Inicio » logística » Conoce más sobre los transportes especiales

Conoce más sobre los transportes especiales

Entre los transportes especiales, el transporte de mercancías es un sector muy amplio que engloba todo tipo de mercancías, por lo que la variedad de vehículos para transportarlas es enorme. En función de las características de la mercancía escogeremos un tipo u otro de vehículo, el que mejor se adecúe a las necesidades de la empresa de logística para esa mercancía con necesidades especiales. Aunque parezca un terreno muy complicado de explorar, un master en logística te dará las claves para obtener el conocimiento necesario en esta materia. Además de poder dedicarte a este sector, totalmente en alza en la actualidad debido a la creciente presencia del transporte de mercancías de todo tipo. ¿Quieres saber más?

¿Qué son los transportes especiales?

Entendemos por transporte especial aquel traslado de una mercancía que, por su volumen o peso, necesita un vehículo que excede las medidas de los vehículos habituales de transporte de mercancías. Este tipo de mercancías, por sus características especiales, necesita vehículos adaptados, así como permisos para poder circular debidamente sin incumplir ninguna norma vigente.

El Reglamento General de Vehículos es el encargado de establecer las medidas de un transporte ordinario (que se fijan en 16,5 metros de largo y 2,5 metros de ancho como máximo). Siempre que se excedan dichas medidas será necesario pedir un permiso que nos habilite para circular con total seguridad, tanto para nosotros y nuestra mercancía como para el resto de conductores. 

Tipos de transporte especiales

Además de los mencionados transportes especiales para mercancías voluminosas, existen otros tipos de vehículos que están acondicionados para unas características muy concretas de una mercancía. Así, podemos encontrarnos transportes para mercancías peligrosas, para productos frescos, para bienes delicados o para productos refrigerados. 

Pero antes de adentrarnos en esta tipología, debemos mencionar los dos modelos principales de transporte: los camiones articulados y los camiones rígidos. Los primeros transportes especiales son los también denominados tráilers. Se caracterizan por tener la cabina del conductor y la estructura de carga en dos partes diferenciadas (puede haber más partes incluso, como el caso de los trenes de carretera).

En el caso de los camiones rígidos, estas dos partes están unidas formando una única estructura. Estos son los más utilizados para el transporte en distancias cortas, mientras que los articulados se emplean para cargas muy numerosas o pesadas.

Transportes con cadena de frío

Ciertas mercancías requieren unas condiciones especiales de refrigeración o congelación para llegar en buen estado a su punto de destino. Es la llamada cadena de frío, que permite que las mercancías perecederas se conserven a la perfección durante el recorrido. Para ello, el medio de transporte debe garantizar que se mantenga cierta temperatura en su interior.

En función de estas temperaturas, el camión podrá ser frigorífico (con un compresor de frío), isotermo (aislamiento total), refrigerante (con una fuente de frío en el interior que se recarga desde el exterior) o calorífico (con un dispositivo interno de calor en caso de que la temperatura requerida sea alta). 

Carne, pescado, frutas, verduras y algunos medicamentos necesitan estar a una temperatura entre 0 y 8º C. En el caso de los productos congelados, estos deben permanecer a una temperatura entre los -12 y los -20º C. Así lo establece el ATP (Acuerdo sobre Transportes internacionales de mercancías perecederas sobre vehículos especiales utilizados en este transporte).

Transporte de mercancías peligrosas

Otro tipo de transportes especiales son laos que transportan mercancías peligrosas. Son aquellas que pueden producir algún daño o provocar algún riesgo a la seguridad o la salud de los propios conductores de los medios de transporte o al resto de usuarios de las vías. Los líquidos y sólidos inflamables, las sustancias tóxicas, los materiales radiactivos o explosivos y los productos corrosivos son algunos ejemplos de mercancías peligrosas.

Su medio de transporte irá siempre identificado con el etiquetado apropiado sobre el peligro o daño que pueden ocasionar estas mercancías en caso de un eventual accidente. De este modo, la mercancía que va en el interior del vehículo es fácilmente identificable a través de una serie de pictogramas y colores. Además, el vehículo debe incorporar un panel naranja y negro de carácter reflectante y el número que identifica la mercancía peligrosa.

Todos los requisitos que deben cumplir estos medios de transporte para un recorrido seguro están recogidos en el ADR (Acuerdo de Transporte Internacional de Mercancías Peligrosas por Carretera). Este conjunto normativo se actualiza cada dos años. Estipula las condiciones que deben seguir tanto las mercancías como los medios de transporte que las llevan. Así como los propios conductores y las empresas logísticas encargadas del transporte.

Transporte de mercancías voluminosas

Las mercancías voluminosas son todas aquellas que cuentan con un volumen y un peso tales que no pueden ser transportadas en los medios habituales. El Ministerio de Fomento ha establecido las condiciones que deben cumplir estas mercancías y su transporte para hacerlo en condiciones de total seguridad.

Los transportes especiales de este tipo de mercancías suele hacerse en los mencionados anteriormente camiones articulados. Cuya cabeza tractora y estructura de carga van separadas para poder dar cabida a la mercancía voluminosa. Además, muchos cuentan con elevación de techo y grúa incorporada. Para proporcionar así mayor facilidad a la hora de transportar y entregar la mercancía en el punto de destino.

Se trata de vehículos ideados con esta funcionalidad que garantizan un recorrido totalmente seguro. Para reforzar esta garantía de seguridad, suelen ir precedidos y seguidos de vehículos de acompañamiento que alertan al resto de conductores de la presencia de un camión de estas características.

Un master en logística te convertirá en un experto en este tipo de transportes. La mercancía con necesidades especiales no será nunca más una incógnita para ti. Además, gracias a nuestra formación podrás integrar la plantilla de una empresa logística que se encargue de cualquier tipo de operaciones.

El Grado Superior en Transporte y Logística de IMF Business School está pensado para formarte de una manera totalmente práctica. Con el objetivo que te permita acceder al mercado laboral con la experiencia necesaria para acometer cualquier tarea. Planificar y gestionar la logística y el transporte puede ser tu futuro. ¡Contáctanos para obtener más información ahora mismo!

 

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Conoce más sobre los transportes especiales