Amazon
InicioActualidad laboralAmbiente climático: metodología de actuación

Ambiente climático: metodología de actuación

Un día más seguimos hablando de las condiciones ambientales de los lugares de trabajo.

Para minimizar el riesgo de disconfort térmico por calor, se puede actuar desde dos aspectos:

Sobre el foco de calor

Utilizando aislamientos que minimicen la transmisión térmica, a través de:

a. Selección de los equipos, de tal forma que, si están en el interior de las instalaciones, emitan bajas cantidades de calor o bien que la parte más radiante quede fuera del ambiente de trabajo.

b. Modificación del sistema productivo diseñando variantes que originen menos emisiones de calor.

c. Encapsulamiento del proceso.

d. Aislamiento de las fuentes de calor radiante mediante el apantallamiento.

e. Automatización de operaciones.

Sobre el ambiente

Si el calor está en el ambiente, por la existencia de una fuente de calor, el siguiente paso es o bien eliminar dicho calor para que no pueda afectar al individuo o variar las condiciones propias de dicho ambiente para que sea lo menos perjudicial para el sujeto expuesto. Respecto a esto último, el primer paso es concretar si se trata de calor seco o de calor húmedo, ya que como se ha comentado a lo largo del capítulo, cuanto mayor es la humedad relativa presente en el ambiente, menor será la capacidad de refrigeración del individuo. Medidas:

a. Control de las emisiones mediante campanas de aspiración que capturan el calor y lo conducen al exterior.

b. Ventilación por dilución o ventilación general, utilizando el aire exterior (generalmente mas frío que el del interior) o bien mediante aire previamente tratado o acondicionado, por ejemplo al que se la he eliminado parte de la humedad, a lo que debe ir unido la instalación de extractores generales o de ventiladores.

c. Control de la velocidad del aire.

d. Aislamiento térmico en paredes, techos, estructuras, etc.

Sobre el individuo

Las diversas formas de controlar el riesgo térmico en el sujeto que está expuesto, pueden ser tanto de carácter organizativo como técnico.

Como medidas de carácter técnico, las más importantes son las siguientes:

a. Automatización de operaciones o aplicación de útiles que reduzcan el esfuerzo físico.

b. Instalación de cabinas climatizadas, sobre todo en trabajos sedentarios.

c. Proporcionar ropa de trabajo adecuada, ligera y no voluminosa que no dificulte sus movimientos.

d. Utilización de Epi´s adecuados que aíslen o reflejen el calor al tiempo que facilitan la evaporación del sudor.

e. Implantar zonas de descanso donde reponerse.

Medidas de carácter organizativo

Destacan las siguientes:

a. Control de la carga metabólica, disminuyendo la carga de trabajo o distribuyéndola a lo largo de la jornada de trabajo.

b. Distribución de tareas en función de la climatización de los trabajadores. Los trabajadores recién incorporados deben realizar tareas ligeras hasta completar su periodo de aclimatación (normalmente 1 semana).

c. Rotación de tareas.

d. Programación de trabajos más duros en las horas menos calurosas del día.

e. Introduciendo descansos para limitar la exposición.

f. Información sobre el reconocimiento de los síntomas de sobrecarga térmica y las necesidades de reponer los líquidos y las sales eliminadas.

g. Formación en primeros auxilios.

h. Control médico de los trabajadores expuestos a estrés térmico.

i. Selección de personal evitando contratar obesos, operarios jóvenes, alcohólicos… con frecuencia cardiaca alta, temperatura interna elevada, etc.

El control del frío también se efectúa mediante la adopción de medidas técnicas, organizativas y de protección personal.

Sobre el foco

  • Colocación de pantallas anti-viento en el exterior de los centros de trabajo para eliminar las corrientes de aire.

Sobre el ambiente

  • Mediciones periódicas de la temperatura y de la velocidad del aire.
  • Aclimatación del ambiente mediante la instalación de equipos de climatización.

Sobre el individuo

a. Rotación del personal en ambientes climáticos más benignos.

b. Limitación de la exposición introduciendo un programa de descansos periódicos.

c. Proporcionar vestimenta adecuada.

d. Protección de manos, pies y otros órganos sensibles al frío, como por ejemplo la nariz.

e. Sustitución de ropa húmeda por otra seca.

f. Selección del personal.

g. Reconocimientos médicos periódicos.

h. Informar al personal sobre la congelación y los indicadores de una hipotermia.

i. Implantación de un programa de aclimatación.

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
e716cbb0c55a5b97c31deef8850a35e3?s=80&d=mm&r=g Ambiente climático: metodología de actuación
Licenciada en farmacia, Técnico superior en prevención de riesgos laborales (3 especialidades), Tutora de cursos ohsas y auditoria de sistema de gestión de la prevención, Experta en obras y Tutora curso de coordinador de seguridad y salud Formadora en PRL en IMF Business School.
Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Ambiente climático: metodología de actuación - Blog de PRL IMF

Un día más seguimos hablando de las condiciones ambientales de los lugares de trabajo. Para minimizar el riesgo de disconfort térmico por calor, se puede actuar desde dos aspectos: Sobre el foco de calor Utilizando aislamientos que minimicen la transmisión térmica, a través de: a.