Amazon
InicioLectura recomendadaAccidentes laborales en verano: los motivos más frecuentes
acciondentes-laborales-verano Accidentes laborales en verano: los motivos más frecuentes

Accidentes laborales en verano: los motivos más frecuentes

El verano siempre es un momento en el que el trabajo, espoleado por el turismo y por un mayor consumo, aumenta. Y, con él, los riesgos. Y es que los accidentes laborales en verano se multiplican en comparación con el resto del año. ¿Por qué se produce esto? ¿Es algo que puedas prevenir? ¿O, por otro lado, se trata de algo estructural?  Eso mismo queremos ayudarte aquí a responder.

Los motivos más frecuentes de los accidentes laborales en verano

Antes de nada vamos a analizar la información más directa que tenemos, concretamente los cinco motivos más frecuentes que producen accidentes laborales en verano. Serían estos:

Golpes de calor, uno de los accidentes laborales en verano más recurrentes

Un claro ejemplo podría ser en un camarero que tiene que pasar el día atendiendo a las terrazas de un bar. O el obrero que está reparando una calle a pleno sol, en un lugar en el que es imposible disfrutar de un pequeño espacio de sombra. Hay trabajos que exigen una exposición muy evidente a las altas temperaturas.

Si esto, además, se junta con las olas de calor que siempre son frecuentes en verano, es más que probable que trabajadores de estos sectores y otros similares vayan a sufrir golpes de calor. Estos, generalmente, no suponen riesgos laborales reales para personas sanas y jóvenes, pero sí que pueden serlo si son reiterados, si no se tratan rápidamente o si el empleado sufre o padece alguna otra enfermedad.

Quemaduras en la cocina

El ritmo que hay en la cocina de un bar o de un restaurante es, por lo general, frenético. Especialmente en las zonas de playa, más turísticas y donde se trata de aprovechar al máximo la demanda poniendo todas las mesas posibles. En estos casos el estrés se multiplicará y, con él, la acción, el trabajo y, de forma casi inevitable, los despistes.

Esto hará que el aceite salte de forma imprudente, que algún fuego quede encendido o que ocurra cualquier otro pequeño accidente que pueda suponer un riesgo potencial para los trabajadores del lugar, como un corte o un resbalón. Además, estando en un país con una cultura gastronómica tan desarrollada, es natural que este sea uno de los accidentes más comunes.

Estrés

El ritmo de trabajo en verano puede ser frenético. Y, si a esto se le añade el agobio que siempre producen el calor o la presión de no tener ni un solo momento de asueto, el resultado será el de unos empleados estresados. Y esto solo incide negativamente en el trabajo que van a realizar.

Una persona estresada va a actuar más impulsivamente, lo que da lugar a un amplio abanico de accidentes que se pueden producir y con los que termine dañada.

Caídas y cortes

Sorprendentemente, este es el tipo más común de accidente laboral que se produce durante el verano. Un 57 % de los que suceden se puede encajar en esta categoría. Una tienda de gran tamaño, en la que es necesario limpiar cada poco tiempo, puede ser el escenario más propicio, pues siempre puede producir un resbalón o una caída accidental. Asimismo, están también más expuestos al riesgo todos aquellos operarios que llevan a cabo trabajos eminentemente manuales.

Y, como estos ejemplos, podemos pensar en muchos otros que son producto directo de una mala o pobre previsión. Este es un punto en el que siempre se puede mejorar.

Malas posturas

Algunos trabajos exigen permanecer en una postura determinada. Muchas horas de pie, muchas horas estando inclinado, o incluso sentado delante de un ordenador. Si pensamos por ejemplo en el personal de limpieza, vemos un ejemplo con claridad.

Este tipo de gestos, repetidos en exceso, pueden producir no solo molestias, sino también lesiones. Y estas, al final, pueden llevar a accidentes laborales, o incluso considerarse como tal.

¿Por qué se producen los accidentes laborales en verano?

Ahora bien, hasta aquí hemos analizado los accidentes principales que suceden, pero poco o nada hemos hablado acerca de qué factores los producen. El por qué se dan los accidentes laborales en verano hay que analizarlo desde varios puntos.

El momento

En verano hay muchos más empleos, la mayoría de ellos temporales. Este incremento produce siempre un mayor número de lesiones, aunque sea simplemente por estadística al haber aumentado el número de personas activas.

Por otro lado, algunos de esos riesgos laborales se relacionan directamente con las circunstancias propias del verano. Es el caso de las citadas olas de calor. Es un tipo de riesgo que no se puede impedir, pero sí mitigar. En este ejemplo concreto, recordando a los empleados que se hidraten adecuadamente.

Seguridad

Siempre se insiste mucho sobre la seguridad en el trabajo, pero por desgracia no siempre se respetan lo suficiente estas indicaciones. Muchas veces por desconocimiento y, otras, por falta de recursos o del personal idóneo para atender a este tipo de asuntos. Incluso el exceso de confianza puede jugar en ocasiones malas pasadas.

Una relación con la temporalidad

También coincide que estos trabajos suelen ser temporales. ¿Qué quiere decir esto? Que se puede observar una falta de formación y de preparación. Por ejemplo, las caídas y los cortes se pueden evitar con la calma y la experiencia adecuadas, así como invirtiendo en seguridad y en la formación de los empleados.

La importancia de saber sobre prevención y riesgos laborales

La seguridad en el trabajo siempre va a ser una necesidad para las empresas. Las propias legislaciones nacionales impulsan y obligan a estas a tener un espacio adecuado para sus empleados y así evitar, también, los accidentes laborales en verano.

Por eso, la formación en prevención y riesgos laborales siempre va a tener cabida en las sociedades modernas. Además, piensa que es una tarea especialmente gratificante, ya que es una ayuda de cara a que las personas puedan realizar su trabajo en las mejores condiciones posibles, lo cual además terminará por redundar en beneficio para el empleador.

En conclusión, los accidentes en verano experimentan un pico, y pueden llegar a ser un riesgo para la salud y el bienestar de los empleados y un problema relevante para las empresas. Por eso es importante que haya expertos que conozcan la mejor manera de evitar que este tipo de percances se produzcan. Desarrolla ya una buena formación sobre accidentes laborales en verano cuanto antes.

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
logo_blogs_avatar-80x80 Accidentes laborales en verano: los motivos más frecuentes
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en Prevención de Riesgos Laborales. IMF Business School pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA y la alta valoración de sus más de 110.000 alumnos. Está reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Premio Prever por su labor en favor de la divulgación e implantación de la prevención de los riesgos laborales. Carlos Martínez, presidente de la entidad, fue galardonado con medalla de oro del distintivo rojo al mérito profesional de las Relaciones Industriales y Ciencias del Trabajo. La escuela de negocios cuenta con los sellos de calidad EFQM 4star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001.
Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Accidentes laborales en verano: los motivos más frecuentes

Los accidentes laborales en verano se multiplican en comparación con el resto del año. ¿Por qué se produce esto? ¡Aprende a prevenirlos!