Amazon
IniciologísticaFilosofía Lean: factores que limitan la productividad de una empresa

Filosofía Lean: factores que limitan la productividad de una empresa

factores segun lean que limitan la productividad de una empresa

Ya hemos comentando, de pasada, en post anteriores dedicados a la filosofía LEAN, la importancia de la palabra japonesa “muda”.

En esta entrada trataremos de describir brevemente cada una de las mudas en que puede incurrir una organización y que deben ser eliminadas o, al menos, minimizadas al máximo.

Para empezar con esta entrada tenemos que indicar que el mayor o menor índice de productividad de una organización es el indicador del éxito o fracaso de la misma.

La empresas de clase mundial suelen tener una productividad más alta (en algunos casos exagerada) que las que no lo son. Tres son los factores, según la filosofía LEAN, que limitan el aumento de la productividad de las organizaciones. Será el primer punto que abordaremos en este post.

Factores que limitan la productividad según LEAN

Existen tres factores que limitan la productividad de una empresa: Sobrecarga (Muri), Variabilidad (Mura) y Desperdicio (Muda).

Sobrecarga – Muri

Este factor aparece cuando la capacidad productiva de los recursos (humanos, de maquinaria, etc.,) que utiliza la organización para producir sus productos o servicios están trabajando por encima de sus niveles rendimiento nominales, con el riesgo de verse saturados o desbordados ante la demanda de sus clientes.

Variabilidad- Mura

Este factor aparece cuando los inputs (por ejemplo, la materia prima) que entran en los procesos de transformación de una organización están sujetos a fuertes variaciones, tanto físicas (volumen, fragilidad, peso, etc.,) como químicas (composición, textura, etc.,) entre unas partidas y otras.

Esto provoca que esta falta de uniformidad y correspondiente variabilidad se vaya transmitiendo a los procesos de transformación e incluso se vea repercutida en los productos o servicios finales.

Siempre y cuando esta variabilidad esté controlada dentro de unos límites permitidos por la organización, y sean estos asumidos por el cliente no se podrá entender este factor como limitante de la productividad, pero antes de intentar estandarizar deberá de controlarse la variabilidad de todos los procesos.

Desperdicio – Muda

Este factor aparece cuando una tarea o actividad dentro de un proceso no aporta un valor útil (definiendo útil como que sea percibido positivamente por parte del cliente) al producto o servicio final.

Tipos de Mudas o Desperdicios LEAN

La filosofía LEAN reconoce ocho tipos de desperdicios, el último de ellos, según nuestro punto de vista, el más importante de todos, y fue éste al que dedicamos una entrada particular anteriormente en este Blog de Logística. Vamos con ellos.

Desperdicio o Muda de Sobreproducción

Se considera el uno de los dos peores desperdicios. Se produce a consecuencia de fabricar productos o servicios en: cantidades mayores a las solicitadas, antes de solicitarse, y más rápido de lo que se necesita.

Solución para acabar con este desperdicio

Producir lo que se necesita, cuando se necesita y en donde se necesita.

Desperdicio o Muda de Tiempos de espera o tiempos muertos

Se considera el más común y oculto desperdicio en una organización. Se produce a consecuencia de que los recursos (humanos o no) están parados de manera inhábil o esperando para empezar a trabajar.

Estas demoras pueden estar producidas por: paradas de mantenimiento de máquinas, falta de suministro de información, falta de materias primas, inexactitud de órdenes de trabajo, etc.,

Solución para acabar con este desperdicio

El recurso más caro de una empresa es, y siempre será el empleado, por tanto, habrá que diseñar los procesos, y todas sus actividades directa o indirectamente relacionadas de tal forma que se reduzcan los tiempos de inactividad de los trabajadores.

Desperdicio o Muda de Inventario innecesario o Sobreinventario

Se considera un desperdicio habitual por ocultar un abultado inventario problemas de calidad, mala programación, deficientes pronósticos de demanda, etc.

Se produce a consecuencia de almacenar excesivo stock de: materia prima, productos en elaboración, y producto terminado.

Solución para acabar con este desperdicio

El inventario es el refugio del resto de desperdicios, hay que intentar reducir la cantidad de stock acumulada para descubrir lo que se está haciendo mal en una organización.

Aumentar la rotación de bienes en los almacenes, programar de manera ajustada la producción y mantener el stock mínimo para que los procesos puedan ejecutarse con efectividad es la clave para eliminar este desperdicio.

Desperdicio o Muda de Movimientos innecesarios

Se produce a consecuencia de cualquier movimiento de los empleados que no esté relacionado con alguna actividad que agregue valor al producto o servicio final: movimientos sin sentido alguno de los empleados por las instalaciones, búsqueda de materiales, herramientas o documentación mal ubicada y que el empleado necesita localizar, etc.

Solución para acabar con este desperdicio

Los procesos deben estar enfocados en el empleado o trabajador, y los materiales, herramientas, información , etc., que éste necesite, deben dirigirse al empleado y no al revés.

Desperdicio o Muda de Defectos o Productos de mala calidad

Se produce cuando un producto o servicio termina el proceso de elaboración de una manera defectuosa o que no cumple los requisitos de calidad (requeridos por la organización, por la normativa, o por el cliente final).

Esto deriva en una repetición e incluso corrección del proceso de elaboración del producto, y también una gestión de devolución de productos defectuosos si es que estos son devueltos por algún proceso posterior que se debe realizar sobre el producto defectuoso, o por el propio cliente que lo devuelve.

Solución para acabar con este desperdicio

Los defectos deben ser analizados hasta llegar a su causa origen para obtener la solución definitiva.

 Desperdicio o Muda de Transporte de Materiales, Equipos o Herramientas

Se produce cuando existe un desplazamiento innecesario de materiales, equipos o herramientas que no está relacionado ni directa o indirectamente con alguna actividad conectada con el producto o servicio final.

Un ejemplo de este desperdicio ocurre cuando se mueven materiales, maquinaria o herramientas por la planta productiva sin un motivo o destino claro.

También podemos observar este desperdicio en un almacén durante el proceso de almacenamiento de materia prima o producto elaborado, o cuando se tiene que hacer el picking de un producto en un almacén.

Solución para acabar con este desperdicio

El movimiento de material, equipos y herramientas no agrega valor al producto o servicio final, cuanto más se minimicen estos movimientos, menor desperdicio se producirá.

Desperdicio o Muda de Sobreprocesamiento o Procesos innecesarios y/o inadecuados

Se produce cuando un proceso tiene una o varias etapas con actividades innecesarias para elaborar el producto o servicio (inspecciones, falta de estandarización, etc.,) o cuando se añaden características (funcionales o de calidad) superiores a los requerimientos del cliente.

Este tipo de desperdicio suele corregirse simplificando, reduciendo, combinando o incluso eliminando estas actividades innecesarias, aunque en la mayoría de las ocasiones no es fácil hacer esto.

Solución para acabar con este desperdicio

Revisar periódicamente si el objetivo, los requerimientos y resultado para el que fue creado el proceso ha cambiado o ya no es necesario. Los procesos tienen que ser tratados como entes vivos que evolucionan con el tiempo en función de la demanda y requerimientos del cliente.

Desperdicio o Muda de Talento Humano

Se considera el desperdicio más importante porque se desprecia el talento y el conocimiento interno que los empleados tienen o pueden aportar de o a la organización y de su experiencia profesional en el mismo.

Se produce cuando una organización no fomenta el desarrollo del talento de su personal. Se suele ignorar toda aquella aportación de conocimiento y experiencia que pueda venir desde el ámbito más operativo de la estructura empresarial.

No abundaremos más en ello pues dedicamos una sola entrada a esta muda.

Solución para acabar con este desperdicio

Desarrollar fórmulas de participación de los trabajadores o empleados en la toma de decisiones empresariales. Esto fomentará la motivación entre los RRHH de la organización, su sentido de pertenencia a la misma, y ayudará a hacer entender a cada empleado la importancia de hacer bien su trabajo dentro de la estructura funcional de la empresa.

Además de fórmulas participativas será necesario diseñar e implementar programas de formación para capacitar a los trabajadores en tareas multidisciplinares de acuerdo a lo que dicta la filosofía LEAN.

Habiendo descrito estos desperdicios en los que se basa la filosofía LEAN para trabajar es momento de volver a pregutar…

¿Es LEAN otra moda pasajera?

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Juan Antonio Marco
Juan Antonio Marco es especialista en Dirección de la Producción y Tecnología, Experto en Gestión de Compras, Máster en Dirección Logística y Cadena de Suministro, MBA, además de Ingeniero Industrial en Electrónica y Automática. Actualmente dirige su propia empresa “Creando Valor para su Organización” de consultoría en administración y dirección de empresas (Logística y SCM, Producción, Operaciones y RR.HH). Desde hace más de 10 años ha sido y es formador y profesor de postgrado universitario en instituciones publico-privadas como: UNED, UCLM, UCJC, IMF Business School, entre otras. Le apasionan las relaciones humanas en las organizaciones apostando desde hace años por una formación compuesta por capacidades técnicas y humanas que le ha permitido formar y ofrecer asesoramiento en desarrollo de habilidades directivas y personales a varias instituciones, fundaciones y asociaciones empresariales.
Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Filosofía Lean: factores que limitan la productividad de una empresa

Tres son los factores, según la filosofía LEAN, que limitan el aumento de la productividad de las organizaciones.¿Es LEAN otra moda pasajera?