Amazon
IniciologísticaPrevención de Riesgos Laborales en el sector de la logística
Prevención de Riesgos Laborales en el sector de la logística

Prevención de Riesgos Laborales en el sector de la logística

En esta entrada hemos querido abordar un aspecto del sector logístico que todavía, en mi opinión, sigue siendo una asignatura pendiente. Nos referimos a la Prevención de Riesgos Laborales en el área logística de las empresas.

No siendo considerado este punto, tradicionalmente, una función clave para el aumento del beneficio empresarial sí que es un indicador de cómo son las best practices en la misma.

 Como profesional del mundo logístico siempre me ha interesado conocer como es el grado de implantación de los programas de PRL dentro de las empresas donde he trabajado.

Y por grado de implantación no me refiero al número de folletos, dípticos y esquemas visuales (en la mayor parte de los casos amarillentos, descoloridos y que casi no se pueden leer) que podemos encontrar en los tablones de anuncios de las zonas de máquinas de café donde los empleados van a hacer una parada y descanso coyuntural en su actividad laboral, sino más bien el grado en que la cultura de la prevención está arraigada en la organización, desde el CEO hasta el último operario de base en incorporarse.

Este nivel de arraigo de la prevención dentro de la empresa es el que más nos debe preocupar.

Importancia de la Prevención de Riesgos en la Logística

Un lesión, una enfermedad y más grave aún, un accidente laboral, afecta a toda la empresa.

Por supuesto, lo hará más sobre aquella persona que la sufre directamente, pero también a toda la organización en su conjunto.

Pues bien, si este es un aspecto transversal a toda la organización ¿porque nos limitamos a “cumplir con lo que legalmente estamos obligados” de manera que con ello “se cubra el expediente”?

Pido disculpas por anticipado por estas apreciaciones tan personales (basadas en mi experiencia) pero, lo típico cuando se plantea alguna iniciativa de este tipo dentro de una empresa es que el encargado de tomar la decisión al respecto (y ahora me centro más en las pymes) suelte un sonoro soplido, mire para otro lado, tamborilee fuertemente con los dedos la mesa y finalmente haga preguntas tipo: ¿pero es necesario hacer esta formación en prevención?, ¿y tiene que ser ahora que estamos a plena producción?, ¿no la podríamos retrasar? ¿qué puede ocurrir si no hacemos este curso? ¿a qué estamos obligados por ley de acuerdo con el tamaño y número de trabajadores de nuestra empresa? bueno, si se tiene que hacer que se haga, pero rapidito que hay que seguir trabajando..

Si tenemos claro que el activo más importante de una empresa son las personas que trabajan en ella, velemos por su seguridad.

¿A que no nos hacemos estas preguntas cuando de lo que estamos hablando son los mantenimientos preventivos de las máquinas que se utilizan, por ejemplo, en la parte productiva de la organización?

La respuesta es…No. Estas cuestiones no se llegan siquiera a plantear porque relacionamos, parada de equipo o máquina a parada de producción, incumplimiento de fecha de entrega de pedido y finalmente disminución del beneficio sobre venta.

Por tanto, si afecta a toda la estructura en su conjunto, se deberá abordar un plan transversal de implantación y desarrollo para que sea efectivo y beneficioso en su globalidad.

Bien es cierto que el grado y seriedad en la implicación por este tema varia, en muchas ocasiones, de forma directamente proporcional al tamaño de la empresa (aunque no siempre es así).

No es lo mismo “observar” este asunto desde el enfoque de una empresa de clase mundial que desde una pyme o micro-pyme ya que en el primero de los casos, los medios económicos y humanos suelen ser más elevados pero también el grado de repercusión por su incumplimiento.

También es cierto que una gran empresa incluso tendrá un responsable de PRL en su plantilla que únicamente se ocupará de este tema, aspecto este que es más difícil encontrar en las pymes que suelen subcontratar el diseño de un programa PRL y de su formación correspondiente a personal externo a su organización.

Riesgos en dos categorías fundamentales

Focalizando un poco más el origen de los riesgos podemos categorizar la mayor probabilidad de siniestro en dos grandes bloques de nuestra logística: Almacén y Distribución/Reparto.

Almacén

Los riesgos en el almacén están centrados en: caídas (a distintos niveles), pisadas sobre objetos (materiales o herramientas en lugares de paso), tropiezos (con la misma casuística que las pisadas), exposición a temperaturas extremas (trabajar tanto a muy bajas como a altas temperaturas afecta a la atención del empleado), incendios o explosiones (sobre todo si lo que se almacena es material inflamable o únicamente combustibles para mantenimiento de limpieza de maquinaria), y golpes contra elementos de sustentación (estanterías y otros equipos móviles: transpaletas, carretillas, etc.,).

Distribución/Reparto

Muchos de los riesgos se pueden materializar realizando actividades similares a las del almacén pero desde o hacía el vehículo de transporte.

Podemos encontrarnos por tanto con: caídas (desde la caja del camión), tropiezos (dentro de la caja y fuera del camión durante el reparto), golpes (con la mercancía en la carga o descarga, con otros elementos móviles con los que se comparte espacio (transpaletas, carretillas, etc.,), riesgos propios de la conducción (accidente de tráfico, fatiga y estrés al volante, exceso de ruido, etc.,).

No se pretende que este post describa de manera pormenorizada todos los riesgos asociados a cada actividad logística y lo que se ha resumido es el conjunto de riesgos más importantes dentro de una práctica logística típica y habitual dentro de una organización.

Lo que si considero importante es cómo podemos paliar en gran manera la probabilidad de siniestro aunque anticipando que la probabilidad 0% no existe.

Cómo prevenir los riesgos laborales en la logística

 No soy un especialista en PRL, lo admito, pero bajo mi punto de vista la vía sobre la que hay que poner más esfuerzo es la de prevenir el riesgo.

Si somos capaces de aplicar técnicas preventivas mejor que correctivas estaremos disminuyendo la ocurrencia del riesgo radicalmente.

Dos son los caminos. Uno individual y que recae sobre el criterio y buen hacer del operario, y otro organizativo en el ámbito de la empresa.

Utilizar Equipos de Protección Individual

Dentro de la responsabilidad individual del operario en minimizar el riesgo estará el de usar para cada operativa y en todo momento los EPI (Equipos de Protección Individual) más adecuados o en reclamar los mismos a la organización.

Si un operario es consciente de que su seguridad y la de sus compañeros empieza por ser responsable de que debe de usar el EPI más adecuado a su actividad estaremos a las puertas de casi llegar al riesgo 0%.

¿Qué suele ocurrir en la práctica habitual de una empresa? Que todo se necesita rápidamente, todo es urgente, y todo es para ayer. Aquí el criterio del trabajador debe de ser siempre que su seguridad es lo más importante antes de hacer lo que se le pide.

Implantar programas que fomenten la cultura de la prevención

Otro camino importante porque crea cultura es la vía de la prevención estructural u organizacional. ¿A qué me refiero con esto? A que se deben de implantar programas en la empresa que fomenten la cultura de la prevención, y no me estoy refiriendo con ello a implantar un programa global y específico de prevención de riesgos laborales sino de aplicar técnicas organizativas que fomentan la prevención.

Un ejemplo de ello puede ser desarrollar un proyecto 5S dentro de almacén (ya hemos hablado de esto en otras entradas del blog).

Si uno lee los principios de cada S dentro de un proyecto 5S cada uno es un manifiesto de prevención de riesgos: eliminar lo que no sirve, un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar, no es más limpio el que más limpia sino el que menos ensucia, estandarizar las formas y lugares de trabajo, etc.,

En definitiva, pongamos más atención a lo más importante y lo más importante es prevenir los riesgos que pueden sufrir aquellos que trabajamos dentro de una organización.

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Juan Antonio Marco
Juan Antonio Marco es especialista en Dirección de la Producción y Tecnología, Experto en Gestión de Compras, Máster en Dirección Logística y Cadena de Suministro, MBA, además de Ingeniero Industrial en Electrónica y Automática. Actualmente dirige su propia empresa “Creando Valor para su Organización” de consultoría en administración y dirección de empresas (Logística y SCM, Producción, Operaciones y RR.HH). Desde hace más de 10 años ha sido y es formador y profesor de postgrado universitario en instituciones publico-privadas como: UNED, UCLM, UCJC, IMF Business School, entre otras. Le apasionan las relaciones humanas en las organizaciones apostando desde hace años por una formación compuesta por capacidades técnicas y humanas que le ha permitido formar y ofrecer asesoramiento en desarrollo de habilidades directivas y personales a varias instituciones, fundaciones y asociaciones empresariales.
Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Prevención de Riesgos Laborales en el sector de la logística

Hay que poner más atención en la prevención de riesgos laborales que pueden sufrir aquellos que trabajamos dentro de una organización.