Inicio » Recursos Humanos » Recursos Humanos Agile, cómo aplicarlo en tu empresa

Recursos Humanos Agile, cómo aplicarlo en tu empresa

Las metodologías agile forman parte ya de muchas organizaciones, de ese cambio constante del que no dejamos de hablar. En Recursos Humanos, la tendencia está siendo acoger el concepto para adaptarse hacia una organización más dinámica y práctica, realmente enfocada a las personas.

¿Somos agile?

Muchas organizaciones todavía hoy se hacen la pregunta de ¿qué es agile? Si tienes esta duda, te remito a un post que publiqué hace unas semanas en el que hablaba sobre las metodologías agile y cómo podías empezar a aplicarlas.

Desde Recursos Humanos tenemos una herramienta estupenda para mejorar la forma en la que gestionamos al equipo humano de la empresa. El cambio y todo lo que nos está pasando en el entorno laboral nos hace buscar, innovar aquellas fórmulas que nos inspiran para construir mejores organizaciones.

El manifiesto agile afirma que las personas son más importantes que los procesos y las herramientas que se utilizan, así que ya tenemos algo en común en RRHH, las personas en el centro. Desde la metodología agile se trabaja con mejora continua, y eso debería ser algo que implementes en tu organización, ya que se aprende mucho más rápidamente. Se es más ágil a la hora de adaptarse a cualquier cambio, que van a venir y seguro que ya los estás experimentando.

Qué hacer para ser RRHH agile

Desde luego lo primero es cambiar la forma de entender la organización, la idea es dejar atrás métodos tradicionales que se anclan y no dejan evolucionar. Agile es adaptación constante. Es necesario el soporte total de la directiva, si no, estaremos hablando de parches temporales que acabarán desmoronándose si no está impregnado en la cultura de la empresa.

Observar y detectar desequilibrios

Si no se reconoce qué nos está pasando, no podemos dar solución. Por lo tanto, hemos de observar, detectar aquellas áreas, aquellos procesos que puedan necesitar de ayuda para ser más eficaces. Agile no es nuevo, pero si lo es para RRHH porque ha de decir adiós a antiguas fórmulas de trabajo que están obsoletas y no está siendo muy fácil.

Hay ocasiones que debemos abrirnos a nuevas formas de entender la organización, de cómo gestionarla, de cómo liderarla.

Entornos de colaboración

La metodología agile trabaja si o si en colaboración, por lo tanto, desde Recursos Humanos, debemos entender la gestión de personas desde esa perspectiva integradora. Las interacciones aportan y debemos incentivar el trabajo colaborativo para recibir mucho más para la empresa.

Debemos facilitar entornos que permitan trabajar de forma conjunta, cómoda, abierta donde se pueda conversar, trabajar, colaborar independientemente del rol que se tenga. Espacios confortables que inviten a descansar, a relajarse y a conversar de manera informal. Eso genera beneficios para todos y se consigue una mayor productividad. Ganamos en una mejor comunicación, además de ver como se generan mejores vínculos entre ellos.

Formación

El desarrollo, la innovación, la formación constante es algo que forma parte del personal agile y RRHH debe estar totalmente empapado de esta idea. El equipo debe tener a su disposición la posibilidad de desarrollar sus habilidades, las que conocemos como soft skills, para poder crecer como profesionales dentro de la organización. Desde luego, con ello ganan en motivación e implicación.

Comunidad Online

Traslada a tu organización a un entorno online donde comunicarse sea fácil, donde tú tengas un espacio para trasladar todo lo que suceda o vaya a suceder. Permite que sean ellos los que inicien propuestas, etc. Un entorno agile es el que además genera más interacción y fácil comunicación. La comunidad siempre aporta beneficio a la organización.

El error es bueno

Muchos proyectos no se han llevado adelante por miedo. El miedo a que algo no funcione, a que sea un error, a que nos lo critiquen. El error es algo bueno porque nos permite pensar, crear, innovar y dar con nuevas alternativas. Además nos ayuda a crecer, a despertar de la rutina, lo tradicional y nos enseña nuevas y diferentes vías. En RRHH agile debemos acoger las pruebas con posibles errores, mucho mejor que una implantación de algo con final asegurado.

Hay que darle la oportunidad al equipo de comentar, de construir y generar nuevas ideas, que aunque se lleven a cabo y no salgan o no se puedan hacer, nos pueden ayudar a ir hasta ese otro punto, donde sí es posible empezar algo. Debes ayudar a las personas a sentirse cómodos para proponer, para innovar.

Atracción de talento

Esto no se puede entender sin una buena estrategia de Employer Branding. Una empresa que cuida la gestión de sus empleados gana en imagen empleadora, y su inmediato efecto es en la atracción del talento que precisamente quiere atraer. Sabe escuchar, sabe detectar quienes son las personas que mejor encajan y conoce aquellas habilidades que reconoce que le van mejor, por lo tanto, está más al día de lo que puede hacerle ser más competitiva.

Experiencia de empleado

Si agile es entender que la persona va primero, hemos de entender que ésta es el activo más importante, y la pieza fundamental de los ejes de la organización. Es un valor que hay que no solo cuidar, hay que potenciar y desarrollar y para eso se ha de generar un entorno y una forma de trabajar que permita su crecimiento y bienestar. Sobra hablar de cuánto gana una organización cuando un empleado se siente satisfecho y feliz.

Saber qué le preocupa a las personas, qué necesitan y cómo están más motivadas es esencial para que se sientan mejor dentro de la empresa. Eso es uno de los focos donde RRHH debe incidir.

Propósito

Desde Recursos Humanos debemos potenciar el efecto que tiene en la organización entender por qué es tan importante entender el propósito de la empresa. Todos deben comprender por qué está en pie la empresa y para qué. La gestión de personas permite unirlas con ese objetivo. De ahí que se construya en la cultura, los valores, la misión y visión de la organización. Construir la historia con todos los miembros, es fundamental.

Polivalencia

Debemos olvidarnos de los estándares en cuanto a los roles profesionales. La polivalencia debe primar a la hora de buscar talento porque hoy en día hay que saber adaptarse, tener diferentes habilidades y poder aportar de manera diferencial. Por lo tanto, menos especialistas, más polivalentes. Mezclas para ganar con la diversidad.

Como ves que Recursos Humanos sea agile pasa por ser agile en toda la organización. La cultura debe estar marcada desde arriba y todos los empleados deben entender perfectamente como ha de funcionar.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Maribel García
Especialista en Employer Branding y asesora de Gestión del Talento en las empresas. Apasionada de la comunicación, las personas y cómo potenciar sus habilidades. Su objetivo es conectar a las personas en su entorno de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Recursos Humanos Agile, cómo aplicarlo en tu empresa