Amazon
InicioEspecial PRLRiesgos higiénicos de la soldadura eléctrica: Qué debes saber
riesgos-soldadura-electrica Riesgos higiénicos de la soldadura eléctrica: Qué debes saber

Riesgos higiénicos de la soldadura eléctrica: Qué debes saber

El oficio de soldador es uno de los más antiguo, pero a pesar de ello sigue siendo uno de los oficios más demandados en la actualidad.

Soldar es la acción de unir, por diferentes operaciones, dos piezas de igual o distinta naturaleza, mediante la transformación de la superficie de contacto al estado líquido, utilizando calor y/o presión.

Al evaluar las operaciones de soldadura se pueden encontrar riesgos de todas las especialidades preventivas. En esta ocasión solo voy a tratar riesgos de origen higiénico que pueden afectar la salud de los trabajadores.

Existen múltiples técnicas de soldeo lo cual, unido a la gran cantidad de metales existentes y a las sustancias que, unas veces como protectores otras como aislantes o aglutinantes, se utilizan con ellos hace que se complique la identificación de los riesgos de la soldadura eléctrica.

Riesgos higiénicos en puestos de soldadura

Para realizar el estudio higiénico en puestos de soldadura debemos tener en cuenta:

  • El material base que, en ocasiones, va recubierto con sustancias protectoras contra la corrosión.
  • El metal de aportación con sus correspondientes sustancias de soldadura (gases, escorias, fundentes, desoxidantes, etc.).

Al aplicar el foco calorífico sobre el material base se originan los óxidos correspondientes que pasan al ambiente en forma de humos.

Tipos de soldadura metálica

Existen dos grandes grupos donde podemos clasificar todo tipo de soldadura metálica:

Soldadura con aportación de metal, entre las que podemos destacar las soldaduras blandas y duras. Estas últimas a su vez pueden ser con soplete y con arco.

Soldadura sin aportación de metal, entre las que se encuentran soldadura eléctrica por puntos, por inducción, por frotamiento, rayo láser, etc.

En esta nueva entrada voy a centrarme en este segundo tipo.

Soldaduras sin aportación de metal: Soldadura eléctrica

La soldadura sin aportación de metal se realiza por fusión de la superficie de las dos piezas a soldar y mediante la presión de las mismas. Esta puede llevarse a cabo de diferentes modos:

  • Soldadura eléctrica por puntos.
  • Soldadura eléctrica por calentamiento y presión.
  • Soldadura FLASH o por chispas.
  • Soldadura por inducción.
  • Soldadura por frotamiento.

En todas ellas los principales riesgos proceden de: humos metálicos, gases de descomposición (acroleína, fosgeno, etc.), el recubrimiento (galvanizado, pinturas, etc.), vapores nitrosos, O3, CO.

Procesos de soldadura

En casi todos los procesos de soldadura encontramos fundamentalmente:

  • Humos metálicos, que dependerán de una serie de factores tales como los puntos de fusión y vaporización. Vemos que en metales como el plomo, cinc y cadmio estos parámetros son bajos, por lo que se forman fácilmente humos metálicos al soldarlos.

Asimismo, hay que tener en cuenta el tipo de soldadura a emplear, considerando que la soldadura que alcance mayor temperatura será la que producirá humos metálicos con más facilidad.

Entre los humos metálicos que podemos encontrar en los procesos de soldeo, distinguimos los que son:

  • Tóxicos o irritantes: cadmio, cromo, manganeso, cinc, mercurio, níquel, titanio, vanadio, plomo, molibdeno.
  • Neumoconióticos poco peligrosos: aluminio, hierro, estaño, carbón.
  • Neumoconióticos muy peligrosos: asbestos, sílice, cobre, berilio.
  • Gases que se desprenden al soldar, bien porque se utilicen para proteger la soldadura (CO2, argón, helio, etc.), o porque se desprenden de los revestimientos de electrodos o piezas a soldar. De esta manera encontramos vapores nitrosos, siendo el NO2 el que con mayor concentración encontraremos.

Las operaciones realizadas al arco con electrodos revestidos son las que dan una mayor concentración de estos vapores y, por consiguiente, el más peligroso es el corte al arco con electrodo de tungsteno. Cuando el soplete quema al vacío, las concentraciones de NO2 son mayores que el proceso de soldeo.

El mayor peligro de los óxidos de nitrógeno consiste en que su presencia pasa inadvertida hasta que sobreviene la intoxicación.

El ozono (O3) es otro de los gases que vamos a encontrar, producido por la emisión de rayos ultravioleta que generan las operaciones de soldeo. La producción de O3 es menor cuando el gas protector es argón que cuando es helio.

En cuanto al proceso de soldadura, a mayor densidad de corriente mayor concentración de ozono, siendo la soldadura al plasma la que mayor concentración de ozono produce.

El argón, helio y CO2 son gases no tóxicos que pueden crear problemas de asfixia por desplazamiento de oxígeno del recinto, si éste es cerrado, pequeño o está insuficientemente ventilado. El dióxido de carbono puede pasar a CO en el arco, siendo muy peligroso, pues impide el proceso de oxigenación de la sangre.

Cuando las piezas contienen restos de disolventes clorados como tricloroetileno, por acción de la radiación ultravioleta, se pueden descomponer, originando gases fuertemente tóxicos e irritantes, como el fosgeno, por lo que se pondrá especial cuidado en no soldar en presencia de estos disolventes.

También podemos encontrar fluoruros procedentes de los humos de los fundentes, así como acroleína, al aplicar altas temperaturas sobre glicéridos (aceites, grasas) que recubren las piezas a soldar.

Consideraciones de la soldadura

En cualquier caso, es muy importante considerar:

  • La posición del operario con respecto a los humos de soldadura: la posición más correcta consiste en colocarse paralelamente a los humos. Ubicarse de manera perpendicular o intermedia resulta menos apropiado, ya que la relación entre las cantidades inhaladas según la posición perpendicular/paralela puede llegar a ser de 10/1.
  • La distancia del operario al electrodo: al disminuir esta distancia, la cantidad inhalada puede ser 10 veces mayor en relación a la cantidad que puede inhalarse a distancias mayores. Ello puede estar motivado por la utilización de cristales protectores incorrectos contra la radiación ultravioleta, (demasiado oscuros) o bien por malos hábitos.
  • El grado de ventilación que exista en el recinto donde se efectúe el soldeo: la ventilación siempre es necesaria en los sitios donde se suelda continuamente ya que los humos se van acumulando. Esta necesidad se hace mayor cuando los locales son reducidos o cuando se suelda dentro de tanques, depósitos, etc.

Control de los riesgos higiénicos

En los puestos de soldadura ubicados al aire libre, el riesgo higiénico producido por los contaminantes químicos desprendidos es mínimo. La acumulación es prácticamente nula y el operario inhalará concentraciones muy inferiores a las establecidas como límite.

En el caso de soldeo en puestos situados en locales cerrados, los riesgos higiénicos van aumentando a medida que disminuye el tamaño de los espacios donde pueden flotar estas partículas y gases.

El sistema de extracción más adecuado consiste en captar los contaminantes en el punto donde se generan. También es conveniente, en el caso de que existan muchos puestos de soldeo, la ventilación general para evitar la acumulación de humos y gases.

Hay que tener muy en cuenta la toxicidad de cada uno de los humos metálicos y gases desprendidos, pues a menor TLV el riesgo es mayor.

Notas técnicas de prevención

Si deseas ampliar información sobre los riesgos de las operaciones de soldadura puedes acceder a las diferentes notas técnicas de prevención:

NTP 494: Soldadura eléctrica al arco: normas de seguridad

NTP 770: Riesgos radiológicos del uso de electrodos de tungsteno toriados en la soldadura de arco (TIG)

NTP 495: Soldadura oxiacetilénica y oxicorte: normas de seguridad

NTP 7: Soldadura. Prevención de Riesgos Higiénicos

NTP 1028: Seguridad en soldadura aluminotérmica de cobre

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
e716cbb0c55a5b97c31deef8850a35e3?s=80&d=mm&r=g Riesgos higiénicos de la soldadura eléctrica: Qué debes saber
Licenciada en farmacia, Técnico superior en prevención de riesgos laborales (3 especialidades), Tutora de cursos ohsas y auditoria de sistema de gestión de la prevención, Experta en obras y Tutora curso de coordinador de seguridad y salud Formadora en PRL en IMF Business School.
Comentarios
  • Avatar

    Excelente artículo con información muy útil sobre los riesgos en el trabajo.

    09/06/2019

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Riesgos higiénicos de la soldadura eléctrica: Qué debes saber

Existen múltiples técnicas de soldeo lo cual se utilizan con ellos hace que se complique la identificación de los riesgos de la soldadura eléctrica.