Inicio » Especial PRL » ¿Cómo aplicar un plan de emergencia en una oficina?

¿Cómo aplicar un plan de emergencia en una oficina?

Un plan de emergencia en oficinas recoge el proceso que hay que seguir en caso de que se genere una situación de riesgo en el espacio de trabajo. Gracias a ello se reduce el riesgo a la exposición de daños por parte del personal y los diferentes enseres que se encuentran en la oficina. Para confeccionar y llevar a cabo estos protocolos son necesarios profesionales que cuenten con la formación adecuada, como un máster en PRL.

Este tipo de planes recogen en papel las diferentes medidas de prevención y protección con las que cuenta el espacio de trabajo. Además, reflejan de manera clara los diferentes pasos que han de seguirse ante una situación de emergencia. Los responsables de prevención y riesgos laborales son los encargados de crearlos y ejecutarlos. Este profesional es cada vez más demandado por las empresas, ya que todas ellas deben contar con un plan de emergencia PRL.

La importancia de contar con planes de emergencia en oficinas

Los planes de emergencia en oficinas son un requisito indispensable por parte de la Administración. El objetivo es reducir al mínimo imprescindible los daños personales y materiales ante una situación de riesgo. Para ello es fundamental que todos los trabajadores conozcan los pasos ante cualquier eventualidad, como puede ser un incendio.

Este tipo de planes cuenta con unas características que se adaptan a una situación cambiante y sobre la que gira la seguridad de todos los trabajadores.

  • Sencillo: El contenido debe redactarse de manera sencilla para que sea comprensible y se pueda recordar con facilidad.
  • Flexible: Se trata de un documento abierto con capacidad de adaptarse a los cambios que puedan producirse en la empresa, desde un aumento del personal a un cambio en el sistema de calefacción.
  • Conocimiento y práctica: Para su correcta ejecución en caso de necesidad, los trabajadores deben conocerlo y tener acceso al mismo. Además, es necesario realizar simulacros de los diferentes riesgos identificados para que todos conozcan los pasos que han de respetarse.
  • Revisión y actualización: El responsable de su elaboración y supervisión debe mantenerlo vivo. Es decir, debe preocuparse de actualizarlo ante cualquier cambio, darlo a conocer a los nuevos empleados y realizar los simulacros necesarios.

Dentro de la documentación en la que se recoge este tipo de información debe figurar el nombre del responsable de su elaboración, así como de los diferentes encargados de la coordinación de las emergencias.

La aplicación de un plan de emergencia

Para aplicar un plan de emergencia en una oficina es indispensable seguir una serie de pasos básicos. Gracias a ellos se logrará un espacio de trabajo más seguro para las personas que llevan a cabo sus labores en él.

Evaluación de riesgos

El primer paso es la evaluación de los diferentes riesgos que pueden darse en la oficina. Para ello es necesario un informe detallado en el que se incluyan elementos como el tipo de edificación, el acceso a esta o la distancia y el tiempo de respuesta de los equipos de emergencia.

Entre los datos recopilados se incluye la ocupación del espacio en los diferentes horarios para conocer el grado de riesgo en cada momento. Es imprescindible contar con toda la información para desarrollar una estrategia efectiva ante cualquier situación.

Medios de protección

En este punto se recogen las diferentes medidas con las que cuenta el espacio para hacer frente a los riesgos. Equipos contraincendios, mecanismos de alarma, señalizaciones y otros elementos. Además, se especifican los tiempos de revisión y los responsables de aquellas.

También se detallarán las inspecciones que deben realizarse con base en la normativa legal vigente, campo de estudio del responsable de PRL. Dentro de esta documentación se recogerán los diferentes cargos ante una situación de emergencia, como el coordinador, los jefes de equipo o los encargados de los primeros auxilios. Todos ellos deben contar con la formación adecuada y someterse a los cursos de reciclaje necesarios para llevar a cabo su tarea con eficiencia.

LEE:  relación de la prevención en la contrucción

Planes de contingencia

Se trata de la documentación más relevante de un plan de emergencia. En esta parte se detallan los pasos que deben darse ante las diferentes eventualidades que puedan surgir en la empresa. Todas ellas parten desde la detección y se desarrollan en función de la gravedad, contando siempre con un plan de evacuación de emergencia.

Para activar y gestionar cada una de las fases que se recogen en dichos planes se cuenta con el responsable de seguridad, que será el encargado de establecer los pasos ineludibles y de contactar con el centro de emergencias.

Cada una de las situaciones de riesgo expuestas en el primer punto ha de contar con su propio plan de acción. Una vez finalizada la emergencia, es necesario cubrir una ficha por parte de cada uno de los equipos internos que han intervenido en su desarrollo. Gracias a ello quedará un registro sobre el que el responsable podrá actuar para perfeccionar el plan.

Implementación

Una vez diseñado y aprobado el plan, llega el momento de implementarlo en la empresa. Para ello es necesario darlo a conocer a todos los trabajadores y realizar simulacros de los diferentes riesgos asociados al espacio.

El personal responsable de la coordinación y la atención debe contar con la formación necesaria y hacer actualizaciones periódicas de la formación. Gracias a ello se consigue un espacio de trabajo seguro en el que prima la seguridad personal.

Un sector con demanda de profesionales

Los profesionales de PRL son cada vez más demandados por las empresas. En la actualidad, se busca un perfil mixto que pueda ocupar un puesto en la empresa y al mismo tiempo que cuente con la formación adecuada para actualizar y coordinar los planes de emergencia.

Formarte en los tres ámbitos de la prevención, es decir, la higiene industrial, la seguridad en el trabajo y la ergonomía y psicosociología aplicada, te permitirá acceder a más puestos de trabajo. Se trata de una formación extra de gran valor muy solicitada por parte de las empresas.

Con el máster en PRL de IMF Smart Education conseguirás los conocimientos adecuados y podrás realizar las prácticas en una empresa de referencia. Todo ello mientras compatibilizas tus estudios con tu vida laboral y familiar. ¡No esperes más y fórmate con nosotros!

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico. IMF Smart Education pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA, Cambridge y Oxford y la alta valoración de sus más de 125.000 alumnos. Está incluida en el Ranking The Best Global MBA 2018 y reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Cuenta con los sellos de calidad EFQM 5star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001. Escuela de Negocios Nº1 del mundo en el EFQM Global Index.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


¿Cómo aplicar un plan de emergencia en una oficina?

¿Quieres saber cómo aplicar un plan de emergencia en una oficina? te explicamos todas las claves en este post.