Inicio » Recursos Humanos » Job Sharing: Qué es el Trabajo Compartido, beneficios y dificultades

Job Sharing: Qué es el Trabajo Compartido, beneficios y dificultades

¿Te imaginas qué pasaría si pudiéramos hacer como Michael Keaton en “Mis dobles, mi mujer y yo”? Se trata de una película de 1996, en la que el protagonista puede realizar una serie de clones de sí mismo para poder combinarse y poder llevar a cabo las mil facetas de su vida. Quizás eres muy joven y te suena más algo de este siglo: “La Isla” de 2005 con Scarlett Johansson y Ewan McGregor. Dobles que nos facilitan la vida o nos suplen para cuando les necesitamos: Job Sharing.

No te voy a hablar de cine, pero ha sido inevitable pensar en esas películas al traerte el concepto del que hoy te quiero hablar. Cuando de Recursos Humanos se trata, ya sabemos que hay que ponerse las pilas a día de hoy con el inglés. Hoy te traigo un concepto que aunque lleva muchos años instalado, no es muy conocido por aquí: Job Sharing. Si lo traduces, sabrás que es trabajo compartido. Vamos a desgranar de qué va y como funciona.

¿Qué es el Job Sharing?

Cuando hablamos de transformación y de entorno cambiante, de nuevas necesidades, este es un claro ejemplo. Respuestas en las organizaciones que aportan soluciones tanto a las compañías como a los empleados.

Básicamente se trata de que dos personas compartan un mismo puesto de trabajo en la organización. En España no se trata de una práctica muy conocida, además la normativa no ayuda mucho en lo que a cambios se refiere. Pero desde hace décadas es algo muy común en países como Alemania, Canadá,  Australia o Reino Unido donde casi el 50% de los puestos ofertados son Job Sharing, según la consultora alemana Robert Half. Empresas que puedas conocer donde ya está implantado son Microsoft o Siemens.

¿Qué cómo es esto posible? Pues sí, compartiendo el horario, las funciones, responsabilidades y sueldo. Quien dice compartir dice dividir, porque se trata de dividir una jornada laboral en dos.

Puede de entrada parecer algo complejo, pero podría ser algo muy práctico si lo pensamos bien. Trabajo compartido con otra persona, dividiendo las responsabilidades y el tiempo dedicado, cosa que te permite poder hacer otras cosas. Trabajo en equipo y tiempo libre, eso sí, cobrando menos claro.

Tipos de Job Sharing

Responsabilidad Compartida

En este caso las dos partes comparten totalmente la responsabilidad, por eso es imprescindible la complicidad. Dos personas como si fueran una que gestionan un puesto de trabajo.

Responsabilidad Dividida

Es la mejor opción cuando se puede dividir el trabajo y sus funciones en dos partes, de manera que cada uno gestiona cosas distintas. Puede servir si se trata de diversos clientes o funciones distintas que se complementan.

Beneficios del Job Sharing

Trabajo en equipo, mano a mano con otra persona que te permite aprender y compartir. Un único reto, dos cabezas pensantes.

Flexibilidad horaria para los empleados, cosa que permite una de las grandes dificultades de los retos de Recursos Humanos, la conciliación familiar.

Fidelización del talento, que comprometido con la compañía y pudiendo compaginarlo con otras actividades, no se va de la organización. Y con ello, la rotación se elimina.

¿Qué más dan las vacaciones? El puesto siempre está cubierto por alguien. Por no hablar de la reducción del estrés.

Retos del Job Sharing

Tiene que parecerse a trabajar contigo mismo. Sería como al inicio comentaba, como haberte creado tu propio clon. Y ahí está la gran dificultad del Job Sharing. Tener que compartir un espacio laboral y unas funciones que van más allá del proyecto donde cada uno hace una cosa diferente. Se trata de establecer formas de trabajo y enfoques iguales para que no se note la falta de uno de los dos.

No se puede hacer Job Sharing con cualquier puesto de trabajo. Lo habitual es poder hacerlo en puestos repetitivos, pero no es fácil en aquellos que son más creativos.

Menor salario y dificultad de acceso a las promociones internas pueden ser algunas de las dificultades.

En caso de ser un trabajo que haya más participantes puede ser algo difícil trabajar para dos personas a la vez.

Sentimiento de discriminación por razón de género ya que la mayoría de los Job Sharing están cubiertos por mujeres.

Todo tiene su parte interesante y su parte retadora. Ahora que sabes más sobre el Job Sharing, ¿serías de los que está dispuesto a compartir?

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Maribel García
Especialista en Employer Branding y asesora de Gestión del Talento en las empresas. Apasionada de la comunicación, las personas y cómo potenciar sus habilidades. Su objetivo es conectar a las personas en su entorno de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Job Sharing: Qué es el Trabajo Compartido, beneficios y dificultades