Amazon
InicioActualidad laboralRiesgo biológico
untitled2 Riesgo biológico

Riesgo biológico

Fotolia_72621060_S Riesgo biológico  Cuando hablamos de riesgo biológico nos referimos a la exposición a agentes vivos o sus derivados capaces de originar cualquier tipo de infección, alergia o toxicidad en el hombre.

A diferencia de los contaminantes químicos o físicos, los contaminantes biológicos son agentes vivos que al penetrar en el organismo humano ocasionan enfermedades de tipo infeccioso o parasitario, que denominamos enfermedades transmisibles.

Por enfermedad transmisible entendemos cualquier enfermedad causada por transmisión de un agente infeccioso específico o sus productos tóxicos, desde una persona o animal infectado (o de un reservorio) a un huésped susceptible, directa o indirectamente por medio de un huésped intermediario, de naturaleza vegetal o animal, de un vector o del medio ambiente inanimado. Como ejemplo de enfermedades transmisibles por agentes biológicos mencionamos la fiebre de malta, tétanos, hepatitis B o la fiebre tifoidea.

En un sentido más amplio se pueden considerar los agentes biológicos como todos los seres vivos y todas aquellas sustancias derivadas de los mismos, presentes en el entorno laboral, y que pueden ser susceptibles de provocar efectos negativos en la salud de los trabajadores.

Estos efectos negativos se pueden concretar en procesos infecciosos, tóxicos o alérgicos.

El Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, define a los agentes biológicos como los “microorganismos, con inclusión de los genéticamente modificados, cultivos celulares y endoparásitos humanos, así como sus derivados, susceptibles de originar cualquier tipo de infección, alergia o toxicidad”.

Entre los riesgos biológicos producidos por los agentes vivos podemos incluir:

– Picaduras y mordeduras de animales tanto domésticos como salvajes.

– Infecciones agudas y crónicas producidas por microorganismos: virus y bacterias, así como formas intermedias.

– Enfermedades producidas por hongos.

– Parasitosis producidas por animales microscópicos (protozoos), o grandes (helmintos, artrópodos).

– Reacciones tóxicas por inhalación o contacto de productos de origen vegetal o animal.

– Reacciones alérgicas causadas por sustancias de naturaleza vegetal o animal, especialmente liberadas al medio en forma de polvo (cabellos, polen, esporas de hongos, partes de insectos, deyecciones, etc.).

Propagación en el medio laboral

photo-montage-556806_640 Riesgo biológico

Los procesos producidos por virus, hongos y parásitos son transmisibles, en el sentido de que estos agentes que los causan van pasando de un huésped a otro por medio de sus propios ciclos reproductivos. En el caso que nos concierne, los huéspedes son los seres humanos y otros animales que puedan ser intermediarios en la posible transmisión al hombre.

En el medio laboral los procesos infecciosos y parasitarios pueden transmitirse especialmente de estas maneras:

– En muchas ocasiones son enfermedades que ya porta previamente un animal superior (zoonosis), que es el huésped inicial; el nuevo huésped al que se propaga el agente causal es un trabajador que está en contacto o en proximidad con ese animal o sus productos derivados (carne, por ejemplo).

– En otras ocasiones, las zoonosis se transmiten por medio de artrópodos que actúan como vectores o huéspedes intermediarios entre el animal y el trabajador, tomando el agente de aquél e inoculándolo a éste.

untitled2 Riesgo biológico  – Otras veces se trata de una transmisión a partir de otros seres humanos que son los huéspedes iniciales de este agente causal, y entonces fundamentalmente la propagación se produce por medio del aire o de utensilios o dispositivos de uso personal o compartido. Los contagiantes pueden ser, en estos casos, compañeros de trabajo.

– Pueden también propagarse agentes vivos microscópicos al trabajar sobre enfermos, entre los trabajadores del sector sanitario; en tal caso, la sangre o las secreciones de aquéllos pueden llegar a adquirir un papel importante.

– Otra fuente de riesgo la constituye la manipulación de productos contaminados, llegando los seres vivos al organismo del manipulador por contacto, heridas, o por simple desprendimiento al medio ambiente.

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
e716cbb0c55a5b97c31deef8850a35e3?s=80&d=mm&r=g Riesgo biológico
Licenciada en farmacia, Técnico superior en prevención de riesgos laborales (3 especialidades), Tutora de cursos ohsas y auditoria de sistema de gestión de la prevención, Experta en obras y Tutora curso de coordinador de seguridad y salud Formadora en PRL en IMF Business School.
Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Riesgo biológico

Otra fuente de riesgo la constituye la manipulación de productos contaminados, llegando los seres vivos al organismo del manipulador por contacto, heridas, o por simple desprendimiento al medio ambiente.