Inicio » Liderazgo » Liderazgo a distancia: 7 claves para mantenerlo intacto

Liderazgo a distancia: 7 claves para mantenerlo intacto

Puede que antes fuera complejo pensar en un liderazgo a distancia, pero hoy eso es más actual que nunca. Necesitamos que desde Recursos Humanos se trabaje para que los líderes sean más cercanos si cabe, aun no estando cerca de sus equipos. Las circunstancias deben hacernos más humanos.

Entornos lejanos, personas cerca

Las consecuencias de estar viviendo en una nueva realidad nos enfrentan a situaciones que requieren distintas soluciones. A pesar de que las circunstancias, las organizaciones deben tener las herramientas y capacidad de estar preparados para nuevos desafíos. El liderazgo no puede quedarse atrás y a pesar de vivir cambios, hay que observar cómo la productividad no va de la mano de estar físicamente todos juntos.

Trabajar unos lejos de otros, puede generar algunos riesgos para el equipo y un buen líder debe saber trabajar para que los miembros sientan esa alineación y la colaboración del resto. Debemos fomentar la confianza y que sigan participando estén donde estén. Hemos de asumir que el Smart working (mucho más que el teletrabajo) ha llegado para quedarse. El liderazgo a distancia debe dar respuestas a este nuevo modelo.

7 claves para el buen liderazgo a distancia

Hazte visible

Aunque parezca un sin sentido, el no estar junto a ellos, es un motivo más fuerte para que te sientan cerca. Hazte visible, muéstrate y que sientan que estás ahí para lo que te necesiten. Responde a sus necesidades pronto y revisa lo que sea necesario para que los proyectos no se bloqueen.

No todos viven esta situación de la misma manera y hay que saber cuidar a cada miembro. Quizás los que eran efectivos están viviendo una difícil adaptación. El equipo es uno, pero los miembros son distintos, y tu atención debe ser personalizado.

Comunicación constante

La comunicación es básica en cualquier circunstancia. En entornos virtuales, mucho más. Es importante que todo lo que suceda, se transmita. Todos deben saber qué pasa, cómo lo estamos enfocando y de qué manera pueden intervenir y compartir.

Los miedos sobre qué comunicar y cómo pueden hacer que te bloquees, que ofrezcas lo contrario, que es el silencio. Esto es algo muy nocivo para los equipos virtuales. Si no hay cambios, si no hay avances o no sabes qué decir porque no hay novedades, no creas que no hay que comunicar. Siempre hay motivos para compartir con tu equipo algo.

Cuídales

Si hablamos de cuidar, el liderazgo a distancia debe prestar atención en cómo están las personas. El bienestar debe ser prioritario y hay que saber cómo están, cuáles son sus circunstancias y sus motivaciones.

Debes fomentar que sus jornadas tengan hábitos saludables incluidos, que no solo te preocupe su entorno de trabajo. Es importante que cumplas con el ejemplo, así les puedes mostrar qué rutinas pueden ellos seguir, de manera que se sientan además apoyados.

Foco en lo común

Recuérdales por qué están contigo, por qué estás tú con ellos. Trabajad más allá de los objetivos marcados, porque ese es el vínculo que hará que éstos lleguen antes. Fortalecer la relación a través de lo que os une, es mucho más estratégico de lo que puedas pensar. Que refresquen los valores de la compañía, que tengan presente el propósito y cuáles son los roles de cada uno para llegar a lograr los objetivos, es fundamental.

Nuevos encuentros

El entorno ha cambiado, por lo tanto, el plan quizás también merece una revisión. Hay que revisar entre todos cómo se están haciendo las cosas. Quizás hay que hacer más reuniones, pero más cortas. Puede que incluso sea necesario hacer alguna de esas de manera informal. Hay que encontrar la manera de “vernos” mejor.

La tecnología, nuestra amiga

Tenemos muchas plataformas, muchos sistemas donde podemos comunicarnos, colaborar. Y ahí es donde el liderazgo a distancia debe poner luz. La colaboración debe estar presente para que el equipo sienta que hay un pensamiento común. Se debe fomentar la creatividad conjunta y para ello, deben tener equipos y herramientas adecuadas.

Confiar

El liderazgo a distancia debe estar marcado por la confianza. Las marcas y señales que deja un líder en su equipo son las que les rigen, y en sus resultados se ve el impacto. Debes mirar al equipo con la confianza que permite su empoderamiento. El error forma parte del crecimiento y hay que aceptarlo. Cómo lo gestionemos es la clave. Dale las herramientas y ofrece espacio para que puedan avanzar.

No es fácil la gestión de personas cuando además no estamos juntos. Pero si sigues estos consejos, tendrás un equipo cohesionado y tu liderazgo permanecerá intacto a pesar de la distancia.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Maribel García
Especialista en Employer Branding y asesora de Gestión del Talento en las empresas. Apasionada de la comunicación, las personas y cómo potenciar sus habilidades. Su objetivo es conectar a las personas en su entorno de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Liderazgo a distancia: 7 claves para mantenerlo intacto