conducido a la descarbonización progresiva de las diferentes industrias del país.

Pero este compromiso va más allá, ya que para 2030 el objetivo es alcanzar una producción de energía renovable que suponga el 42 % del total. Esta es una meta ambiciosa, la cual tendrá que movilizar en diez años los recursos suficientes para llevarla a cabo y articular una respuesta social y empresarial para lograr su cooperación.

Este objetivo, además, se alinea con los postulados del Acuerdo de París de 2016, en el cual se establecían medidas para la reducción de los gases de efecto invernadero. Por ejemplo, los países pertenecientes a la Unión Europea tendrían que bajar en un 20 % sus emisiones y alcanzar el mismo porcentaje en producción energética renovable, España, como has podido ver, apunta a lograr más del doble.

España comprometido a prescindir del uso del carbón para 2050

Asimismo, es previsible que las energías renovables en España sigan evolucionando favorablemente. Más allá del acuerdo ya mencionado, el país se ha comprometido a prescindir del uso del carbón para 2050.

Por si no lo sabías, esta fue una de las fuentes energías más importantes durante el siglo XIX, la cual aún sigue utilizándose en las centrales térmicas. Este combustible fósil se quema para producir energía eléctrica, lo cual llega a resultar especialmente contaminante.

Esto plantea retos que las principales empresas dedicadas a la generación de energía ya están encarando. La inversión en muchos casos es estratosférica, como es el caso de Endesa. Tras haber cerrado algunas centrales energéticas que utilizaban carbón, planea la inversión de más de mil millones de euros en renovables.

En definitiva, la tendencia parece favorable en cuanto al desarrollo de las energías renovables. Estas garantizan la sostenibilidad de las sociedades humanas y la apuesta por cuidar todo el planeta. Son un remedio muy eficaz para conseguir frenar o reducir los efectos del cambio climático, por lo que se hace necesario potenciarlas e invertir en ellas.

Como has visto, el futuro parece más ecológico. La firma de tratados internacionales lleva a los gobiernos de todo el mundo a apostar por estas soluciones, algo de lo que también participan las empresas privadas y la propia sociedad. ¡No dudes en contactarnos para aprender cómo mejorar el futuro de las energías renovables!

Enlace de interés

Las Energías Renovables en datos de empleo

Crecimiento en el empleo dentro del sector de las energías renovables

Especialista en energías renovables: el empleo de hoy de cara al futuro

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Equipo de colaboradores del Blog de Actualidad y Energías Renovables, compuesto por el equipo de tutores, profesores y expertos del Máster Oficial de Energías Renovables de IMF Business School.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


El futuro de las energías renovables ¿hacia dónde va el sector?

El futuro de las energías renovables pasa por consolidarse como una alternativa viable a las no renovables.