El positivismo como cualificación profesional

positivismo Ya esta aquí la era de la inteligencia emocional, no como terapia o medicina alternativa sino como cualificación y requisito mínimo para conseguir un puesto de trabajo, y si es de responsabilidad mucho más. Un buen entorno de redes sociales, unos equipos de networking efectivos, esto hace a los perfiles emergentes.

Relaciones interpersonales

Por muchas carreras e idiomas, experiencia y lustros de prácticas, contactos y conocimientos del medio, si no dominamos las relaciones interpersonales, seremos carne de rotación laboral.

Si bien, ya está incluido el sistema de “gamificacion” en muchos departamentos de Recursos Humanos, aun queda mucho por hacer; este es el futuro en la dirección estratégica de RRHH y se hace jugando y divirtiendo la mente en entornos profesionales.

Todos conocemos la Inteligencia Emocional, quien más y quien menos ya esta trabajando en su mejoría personal, desarrollándose como persona, buscando avanzar y crecer, luchando por abrir camino. Desde IMF Business School te ofrecemos la posibilidad de aprender y desarrollarte como profesional estudiando cualquiera de nuestros Máster del Área de Recursos Humanos.

Sin embargo, aun es pronto, y las jerarquías de poder de los “jefes a la antigua”, con la amenaza y el miedo siguen predominando en muchas empresas, más si son pequeñas, y es una verdadera lucha constante estar demostrando la eficacia del positivismo, la fluidez de las relaciones con humor y confianza.

Porque es un desgaste tremendo estar explicando que a las personas les gusta y les sienta mejor que les hablen con amabilidad. ¿Contra quien están en guerra esos jefes que piensan que todos los empleados son malos por naturaleza? ¿De quién se defienden? El negativismo no es sino una defensa por desconocimiento o miedo.

Es un poco similar al tema de delegar, el porqué un jefe no delega o trata brusco siempre a sus colaboradores, es porque tiene miedo. Tiene pánico a que alguien sea mejor que ellos, y demuestre que ya no está a la altura de los acontecimientos del mundo actual, y es temeroso de que su formación y experiencia no sea suficiente para que los empleados le valoren y respeten.

¿Cuándo se hace respetar un líder?

¿Cuándo se hace respetar un mando , un jefe, un líder? Cuando las personas que trabajan con ellos se sienten valoradas, bien tratadas, y reciben buena energía y apoyo de su superior, cuando sienten una mano que les enseña no directamente sino llevándoles al camino de aprender por si mismos, no es necesario ser el profesor perfecto.

Solo se necesita ser consciente de que el positivismo es el mejor motivador. Y si las personas están motivadas, la productividad sube como la espuma, es la mejor herramienta para dirigir equipos, saber convertir las dificultades en oportunidades y convertir los errores en aprendizaje, con cariño.

Si yo como reclutadora de ejecutivos tuviera que definir en dos palabras el perfil ideal que contrataría para un puesto de responsabilidad y dirección de equipos, sin duda diría que necesito alguien Creativo y Positivo.

Las personas positivas generan proactividad a su alrededor, producen química reactiva que hace que los demás se superen a si mismos, generan valor y calidad en el trabajo y en las relaciones.

Solo un simple test oral donde alguien aparezca como negativo, deprimente o con tendencia a una demasiada exigencia propia y de los demás, para mi descarta un candidato. Si tuviera que elegir nunca escogería alguien que cree que nada funciona si el no está, eso es un antilíder.

Es lo más parecido a un militar a punto de retirarse, quemado de dar ordenes sin conseguir ascender.

Es necesario sembrar manager alegres, empáticos y sobre todo positivos, en los cuales cualquiera tenga la confianza de preguntar y no genere el miedo al error, sino las ganas de aprender

CIENCIA DEL POSITIVISMO

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Mónica Fernández
Mónica Fernández es experta en Liderazgo y Coaching por Otto Walter Business Management; licenciada en Psicología, con especialidad en redireccionamiento de conductas con adultos y entornos laborales y entrenadora profesional de tenis de campeones internacionales y campeonatos paraolímpicos. Actualmente ejerce como profesional de las principales empresas del sector financiero y banca en España, especialista en planes de motivación, formación y calidad de equipos de gestores y asesores. “Busco siempre estar a la altura de la velocidad del mundo, ¡tanto, que a veces me adelanto! Enamorada de las nuevas tecnologías y sobre todo de las innovaciones profesionales en cuanto a dirección de equipos y redes humanas. Comenzando en el entorno de redes sociales y networking”.
Mónica Fernández

Últimos posts de Mónica Fernández (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *