Amazon
IniciologísticaAlmacén logístico: ¿qué es?
funciones de un almacen logistico

Almacén logístico: ¿qué es?

A pesar de que cada vez es más notable la importancia de contar con un almacén logístico, algunas empresas son reticentes a contratar sus servicios porque desconocen cuáles son las ventajas y las funciones que tienen. Por este motivo, ampliar tu horizonte profesional como asd o administrativo de compras con unos estudios especializados puede ser de gran ayuda para mejorar la gestión y distribución del stock de una empresa. También será crucial para evaluar la idoneidad de distintas estrategias comerciales tras analizar el plan de marketing y los canales de comercialización.

Qué es un almacén logístico

Los almacenes logísticos tienen un papel primordial para el correcto funcionamiento de la cadena de suministro y deben asegurar un flujo estable de información y mercancías. Están situados entre el proceso de distribución y el de producción, aportan valor al sistema logístico de las empresa, optimizan los costes y mejoran el servicio que le ofreces al cliente final. Además, su objetivo principal debe ser la mejora, optimización y medición de los procesos.

Cuáles son las funciones de un almacén logístico

Un almacén logístico realiza innumerables funciones, todas ellas necesarias para la cadena de suministro desde que la mercancía entra hasta que sale. Toma nota:

Entrada

En los almacenes no solo recibes la mercancía, sino que debes tener previsto cuándo va a entrar para gestionar adecuadamente el flujo.

Comprobar la mercancía

Si eres operario no solo deberás descargar la mercancía, sino que también tendrás que comprobar que es la esperada y reflejar en los albaranes, si fuera necesario, una disconformidad en tipo o cantidad.

Almacenaje

Debes colocar la mercancía en las estanterías establecidas y además decidir, en función de la rotación, el peso y la proximidad a otros productos o a los muelles, cuál es la mejor ubicación posible. Así optimizarás los procesos.

Seguridad

Al almacenar la mercancía hay que protegerla y controlarla con medios tecnológicos y humanos. También es necesario que realices controles rutinarios en las instalaciones como control de fugas, de roturas y de plagas.

Preparación de pedidos

Una vez que la mercancía está en su sitio, será necesario realizar pedidos multirreferencia o monorreferencia.

Salida

Las operaciones con mercancía deben estar acompañadas de un registro informativo y documental.

En un almacén de estas características, puedes ahorrar tiempo y desplazamientos consolidando la mercancía y teniendo diseñado el flujo de materiales o sus movimientos internos. Hay que mencionar la logística inversa, que es una función con mucho peso en estos almacenes.

Objetivos del almacén logístico

Además de las funciones descritas, es necesario describir qué es lo que puede aportar este tipo de almacén, independientemente de que optes por externalizarlo o por hacerlo de manera interna.

Rapidez en la entrega

Si reduces el tiempo de entrega y tienes mayor agilidad en la preparación de pedidos o en la salida de mercancías, el destinatario podrá recibir antes el producto.

Calidad

La logística, como las matemáticas, es una ciencia exacta. Debes dar a tus clientes la seguridad de que tienes un control total sobre las mercancías (tanto del tiempo que se tarda en entregar un pedido como del coste que supone hacerlo e, incluso, reducir las pérdidas por caducidad o descontrol de inventario). Un software que vigile estos procesos va a repercutir en la satisfacción de tus clientes.

Aprovechar el volumen disponible al máximo

Un uso racional del almacén te permitirá albergar más mercancía en el mismo espacio. Pero para ello tienes que conocer con precisión todas las características de los productos.

Minimizar las acciones

Será necesario eliminar aquellas acciones que no aporten un valor añadido al producto. Por ello es importante que conozcas de antemano la ubicación de los productos atendiendo a algunas características como la rotación o las necesidades de manipulación.

Menos devoluciones

Cuando cometes un error en un almacén provocas un sobrecoste y puede resentirse la confianza de tus clientes. Al aumentar los pedidos que se preparan perfectamente podrás mejorar los indicadores de rendimiento del almacén.

Minimizar costes

Si aprovechas mejor el espacio y los medios, tanto los tecnológicos como los humanos, mejorará el servicio global y cumplirás todos los objetivos, incluyendo el ahorro de costes.

Ventajas de contratar un almacén logístico optimizado

Cuando no tienes la seguridad de gestionar adecuadamente el almacén, puedes optar por contratar a un proveedor externo. Las ventajas más reseñables de ello son:

  • Externalización de costes.
  • Aprovechar la economía de escala, que podrá realizar las inversiones pertinentes en materia de instalaciones, tecnología y personal.
  • Optimizar los resultados frente a los que puedes conseguir con recursos propios.
  • Si la logística de tu empresa precisa llevar horarios distintos al resto de la misma, es probable que un proveedor externo pueda subsanar este problema.
  • Minimizar riesgos: tu partner logístico será el encargado de asumir todos los riesgos que puedan producirse, reduciendo así los que asume tu empresa.

¿Cómo diseñar este almacén?

Para poder tener un buen almacén logístico, debes tener en cuenta una serie de características:

  • Manejar mucha y precisa información. Necesitas tener un registro de todos los movimientos de mercancías, así como de su entrada y su salida.
  • Crear un flujo para que la información circule ágilmente tanto por el sistema de gestión de inventarios como por el departamento de contabilidad.
  • Identificar los productos de forma inequívoca para que sepas siempre con exactitud todo lo que tienes en el almacén.
  • Hacer un diseño del almacén acorde a necesidades, tránsitos, espacio de movimiento de máquinas y sencillez, tanto en la colocación como en la retirada de la mercancía.
  • Control periódico de la mercancía.
  • Sincronizar el almacén con el resto de la logística y la cadena de suministro.
  • Conocer al detalle los patrones de compra de suministros para facilitar el flujo de mercancías en los almacenes y evitar la congestión de los mismos.

En definitiva, las dos premisas que debes tener en cuenta en un almacén logístico son: que hay que minimizar las acciones que no añadan valor al producto y que un almacén externo puede facilitar la subida y bajada de volumen. Si quieres ser un auténtico experto en el tema, contacta con nosotros para cursar el máster en logística más completo.

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Almacén logístico: ¿qué es?

Algunas empresas son reticentes a contratar sus servicios porque desconocen cuáles son las ventajas y las funciones que tiene un almacén logístico.