Inicio » Análisis técnicos de Evaluación de Riesgos complejas » Objetivos e implementación de un plan de Autoprevención de riesgos laborales

Objetivos e implementación de un plan de Autoprevención de riesgos laborales

Contar con un Plan de Autoprevención de riesgos laborales se ha convertido en un factor fundamental para la seguridad de las empresas y todo tipo de organizaciones. 

Es cada vez más necesario desarrollarlo de forma específica para cada sede laboral y, en ello, las personas cualificadas con una formación adecuada, como el Máster online en Prevención de Riesgos Laborales UCJC, desempeñan una labor importantísima. En consecuencia, su perfil es cada vez más demandado por las empresas.

Plan de Autoprotección

A la hora de definir el Plan de Autoprevención de riesgos laborales podemos partir del Real Decreto 393/2007, de 23 de marzo, que lo describe como «un documento que establece el marco orgánico y funcional previsto para un centro, establecimiento, espacio, instalación o dependencia, con el fin de prevenir y controlar los riesgos sobre las personas y los bienes y dar respuesta adecuada a las posibles situaciones de emergencia, en la zona bajo responsabilidad del titular de la actividad, garantizando la integración de estas actuaciones con el sistema público de protección civil».

Es decir, se trata de un documento estratégico y operativo en el que se define cómo organizar y establecer las medidas de seguridad necesarias para prevenir y salvaguardar la salud y la integridad física de las personas que acuden a un sitio concreto, al tiempo que se reducen los riesgos potenciales.

Características 

En todo caso, este plan debe ser diseñado por profesionales dotados con una formación específica y que tienen amplios conocimientos en prevención de riesgos en el trabajo.

Los centros de trabajo asumen la obligación de elaborarlo y deben tenerlo en cuenta al desarrollar su actividad. Es un documento extenso en el que vas a encontrar dos partes bien diferenciadas:

  1. Plan de Emergencias y Evacuación. En esta parte se anticipan y concretan las acciones que se llevarán a cabo para controlar, inicialmente, las posibles emergencias que se produzcan.
  2. Manual de Autoprotección. Concreta por escrito los procedimientos, criterios y pautas de actuación aplicables a ese lugar en concreto para el que se ha creado el plan.

Para elaborar este documento básico de cara a la seguridad, necesitas tener en cuenta desde el primer momento qué finalidad tiene. Ten presente que su propósito se concreta en estos objetivos operativos:

  • Conocer perfectamente el lugar y sus instalaciones, anticipando cuáles son los potenciales peligros de sus sectores, así como los medios de protección existentes, las carencias o debilidades frente a las normas aplicables y las necesidades que exigen una atención prioritaria en cada situación.
  • Asegurar que todos los medios de protección existentes son fiables, así como las instalaciones en su conjunto.
  • Evitar, frenar y detectar a tiempo las causas que pueden derivar en emergencias.
  • Contar con los equipos y los individuos adecuados, organizados, preparados y entrenados para poder actuar con agilidad y acierto cuando sea preciso llevar a cabo acciones específicas para controlar emergencias.
  • Diseñar y aplicar un plan de comunicación e información dirigido a los presentes en el edificio, para que sepan en todo momento cómo deben actuar en caso de emergencia y para prevenirlos.

En todo caso, este plan es un documento vivo, que debe ir actualizándose de manera periódica, a la par que evolucionan las características del establecimiento en cuestión y los riesgos que podrían afectarlo.

Requerimientos

Los requerimientos necesarios para diseñar e implementar un plan de autoprotección de estas características derivan directamente de los objetivos que se plantea.

Por eso, existen una serie de factores vinculados a estas finalidades que debemos tomar en consideración como requisitos inexorables de su elaboración:

  • Se reconocen y quedan perfectamente documentados los rasgos diferenciales de las instalaciones, los medios y equipos de protección disponibles y los potenciales riesgos derivados de sus características o las de su sector de actividad.
  • Se chequean y aseguran los medios de protección y las instalaciones, con el fin de garantizar su fiabilidad y óptimo funcionamiento en caso necesario.
  • Se evitan, se identifican y se frenan las posibles causas de emergencia con la mayor anticipación posible.
  • Se asegura la presencia de personas cualificadas, entrenadas y capaces de actuar con rapidez y eficacia en el momento en que resulta necesario intervenir en el control de una o varias emergencias.
  • Se comunica a los presentes cuál es el patrón de actuación requerido en caso de emergencia, al tiempo que se les transmite cuáles son, y dónde están, las diferentes medidas de prevención disponibles.

Implementación del plan

El Plan de Autoprevención de riesgos laborales no es un documento teórico y ajeno a la realidad. Su razón de ser es, precisamente, que puedas llevarlo a la práctica, incorporarlo al día a día e imbricarlo en la actividad periódica del ámbito de su aplicación.

Con este fin, es imprescindible establecer un adecuado plan de acción para implementarlo de un modo eficaz. No olvides que debes seguir en él, al menos, estos pasos:

  1. Formar y sensibilizar. Las personas son los únicos agentes capaces de encarnar en la práctica los conceptos, pautas y medidas de seguridad recogidos en el documento. Todos los trabajadores deben estar al tanto y sensibilizados con estos contenidos, pero sobre todo aquellos integrados en el equipo de emergencias.
  2. Realizar simulacros. Por lo menos, una vez al año deberías contrastar en la práctica ese marco teórico. Es el único camino para identificar carencias, errores o potenciales mejoras antes de que sea realmente necesario utilizarlo. Tras el simulacro, analiza el resultado y valora los cambios a mejor que conviene implementar.
  3. Mantener y revisar. Permanentemente, el documento debe ser actualizado, como máximo cada tres años. La coordinación con protección civil es otra cuestión imprescindible.

En términos de seguridad

A modo de conclusión, debes tener muy claro que el Plan de Autoprotección de riesgos en el trabajo es mucho más que un documento teórico procedente de la burocracia organizacional. Es un elemento esencial para la seguridad de las instalaciones y la de sus moradores en todo momento.

Dado que debe ser elaborado por expertos cualificados, apúntate al Plan de Autoprevención de riesgos laborales y consigue la preparación que necesitas en este campo vital para tu empresa o actividad.

imagen

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en Prevención de Riesgos Laborales. IMF Business School pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA y la alta valoración de sus más de 110.000 alumnos. Está reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Premio Prever por su labor en favor de la divulgación e implantación de la prevención de los riesgos laborales. Carlos Martínez, presidente de la entidad, fue galardonado con medalla de oro del distintivo rojo al mérito profesional de las Relaciones Industriales y Ciencias del Trabajo. La escuela de negocios cuenta con los sellos de calidad EFQM 4star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Objetivos y gestión del plan de Autoprevención de riesgos laborales

Contar con un Plan de Autoprevención de riesgos laborales es en un factor fundamental para la seguridad de las empresas y organizaciones.