Inicio » Sin categoría » Perfil Project Manager: cómo tener futuro en la gestión de proyectos

Perfil Project Manager: cómo tener futuro en la gestión de proyectos

Son muchas las razones por las que pensar que el rol estratégico del perfil Project Manager pisa cada vez más fuerte hoy en día, bien sea en un proyecto concreto para la implantación de una nueva aplicación de móvil, una empresa que quiere gestionar un programa para operar una central energética o incluso en una consultoría de ingeniería cuyo negocio es el de realizar proyectos de obra civil.

Si dispusiera de 8 horas para talar un árbol, emplearía 6 horas en afilar el hacha.

Abraham Lincoln

Evolución de la dirección de proyectos

Hablando de la historia de un proyecto desde su origen, diferenciamos épocas claras en las que primaba una o varias características para desarrollar un proyecto.

Desde los primeros proyectos, la dirección de proyectos ha evolucionado en función de diferentes factores. En la antigüedad, se consideraba que la dirección de proyectos se inició con líderes de proyectos como Imhotep en Egipto, quien supervisó la construcción de la pirámide escalonada de Djoser.

Durante el Imperio Romano, la construcción y la dirección de proyectos eran una parte integral de la sociedad. Muchas obras monumentales y estructuras importantes fueron construidas en este período, incluyendo aqueductos, puentes, termas, teatros y ciudades enteras.

Algunos de los principales líderes de proyectos en el Imperio Romano incluyen a Vitruvio, un arquitecto y ingeniero romano cuyos escritos sobre la arquitectura y la construcción siguen siendo relevantes hoy en día, y a Apolodoro de Damasco, un arquitecto y ingeniero que diseñó y supervisó la construcción de varios monumentos importantes en Roma, incluyendo el Coliseo. Estos líderes de proyectos ayudaron a establecer los estándares de calidad y eficiencia en la construcción y dirección de proyectos que todavía son relevantes en la actualidad.

A lo largo de la Edad Media, la dirección de proyectos evolucionó con la aparición de grandes obras arquitectónicas como la Catedral de Chartres en Francia, o la Catedral de Canterbury, cuyo arquitecto fue Guillermo de Sens.

Durante el Renacimiento, el liderazgo de proyectos se enfocó en la creación de arquitectura a gran escala, que emulaban las grandes construcciones de romanos y griegos. Los líderes de proyectos tenían que lidiar con la complejidad y la escasez de recursos, y sin embargo lograron crear algunas de las obras más sorprendentes de la historia. Destacados líderes de proyectos en esta época incluyen a Leonardo da Vinci, y Filippo Brunelleschi, un arquitecto y constructor renacentista que es conocido por su trabajo en la construcción de la cúpula de la catedral de Santa María del Fiore en Florencia.

Durante el Imperio Español, la dirección de proyectos también incluía la construcción de monumentos y edificios emblemáticos en las tierras colonizadas. La arquitectura en este período estaba influenciada por una mezcla de estilos europeos y elementos locales.

Algunos de los principales líderes de proyectos arquitectónicos en el Imperio Español incluyen a Lorenzo de San Nicolás, quien diseñó y supervisó la construcción de la catedral de La Habana en Cuba, a Martín Casillas, responsable de la construcción de la Catedral de Guadalajara en México y a Fray Diego de San Pedro, quien diseñó y construyó el Convento de San Francisco en Lima, Perú. Estos arquitectos y líderes de proyectos hicieron importantes contribuciones a la arquitectura colonial y dejaron un legado duradero en las ciudades de América Latina.

LEE  La Innovación, el reto de los CIOs

Durante la Revolución Industrial, el liderazgo de proyectos experimentó un importante cambio con el aumento de la producción en masa y la necesidad de mejorar la eficiencia en la industria. Algunos de los líderes de proyectos más destacados de la Revolución Industrial incluyen a James Watt, un inventor escocés que mejoró la eficiencia de la máquina de vapor y ayudó a impulsar la Revolución Industrial. También destacó Isambard Kingdom Brunel, un ingeniero británico que diseñó y construyó algunos de los primeros puentes y barcos de hierro.

En la primera mitad del siglo XX, la dirección de proyectos experimentó un importante desarrollo. En este período, surgió la necesidad de un enfoque sistemático y disciplinado para la gestión de proyectos, debido a la creciente complejidad de los proyectos y a la importancia que se les atribuía en la economía global. Uno de los momentos clave en esta época fue la Primera Guerra Mundial, donde se utilizaron técnicas de dirección de proyectos para planificar y coordinar las operaciones militares a gran escala. Durante la Segunda Guerra Mundial surgieron destacados líderes de proyectos tecnológicos, como John W. Mauchly.

Además, en la década de 1950, la creciente demanda de proyectos en la industria aeroespacial y la construcción de infraestructuras, impulsó la necesidad de una dirección de proyectos más profesional y eficiente. Durante este período, surgieron figuras importantes como Henry Gantt, quien desarrolló una de las primeras técnicas gráficas para la planificación y control de proyectos, y Earnest Dale, quien escribió uno de los primeros libros sobre dirección de proyectos.

En la década de 1960 el éxito de un proyecto se definía solo en función a su calidad. Fue cuando se creó el Project Management Institute (PMI) fundado por Henry Gantt.

Luego, a partir de la década de 1980, se definía a un proyecto como exitoso, cuando, además de cumplir con la calidad, cumplía con los plazos y presupuesto según el plan del proyecto. En esta época se realizaron proyectos como la Estación Espacial Internacional (ISS), liderado por Glynn Lunney o el proyecto del túnel ferroviario que conectaba Reino Unido e Francia, “Chunnel”, comandado por el ingeniero francés Philippe Cozette.

Como si esto fuera poco, a partir de 1990 no alcanza con cumplir la calidad, plazos y presupuesto para el éxito del proyecto, sino que además de estos objetivos mínimos es necesario que el proyecto cumpla con la satisfacción del cliente.

¿Tendría sentido un proyecto con una calidad inmejorable, desarrollado y terminado en plazo acordado y utilizando los recursos establecidos? Aunque si como último paso, el cliente no considera la compra de este producto por no cumplir con preservar el medio ambiente ¿seguiría teniendo sentido?.

Especialización en dirección y gestión de proyectos

Debido a estas cuatro características de proyecto exitoso deberíamos agregar también otros factores para el éxito del proyecto como la sostenibilidad, el medio ambiente, o el valor que aporta el proyecto a la estrategia de la compañía.

Por lo tanto, no podríamos definir como exitoso un proyecto que cumplió con parámetros técnicos de calidad, cronograma, presupuesto y satisfacción del cliente. Y también que no fuimos capaces de preservar el medio ambiente o a los miembros del equipo durante la ejecución del proyecto.

LEE  Técnicas de negociación para la resolución de conflictos

Finalmente analizada la historia de la evolución de los proyectos, tenemos más claro que cada vez son más los factores por los que se hace necesaria la figura de un director de proyecto. Sobre todo para ara gestionar la #calidad, los #tiempos, los #costos cómo afecta el proyecto a la #empresa, su responsabilidad social corporativa (#RSC), sus #accionistas e interesados y los #requisitos de un cliente que contrata tus servicios.

Competencias necesarias para la figura de un Project Manager

  • Creciente complejidad de los sistemas organizativos, productivos y tecnológicos.
  • Multiculturalidad.
  • Múltiples subcontratistas colaborando.
  • Vidas operativas extendidas.
  • Creciente competencia industrial.
  • Legislación cambiante y cada vez más exigente.
  • Tecnologías en cambio constante y acelerado.
  • Costes crecientes.
  • Continuos cambios en los requisitos.

Una figura de Perfil Project Manager competitiva se dota de más competencias y por lo tanto presume de una mayor competitividad en el mercado de los proyectos. Ya no solo tenemos que controlar los aspectos técnicos de la materia en cuestión. Además, se exige que se tengan conocimientos, habilidades amplias y estratégicas sobre el propio negocio de la empresa, y de la gestión de la empresa en esencia.

Como conclusión haciendo referencia a Carlos J. Pampliega sobre Qué debe saber un Director de Proyectos sobre Estrategia de Negocio , debemos dotarnos de habilidades adicionales de liderazgo e inteligencia de negocios. Lo que el PMI (Project Management Institute) describe como el Triángulo del Talento.

“El objetivo de esta dotación de habilidades es alcanzar el equilibrio de estos tres conjuntos de habilidades”. -PMBOK Sexta Edición-.

Mi experiencia personal: Cómo transformar mi carrera aportando valor como Project Manager

Como arquitecto técnico, comencé en el mundo de la arquitectura y construcción paralelamente a mis estudios. Desarrollando proyectos de edificación, una vez adquirida cierta experiencia en ese sector decidí ampliar mis conocimientos y #skill. Por lo que empecé a desarrollar proyectos de obra civil.

Tras 5 años full time desarrollando este tipo de proyectos en sendos sectores mediante la metodología BIM, trabajando en entornos del Perfil Project Management y bajo la supervisión de directores de proyecto, podemos tener una foto de lo que se prevé, será la futura figura del Project manager, cumpliendo uno de los múltiples requisitos para la gestión de uno o varios proyectos.

Para los que no me conocéis, os invito a contactar conmigo a través de mi perfil profesional Luis Matamala en LinkedIn.

¿Qué cualidades debemos reunir para iniciar nuestra carrera como Project Manager?

Tanto las investigaciones, como las diferentes organizaciones promotoras de la gestión de proyectos, como los mejores directores de proyectos, llegan a las mismas conclusiones para ser un líder:

  • Ser un visionario.
  • Ser optimista y positivo.
  • Ser colaborativo.
  • Manejar relaciones y conflictos.
  • Comunicación.
  • Ser respetuoso, cortés, amigable, bondadoso, etc.
  • Mostrar integridad.
  • Dar crédito a otros cuando lo merecen.
  • Ser un aprendiz durante toda la vida.
  • Centrarse en las cosas importantes.
  • Visión holística y sistemática del proyecto.
  • Aplicación del pensamiento crítico.
  • Agente del cambio.
  • Formar equipos eficaces.

Como hemos comentado anteriormente y volviendo al tema de las habilidades que debe reunir un Project manager de éxito, podemos clasificar las actividades en tres tipos:

  • Habilidades técnicas de dirección, habilidades de gestión estratégica y de negocios y habilidades de liderazgo.
LEE  ¿Qué son los Stakeholders y cómo se gestionan en los proyectos?

En otro orden de cosas, cada vez es más demandado que el Project manager esté actualizado en cuanto a las nuevas tendencias y actuales de la industria que le compete.

“El director de proyecto toma esta información y analiza cómo puede influir o aplicarse en los proyectos actuales”. -PMBOK Sexta Edición-.

Aportando un toque personal al Perfil Project Manager

Primero una parte importante de este rol que nos compete y que va a ser decisiva para los futuros directores de proyectos es el trato con las personas.

Este profesional debe estudiar los comportamientos y las motivaciones de las personas, debe esforzarse por ser un buen líder. Aplica habilidades y cualidades de liderazgo al trabajar con todos los interesados del proyecto, incluidos el equipo del proyecto, el equipo de dirección y los protagonistas del proyecto.

Gestión de proyectos

También me gustaría hacer un apunte al respecto de la experiencia que debe caracterizar a un Project Manager de éxito y existe una gran diferencia clave a destacar.

El perfil de un profesional en el sector, el cual sin tener una experiencia previa en dirección o gestión de proyectos, tiene interés en conocer este mundo y poder ejercer en él en algún momento de su vida. De modo que el perfil que ya lleva es uno con una experiencia acumulada a sus espaldas.

Como resultado es por esto que el primer caso necesita de un esfuerzo, disciplina y entereza para poder abordar las dificultades que esta figura presenta a la hora de implantar estrategias de negocio en una organización y poder permanecer dentro de la esfera de influencia del director de proyecto.

Para describir este hecho os dejo un enlace bastante interesante y motivador a modo de referencia:

Como conclusión, podríamos destacar que la figura del Project manager tiene cada vez más posición en el mundo de los proyecto. Son profesionales en una elevada demanda por las organizaciones cuyo negocio puede estar relacionado con este sector y con otros muchos de diversa índole.

Además a su vez y por esta razón, necesitan de una dotación extra de habilidades de liderazgo, conocimiento del negocio de la organización en concreto y cualidades para poder estar en constante actualización de conocimientos y tendencias de la industria.

Información extra y datos de interés

Los siguientes enlaces pueden resultar de interés o a modo de referencias para los futuros líderes de los proyectos:

https://salineropampliega.com/2017/10/resumen-jornada-gestion-proyectos-ingenieria-construccion.html

Enlaces de interés:

Luis Matamala Belinchón , alumno del master en la Especialidad Dirección y gestión de Proyectos (Proyect Manager) de IMF Business School.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Perfil Project Manager: cómo tener futuro en la gestión de proyectos

Pero ¿realmente sabes en qué consiste este perfil profesional de Project Manager?. Descubre cómo tener futuro en la gestión de proyectos. ✔