Inicio » Liderazgo » Cómo dirigir a un equipo trabajando en remoto

Cómo dirigir a un equipo trabajando en remoto

Parece que no se hable de otra cosa, el coronavirus nos tiene confinados a casi todos en casa es cierto. Pero eso nos está sirviendo para poder hablar de cosas que parecían imposibles en muchas empresas. Poder tener al equipo disperso, ahora en sus casas, era algo que muchos decían no poder llevar a cabo. En Recursos Humanos seguimos aportando claves para poder ser efectivos trabajando con tu equipo en remoto.

Liderar en la distancia

Tener un equipo, conocerlos, inspirarles, motivarles y guiarles. Unas cuantas cosas que hace un buen líder. Pero ¿cómo cambian las cosas cuando no tienes a tu equipo cerca? El liderazgo es básico para que el equipo reme en la misma dirección y en momentos como el que vivimos actualmente es vital.

Se nos presentan nuevos retos a los que ya teníamos en las organizaciones. La palabra teletrabajo debe ser una de las más escritas y dichas en nuestro país en las últimas semanas. Se escribe sobre cómo ser productivo, cómo gestionar emocionalmente esta situación, cómo sobrellevarlo con todos en casa y hay que seguir adelante.

Esto nos acerca a una nueva forma de gestión de personas, de nuevos estilos de liderazgo. Globalización, nuevas tecnologías son constantes los cambios a los que nos vamos enfrentando y como vemos cada día, se han instalado. Así que debemos aprovecharlo para impulsar nuevas fórmulas de liderazgo a la hora de trabajar en remoto con tu equipo.

Acompañar desde la distancia es algo que ya se ha instalado. Podemos motivar desde nuestro portátil, desde la aplicación donde nos comunicamos todos y exponemos nuestro trabajo.

Gestionar en remoto

Comunicación fluida

Si la comunicación ya es importante de por sí, mucho más cuando estamos cada uno en nuestras casas. No nos podemos ver físicamente, no podemos estar delante de los demás, así que debemos tener claro que la comunicación ha de ser una de las herramientas clave en nuestro día a día.

Comparte la información a diario, para que todo el equipo sepa qué está pasando, qué vamos a hacer, qué se está llevando a cabo, qué cambios estamos adoptando, qué tiene que hacer cada uno, etc.

Desarrollo constante

Aquí tenemos la oportunidad de que todos podamos aportar, crecer individual y como equipo. Ampliar conocimientos, compartir información interesante, ser capaces de fomentar el desarrollo aportando formación a distancia, talleres, webinars, hay centenares de opciones que tienes a tu alcance para que equipo se mantenga al día, motivado y con la energía a tope.

Escucha

Comunicar como hemos dicho, es la pieza clave aquí, pero tú como líder, debes aportar a tu equipo que trabaja en remoto la posibilidad de seguir teniendo tu puerta abierta. Tu gente tiene que poder hablar contigo, tienen que saber que estás ahí, que los escuchas, que sabes cómo están y qué necesitan. Debes aportar soluciones y tener herramientas que les faciliten el trabajo.

Tecnología al día

Vuestros equipos deben estar en perfectas condiciones para que la información, el trabajo colaborativo funcione y os permita ser productivos. Podéis probar con diferentes sistemas y herramientas, pero tenéis que definir dónde os vais a comunicar, cómo vais a trabajar, quién se va a encargar de cada proyecto y cómo vamos a ir reportando lo que hacemos. Podéis probar desde Asana, Trello, Slack o Mural.

Remoto no es solitario

Si algo ha traído la tecnología es la facilidad para acercarnos en la distancia. Estar en remoto no es incompatible con hacer reuniones. Eso sí, debes definir bien el modelo de reunión. Haced encuentros diarios a primera hora de máximo 15-20 minutos. En ellos, compartid cómo estáis, qué estáis haciendo, qué dificultades estáis teniendo y cómo las podemos resolver.

Te tiene que servir para tener una visión global de cómo está el equipo, emocional y funcionalmente.

Delega

Liderar no significa que lo tengas que hacer todo tú. Significa que sabes quién es bueno en cada cosa y por eso te apoyas en los mejores, en tu equipo. En remoto más que nunca, debes apoyarte en ellos porque además afianzas su confianza y les motivas. Apuesta por el liderazgo colectivo para que el proyecto se empuje de forma mucho más asequible. De lo contrario te vas a sobrecargar. Haz que todos lideren y se os hará mucho más llevadero a todos.

Estamos ante un nuevo paradigma, y compartir conocimientos y aprovechar las diferentes competencias del equipo hará que alcancéis la meta. Trabajar en remoto puede aportarnos mucho más de lo que creíamos. Podremos aportar, influir en los procesos y en el funcionamiento del proyecto.

Tu equipo, lo más importante

Da igual lo que hagáis, el proyecto o lo que vendáis. Si tu equipo no está en el barco, vais a naufragar. Estar en remoto significa poner mucho más mimo a todo esto para que el objetivo estratégico de la organización sea un éxito.

Las personas ahora más que nunca, son lo más importante. Cuídalas para que ellas cuiden al resto, el proyecto, los clientes o los objetivos marcados. Si no estás a la altura, ellos no van a llegar.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Maribel García
Especialista en Employer Branding y asesora de Gestión del Talento en las empresas. Apasionada de la comunicación, las personas y cómo potenciar sus habilidades. Su objetivo es conectar a las personas en su entorno de trabajo.

2 Responses

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Cómo dirigir a un equipo trabajando en remoto