Amazon
InicioActualidad laboralDiseño de un puesto de trabajo

Diseño de un puesto de trabajo

Fotolia_27069967_Subscription_L-300x200 Diseño de un puesto de trabajo  Este es un tema de gran interés en el máster oficial en PRL. El puesto de trabajo es el lugar que un trabajador ocupa cuando desempeña una tarea. El puesto de trabajo debe estar diseñado para evitar enfermedades relacionadas con condiciones laborales deficientes, así como para asegurar que el trabajo sea productivo. Hay que diseñar el puesto teniendo en cuenta al trabajador y a la tarea que va a realizar, a fin de que ésta se realice cómodamente y de forma eficiente. 

El diseño de los puestos debe comprender todos los elementos que integran el sistema de trabajo, incluyendo los aspectos relativos al medio ambiente físico y a la organización el trabajo. Nos centraremos principalmente en el diseño de la configuración física del puesto de trabajo y de la interfaz de comunicación entre el operador y la máquina.

Si el puesto de trabajo está diseñado adecuadamente, el trabajador podrá mantener una postura corporal correcta y cómoda, evitando así posibles lesiones en la espalda, problemas de circulación en las piernas, etc. Las principales causas de estos problemas pueden ser: asientos mal diseñados, permanecer de pie durante mucho tiempo, extender demasiado los brazos para alcanzar los objetos o una iluminación insuficiente que obliga al trabajador a acercarse demasiado a las piezas.

El procedimiento general del diseño

El diseño de un nuevo puesto de trabajo, o el rediseño de uno ya existente, conlleva un procedimiento que contiene varias etapas. La intervención de los ergónomos no debería darse después de que se hayan tomado las decisiones importantes (al final del proceso), para tratar de resolver los problemas de diseño. La ergonomía debe estar presente desde el comienzo del proceso de diseño e intervenir en todas sus etapas. Se recomienda una estrecha colaboración entre diseñador, ingeniero y ergónomo. Es importante que en todas las decisiones tomadas durante el proceso de diseño, se tenga en cuenta la complejidad entre la ingeniería y los factores humanos.

Las principales etapas que componen el proceso de diseño son las siguientes:

1. Análisis del sistema: Esta etapa conlleva la identificación de las principales operaciones que han de ser realizadas para obtener los resultados requeridos y la especificación del sistema de trabajo necesario para ello.

2. Asignación de tareas: En esta etapa se decide el reparto más adecuado de las diferentes tareas entre el sistema técnico y el operador de acuerdo con diferentes criterios: eficiencia, seguridad, calidad, etc.

3. Concreción del sistema: Por una parte, se trata de diseñar la configuración física más adecuada y seleccionar los dispositivos técnicos necesarios; por otra parte, definir los procedimientos de trabajo para el operador humano.

4. Validación: En esta fase se realiza, por un lado, una evaluación del diseño mediante prototipos y simulaciones; por otro, se introducen las mejoras requeridas.

5. Implementación: Antes de implantar el nuevo sistema de trabajo, los trabajadores deben ser informados de los objetivos que se pretenden y de los cambios que se van a llevar a cabo. En caso necesario, estos trabajadores también deberán ser objeto de formación y entrenamiento.

El procedimiento general de diseño tiene un carácter iterativo; el análisis y la síntesis del sistema de trabajo, requiere, habitualmente, revisar varias veces las sucesivas etapas para lograr una solución satisfactoria o para obtener varias soluciones, de entre las cuales se pueda elegir finalmente la mejor.

Con frecuencia, las decisiones que hay que tomar en el proceso de diseño suponen la adopción de soluciones de compromiso.

Cuando no sea posible adoptar una solución técnica óptima desde el punto de vista ergonómico, será necesario sopesar cuidadosamente las consecuencias, sobre todo si se rebasan los límites establecidos por la ergonomía para las capacidades humanas.

En el proceso de diseño o de rediseño, las aportaciones y puntos de vista de los trabajadores/usuarios, constituyen una información muy valiosa que debe ser recogida y tratada adecuadamente por los diseñadores.

El empleo de maquetas o de simuladores, destinados a probar el comportamiento del diseño, puede facilitar la recogida de dicha información. También pueden ser de gran utilidad para subsanar los problemas técnicos no detectados en las etapas anteriores, así como para optimizar las interacciones entre el operador y la máquina (la percepción correcta de las señales, el accionamiento eficaz de los controles, la eliminación de obstáculos que dificulten los movimientos, etc.)

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
e716cbb0c55a5b97c31deef8850a35e3?s=80&d=mm&r=g Diseño de un puesto de trabajo
Licenciada en farmacia, Técnico superior en prevención de riesgos laborales (3 especialidades), Tutora de cursos ohsas y auditoria de sistema de gestión de la prevención, Experta en obras y Tutora curso de coordinador de seguridad y salud Formadora en PRL en IMF Business School.
Comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Diseño de un puesto de trabajo

Para poder evitar estas consecuencias negativas para el personal de tu empresa, es necesario realizar el diseño de un puesto de trabajo por cada tipo de empleado