Inicio » Recursos Humanos » ¿Por qué incorporar Design Thinking a Recursos Humanos?

¿Por qué incorporar Design Thinking a Recursos Humanos?

Desde que estamos confinados, Recursos Humanos parece estar observando, innovando y tratando de que este parón sirva para adquirir todo aquello que no hemos podido hasta el momento. Utilizar Design Thinking en la gestión de personas es una significativa herramienta que debemos absorber.

¿Qué es el Design Thinking?

Se trata de una herramienta para resolver de forma creativa cualquier situación o inconveniente. El foco está en entender lo que realmente se necesita aportando valor a todos los involucrados de forma alineada con la estrategia. Habitualmente se utiliza en áreas que van más hacia el exterior, como es el desarrollo de nuevos productos o servicios.

Pero hemos descubierto su potencial y ya hay muchas empresas que lo han extendido a otras áreas, de manera que se pueden resolver problemas con Design Thinking. Eso sí, deben ser problemas que afectan a personas, teniendo diversas posturas no muy claras, con alta dosis de incertidumbre y complejidad. La base es grandes dosis de creatividad.

Para entendernos el problema es algo que no acaba de funcionar correctamente, algo que nos está bloqueando, frenando, limitando o impidiendo el desarrollo o crecimiento.

Cómo nos ayuda el Design Thinking

Los beneficios del Design Thinking pueden ser varios, como ya hemos planteado, pero básicamente nos aporta desarrollar aquellas habilidades para encontrar soluciones tanto estratégicas como operativas. Aprendemos con el camino, porque experimentamos y prototipamos, haciendo que se vaya aportando valor en cada fase. Generamos conocimiento y cohesionamos a los equipos que participan.

Lo que de verdad hace es empatizar, de manera que lo que el Design Thinking pretende es mejorar el cómo se hace algo. De manera que no solo gana el resultado, sino la forma de encontrar la respuesta, el camino. Ahí encontramos un foco muy humano, por lo tanto, qué mejor área que Recursos Humanos para descubrirlo.

Pensar en la creatividad y la innovación que se puede desatar en el área de personas nos puede ayudar a entender cómo sería. Talento que pone su potencial para mejorar las formas y las soluciones.

Design Thinking en Recursos Humanos

Es evidente que Recursos Humanos tiene el foco en las personas de la organización, y sabemos ya, que problemas tenemos unos pocos. ¿Dónde podríamos utilizar Design Thinking entonces? Trabajar así significa sin duda, que estamos poniendo a las personas en el centro. Si cambiamos el cliente externo por el cliente, ya lo tenemos, centrémonos en las necesidades y problemas que tienen nuestros clientes internos: los empleados.

Una de las cosas más destacables del Design Thinking es la empatía y más adelante te lo cuento. Pero sabiendo eso, ¿no encaja muy bien en el área de personas?

Atracción de talento

Nos encontramos muchas veces con la dichosa “guerra de talento”. No creo en esa guerra, pero si en la dificultad que tienen muchas empresas para atraer el talento que realmente necesitan. Y ahí encontramos un claro ejemplo donde podemos enfocar el Design Thinking para tratar de hallar respuestas.

Resolución de conflictos interdepartamentales

Muchas organizaciones tienen bien diferenciadas las áreas de trabajo, no con proyectos colaborativos transversalmente. Eso si no tiene una buena comunicación interna, puede generar algunos conflictos. Design Thinking puede aportarnos luz.

Experiencia del empleado

Tratar de que la persona dentro de la organización tenga una mejor experiencia, es uno de los retos de RRHH, y estamos teniendo algunas dificultades para identificar cómo mejorarla en algunas organizaciones. Ahí tenemos un buen foco para poder aplicar Design Thinking, de manera que podamos detectar cómo lo podemos resolver. Tratar de entender su viaje dentro de la compañía y detectar los MOT (Momentos de la verdad).

Nuestro objetivo como organización y concretamente en RRHH, ha de ser que las personas se sientan a gusto, que tengamos a los empleados satisfechos y sean productivos, que atraigamos a los que necesitamos y que los fidelicemos, que humanicemos la organización alineada con la estrategia. Podemos innovar con Design Thinking para encontrar las mejores soluciones de manera que demos con las claves para generar los mejores vínculos.

Entorno laboral

Entender que buscar la satisfacción de los empleados también tiene lugar en su lugar de trabajo, es clave para vincularlo a su bienestar. Ya sabemos de sobra eso de, empleados felices, empleados productivos. Y en entorno de trabajo es básico, cuestión que podemos abordar para mejorar con Design Thinking.

Fases del Design Thinking

El proceso consta de 5 fases no obligatoriamente lineales. Se trata de un camino que permite ir hacia adelante y atrás.

Empatizar

Es donde comprendemos las necesidades de las personas implicadas, ahí es donde nos ponemos en su piel y tratamos de buscar esas mejores soluciones, aquello que les puede encajar mejor.

Definir

Aquí filtramos todo lo recabado y nos quedamos con la información que aporta valor. Aquí identificamos los problemas y las posibles soluciones.

Idear

Un lanzamiento sin fin de ideas que aporten valor sin poner en tela de juicio ninguna.

Prototipar

Pasamos a realidad las ideas construyendo lo que podría ser un resultado factible. Ahí vamos generando una alternativa que puede mejorar la situación actual, de manera que nos vamos acercando a lo que podría funcionar.

Testear

Aquí ponemos en marcha lo que anteriormente hemos diseñado, y aquí es donde se ve si realmente encaja o seguimos viendo fallos que mejorar. Y vamos trabajando para conseguir la mejor versión.

En definitiva, se trata de que Recursos Humanos deje de ser un área de gestión de procesos y pase a ser de diseño de experiencias. Y ahí es donde podemos trabajar estupendamente con Design Thinking. Entender las necesidades actuales de las personas, definiendo claros objetivos y buscando su satisfacción a través de innovación: nueva mentalidad para entender las necesidades y la búsqueda de opciones.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Especialista en Employer Branding y asesora de Gestión del Talento en las empresas. Apasionada de la comunicación, las personas y cómo potenciar sus habilidades. Su objetivo es conectar a las personas en su entorno de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


¿Por qué incorporar Design Thinking a Recursos Humanos?