Inicio » Marketing Online » 2020: el año del coronavirus, del Ecommerce y la publicidad en RRSS

2020: el año del coronavirus, del Ecommerce y la publicidad en RRSS

Las medidas de aislamiento establecidas en diversos países auguran un cambio significativo en la planificación publicitaria a llevar a cabo por las agencias en los próximos meses. Es evidente que, en tiempo de coronavirus, el online destierra de manera prácticamente completa al offline, a salvo solo de la televisión.

Que los presupuestos de marketing de las empresas se van a resentir con la presente crisis sanitaria no es ninguna novedad, y tampoco lo es que las agencias tendrán que agudizar el ingenio para conseguir resultados con el escaso presupuesto que se destine a campañas.

Algunas de dichas agencias ya han establecido planes de rescate para los anunciantes. A este respecto, como señala Marta Galisteo, directora de la agencia de comunicación y relaciones públicas Masstige Comunicación: “Somos conscientes de que los presupuestos de marketing y comunicación son los primeros que se reducen a la hora de enfrentar una crisis económica, pero también de que es un error prescindir de ello, ya que estamos hablando de una de las herramientas más eficaces con las que puede contar una empresa para volver a generar ingresos, sobre todo ahora. Por esta razón hemos diseñado planes digitales de rescate muy sencillos categorizados en un sistema de pricing fijo, transparente y muy ajustado que adaptamos según las necesidades de cada cliente. No creemos que la bajada de presupuesto sea un obstáculo, una inversión moderada pero bien empleada puede suponer un gran cambio.”

El coronavirus y su impacto en ecommerce

Algo que pocos pueden negar es que la obligatoriedad de comprar a través de internet en momentos de confinamiento va a tener importantes consecuencias para cuando termine la pandemia. El Ecommerce va a experimentar un aumento sin precedentes en los próximos meses, tendencia que continuará hasta que se eliminen totalmente las restricciones a la circulación.

La vuelta a la normalidad va a ser muy progresiva, de manera que la apertura de negocios físicos no volverá a su actividad anterior de un día para otro. Por todo lo señalado, 2020 va a ser el año de la publicidad online, porque será el año del comercio online.

Esto que acabamos de señalar a nivel de canales tiene también su importancia a nivel de soporte. Aquellos negocios que cuenten con sites bien desarrollados, atractivos y con una UX optimizada, tendrán una ventaja añadida en un mercado 100% digital.

A este respecto, Carolina Ramos, de AJA, señala que “es más importante que nunca contar con una página web a la altura de tu empresa. El servicio de atención al cliente debe ser prioritario en estos momentos: dedica un esfuerzo especial a las vías de contacto y si no lo tienes aún, abre un perfil de empresa en WhatsApp Business. Es el momento de cuidar a los mejores clientes y trabajar para ofrecerles soporte”.

El aumento de las redes sociales durante el confinamiento

En cualquier caso, está sucediendo que el impresionante crecimiento de los medios digitales durante el confinamiento, no se corresponde con un aumento de la publicidad digital en lo mismos. A nivel mundial, China ha experimentado una bajada en inversión publicitaria a nivel global, pero esto es solo el principio. EEUU y otras economías importantes, van a ver reducida su inversión publicitaria por el efecto coronavirus.

Los únicos canales que permanecen indemnes a la crisis del coronavirus son las redes sociales. Según indica el equipo de “puromarketing”: “La mayoría de las marcas mantienen inversión en redes sociales, registrando comportamientos desiguales en función del sector económico al que pertenecen”. La subida en inversión viene liderada por educación con un impresionante crecimiento del 135%, belleza un 120% y los servicios financieros un 2%. En cambio, sectores como el gran consumo caen un 58%, el automóvil un 21% y el sector viajes un 24%.

La situación derivada del coronavirus no hace más que acentuar una caída de la inversión off line ya presagiada por varias firmas a finales de 2019. La publicidad que se puede personalizar, principalmente la online, tenía una perspectiva de crecimiento del 5,1% para 2020.

“En cambio, las audiencias masivas tradicionales están disminuyendo: primero los medios impresos, y ahora la televisión en los mercados clave. Gran parte de la audiencia perdida está reemplazando el consumo de televisión convencional por plataformas de contenidos audiovisuales sin anuncios como Netflix”.

Malas noticias para la publicidad offline debido al coronavirus

Por todo lo señalado, puede hablarse de un 2020 con muy malas noticias para la publicidad offline. En primer lugar, por el confinamiento, en segundo lugar, porque la vuelta a la normalidad será gradual y esto afectará a la publicidad off de manera decisiva. Por último, en tercer lugar, ya existía una demanda de medios personalizables y un abandono progresivo de los medios masivos.

Espero que estos datos y reflexiones te hayan parecido interesantes. Si es así y te interesa en mundo del marketing y la publicidad online, no dejes de solicitar información por el Máster en Dirección Comercial y Marketing de IMF Business School.

Enlace de interés:

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Ángel Moreno

Ángel Moreno

Director del Master en Marketing Digital de IMF Business School. PHD por la Universidad Complutense de Madrid, MBA-E por ICADE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


2020: el año del coronavirus, del Ecommerce y la publicidad en RRSS

Es evidente que, en tiempo de coronavirus, el online destierra de manera prácticamente completa al offline, a salvo solo de la televisión.