Inicio » Actualidad laboral » Ergoacústica: aspectos objetivos y subjetivos

Ergoacústica: aspectos objetivos y subjetivos

Dentro del Temario de Ergonomía correspondiente al master prevención hay muchas unidades, una de las principales, sin restar importancia a las otras, es la referida al ruido.

El ruido es un contaminante muy presente en el mundo laboral. El efecto principal y más estudiado de la exposición, a niveles elevados de este contaminante, es la hipoacusia o sordera profesional. Pero no es el único. El ruido puede actuar sobre diversos órganos produciendo efectos  extra-auditivos que varían; desde alteraciones psicofisiológicas hasta molestias, dificultad de comunicación o disminución del rendimiento en el trabajo.Estos efectos dependen de tres factores: el ruido en sí mismo y, básicamente, su intensidad y su frecuencia, el tipo de tarea, y las características personales del individuo.

No todos los efectos extra-auditivos del ruido pueden valorarse de manera sencilla. En ergonomía, se valoran principalmente las “molestias” y la interferencia en la comunicación, integrando mediciones subjetivas y objetivas que sientan las bases psicoacústicas del ruido.

Nociones de acústica

El ruido se define en función de la apreciación subjetiva (agradable, desagradable, molesto…) que se hace de un sonido, que es el fenómeno físicamente cuantificable.

  El sonido: 

Hay muchas definiciones válidas de sonido, pero en todas ellas encontramos unos elementos comunes e imprescindibles. Veamos algunas de estas definiciones:

  • El sonido es una vibración mecánica transmitida por ondas en un medio elástico, generalmente el aire, capaz de ser percibida por el órgano auditivo humano.
  • Fenómeno vibratorio que, a partir de una perturbación inicial del medio elástico donde se produce, se propaga en ese medio bajo la forma de una variación periódica de presión sobre la presión atmosférica y que puede ser percibido por el oído.
  • Vibración que el oído humano puede detectar.
  • Cualquier variación de presión, sobre la presión atmosférica, que el oído humano pueda detectar.

Las características compartidas por estas definiciones, imprescindibles para que exista sonido, son: vibración, transmisión y percepción. Si esta percepción tiene connotaciones negativas, el sonido se convierte en ruido.

 El ruido

Hay también bastantes definiciones válidas de ruido. Por ejemplo:

  • Conjunto de sonidos no agradables.
  • Combinación de sonidos no coordinados que originan una sensación desagradable.
  • Grupo de sonidos que interfiere una actividad humana.

Un mismo sonido puede ser considerado como agradable o desagradable por diferentes personas o incluso por una misma persona en diferentes momentos o situaciones, en función de diversos factores que estudiaremos a lo largo de la presente unidad.

 

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Avatar
Licenciada en farmacia, Técnico superior en prevención de riesgos laborales (3 especialidades), Tutora de cursos ohsas y auditoria de sistema de gestión de la prevención, Experta en obras y Tutora curso de coordinador de seguridad y salud Formadora en PRL en IMF Business School.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Ergoacústica: aspectos objetivos y subjetivos