Inicio » Recursos Humanos » Retos actuales en la gestión laboral de Recursos Humanos

Retos actuales en la gestión laboral de Recursos Humanos

Cada año se renuevan los compromisos, deseos y propósitos. También se revisan los objetivos y los retos a los que hay que enfrentarse. Recursos Humanos mira de forma habitual, cuáles son esos retos que tenemos que afrontar. Pero este año está siendo especialmente delicado, y más en la gestión laboral, porque si se publicaban unas necesidades en enero, en agosto el escenario es radicalmente distinto y debemos entender y conocer los nuevos retos.

Nueva normalidad, nueva gestión laboral

Los últimos meses hemos sido bombardeados con múltiples datos, con información que se contradecía por días. Ha habido que ir adaptándose a la situación día a día y aún estamos en ello, resiliencia que tan necesaria es hoy en día. De hecho, en días empiezan los colegios, y no todos tienen claro qué día empiezan o si sus clases serán presenciales, semi presenciales o qué podrá o no hacer.

La famosa nueva normalidad nos está acorralando y en la gestión laboral vamos a la fuerza con la misma sensación. Lo que ayer parecía estar funcionando, hoy ya no encaja y hay que buscar nuevas fórmulas. Las organizaciones tienen que aprender a mirar dentro y fuera con otros prismáticos. Hay que reorganizar procesos, espacios y equipos. Adaptar el talento que tenemos en la empresa para las actuales necesidades y acoger nuevas competencias que nos ayuden con estos retos.

Nuevas organizaciones, nueva mentalidad

Hay muchas cosas que hay que tener en cuenta en estos nuevos retos que nos plantea la nueva realidad. Hace tiempo que se oyen algunos de ellos, mucho antes incluso de que llegara el Covid-19. Pero muchas organizaciones se empeñaban en afirmar “aquí eso no se puede hacer”, y el confinamiento les dio una bofetada de realidad, mostrándoles por ejemplo, que sí se podía teletrabajar. La gestión laboral está teniendo que abrir horizontes.

Las nuevas organizaciones necesitan más allá de cambiar algunas cosas ya, una auténtica transformación de la mentalidad. Es decir, hay que cambiar la forma en la que entendemos nuestra organización, cómo nos organizamos, cómo nos relacionamos, cómo pensamos. Y ese sí es un señor reto.

Transformación digital, pero esto va de personas

Cuando hablamos de retos en la gestión laboral, la transformación digital lleva tiempo en esa conversación. A pesar de no llevar en la palabra el concepto “personas”, ahí está la clave. Se trata de una transformación que afecta y parte de las personas que integran la organización. Por eso hablamos de cambio de mentalidad, porque todos los implicados deben estar involucrados.

No hay Big Data, no hay IA ni People Analytics sin un cambio en la cultura de la empresa y eso no se plasma en una propuesta, se genera y construye en el pensamiento de las personas, y a partir de ahí hablamos de digitalizar y de tecnología, es decir ésta es el medio, pero no el objetivo final. Algo que podría ser, llegar a ser una organización con cultura flexible, ágil y productiva con equipos eficientes que tengan una experiencia para los miembros que permitan su desarrollo y crecimiento.

Recursos Humanos es el área transversal que tiene en sus manos el liderar precisamente esta transformación y asumir el reto de esta nueva gestión laboral.

Digitalización, tecnología y personas

Tener las herramientas adecuadas para poder gestionar las necesidades, administrativas y legales de manera eficaz es básico para cualquier empresa. La gestión laboral nos permite organizar y clasificar datos e información del equipo y automatizar procesos como son la nómina, las vacaciones, las bajas, los permisos o las necesidades de personal.

Es importante entender que no solo es un archivo de consulta. Tener la información así de organizada nos ayuda a tomar las mejores decisiones, porque también estamos más atentos a las verdaderas necesidades, por lo tanto, estamos mucho más alineados con la estrategia de la compañía y aportamos respuesta a las necesidades operativas y de los empleados, formación, atracción y selección de personal, on boarding, compensación, evaluación o desarrollo. Si las personas se desarrollan, lo hará la organización. Y cuánto más eficaz sea la gestión laboral, mejor cubierto estará el reto.

Retos de la gestión laboral

Comunicación

Sin feedback no hay implicación

Comunicarte es la base, pero si es unidireccional tampoco llegamos al final de la cuestión. Se trata de que ambas partes puedan darse retroalimentación, que debemos saber cómo hacerla, cómo recibirla y cómo ser constructivos. Hay que incluir una política de feedback para asociarla a un buen compromiso por parte del equipo, quien estará mucho más alineado siempre que sepa qué se espera y qué está haciendo acorde a lo decidido, qué no y cómo mejorarlo.

Sin reconocimiento no hay compromiso

Si el feedback implica, el reconocimiento compromete. Cuando los empleados tienen valoración y reconocimiento de su trabajo, generamos un sentimiento de orgullo. Eso impacta en su compromiso y por tanto en su rendimiento. El reconocimiento en la gestión laboral es esencial, y nos puede ayudar a gestionar aquellas bonificaciones o beneficios que se asocien a ello.

Digitalización

Sin automatización no hay gestión

Cuando necesitamos ser ágiles, debemos apoyarnos en estrategias que nos faciliten la vida. La automatización permite que la gestión laboral trabaje para nosotros, no al revés. Se trata de ganar eficacia y eficiencia. En momentos donde la situación que vivimos parece alargarse, debemos contar con herramientas y recursos, confiando de manera que podamos centrarnos en las áreas donde sí podemos dedicarnos

Humanizar la gestión laboral significa entender las emociones del empleado, conocer sus motivaciones, apostar por la flexibilidad, la conciliación y crear espacios donde las personas puedan conectar.

Desarrollo

Sin u-learning no hay experiencia personalizada

La evolución del desarrollo es el u-learning es la que permite que los empleados dispongan de formación a la carta. La idea es que haya desarrollo personalizado y poder así olvidarnos de planes para todos iguales y poder ganar en el foco de lo que realmente se necesita y motiva.

Sin reskilling y upskilling no hay desarrollo

Si además de personalizar nos enfocamos en aquellas competencias que ya descubrimos en los empleados, pero les ayudamos en su reciclaje y mayor aprendizaje, estaremos generando una plantilla no solo eficaz, sino con altas posibilidades y gran potencial. Ahí tenemos el reskilling y el upskilling.

Tener en la gestión laboral un reto apasionante, significa entender que en la organización hay que situar a la persona en el centro, centrarnos en el talento y las soft skills, que son las que nos harán avanzar. Significa promover y empoderar el talento interno apoyado en la tecnología, apostar por el ahorro del tiempo y dinero.

En IMF dispones del Máster en Digitalización de Recursos Humanos: HR and People Analytics, donde aprenderás los conocimientos y habilidades para ser un profesional que aporte soluciones dentro del área de gestión laboral en Recursos Humanos.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Especialista en Employer Branding y asesora de Gestión del Talento en las empresas. Apasionada de la comunicación, las personas y cómo potenciar sus habilidades. Su objetivo es conectar a las personas en su entorno de trabajo.

Últimos posts de Maribel García (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Retos actuales en la gestión laboral de Recursos Humanos