Inicio » Informatica » Empresas » Apple dice adiós a Intel

Apple dice adiós a Intel

Llevaba tantos años sonando el río que finalmente se ha desbordado: Apple dejará de usar procesadores Intel para fabricar y utilizar los suyos propios en Mac con arquitectura ARM. Esto, publicado por Bloomberg en exclusiva, aunque pueda sonar a chino a aquellas personas que no sean expertas en la materia, es una bomba dentro del sector tecnológico. 

La presentación oficial será en la próxima Worldwide Developers Conference (WWDC), la conferencia anual de la compañía de la manzana, que tendrá lugar el 22 de junio vía telemática, sin la asistencia masiva de público habitual. Ni falta que hace realmente; solamente con esta noticia ya se asegura Apple que estaremos millones de personas de todo el mundo pendientes a través de nuestros dispositivos. 

El por qué de esta decisión

Para entender este paso de la empresa con sede central en Cupertino con respecto a Intel, hay que remontarse muy atrás, hasta el 2008, año en el que adquirió PA Semi, empresa de diseño de procesadores. Ese paso resultó decisivo para que Apple lanzara los procesadores A4 del primer iPad, que vio la luz, aunque parezca mentira, allá por el año 2010 -sí, ese año también ganamos el Mundial, y ha llovido una década desde entonces, ni más ni menos-. 

En 2013, la compañía norteamericana lanzó el A7, primer procesador de fabricación propia en uno de sus smartphones, y aquello ya hacía presagiar que los Mac seguirían el mismo camino. El motivo, no solo de carácter empresarial, sino también de calidad de producto, ya que los Mac sufren desde hace años problemas recurrentes como el del excesivo calentamiento cuando se les exige. Este problema no depende directamente de Apple, sino de los procesadores Intel que utilizan. Es, por lo tanto, un secreto a voces que esto ocurriría porque la relación Apple Intel no encajaba. Ha costado pero tras muchísimas pruebas y años de trabajo a destajo, Apple dará luz verde definitiva al proyecto Kalamata en unos días, aunque será en 2021 cuando impacte en sus clientes. 

¿En qué cambiará?

Desde el punto de vista tecnológico y empresarial, las consecuencias de esta ruptura con Intel serán importantes, pero será el futuro es que nos permita entender la dimensión de las mismas. Ahora bien, desde el punto de vista del usuario, estas ya se pueden anticipar en buena medida porque la diferencia entre las dos arquitecturas es notable. La más importante es que su manera de trabajar es completamente, desde la base, por lo que para un mismo proceso el código que les llega a una y otra es totalmente distinto. 

De todos modos, esto le importa poco al consumidor final más allá de la curiosidad que despierte en él lo tecnológico. En lo que sí notará la diferencia es cómo se comportará el ordenador que incorpore ARM porque esta arquitectura, tal y como apuntan los que de verdad saben, se basa en la eficiencia energética, por lo que su objetivo prioritario es que consuman menos energía y en consecuencia se caliente menos al realizar el proceso ordenado. Eso sí, a cambio podrían perder potencia, que es la seña de identidad de las CPUs de Intel. 

Si Apple da el paso es porque le ha dado verdaderos dolores de cabeza el sobrecalentamiento de sus ordenadores, que siempre han buscado distinguirse por su diseño sofisticado y elegante, elitista en definitiva. La finura y la ligeraza de sus diseños es incompatible con una adaptación mejor a la actual de los procesadores de Intel. Ya tuvo que hacer frente sin coste a algunas averías provocadas por este motivo hace alrededor de un lustro, y es una realidad que la mayoría de usuarios de Mac pueden confirmar que se siguen calentando en exceso cuando se le exigen procesos de alto nivel relacionados con efectos y desarrollo gráfico, que por otra parte es algo que utilizan de forma recurrente muchísimos consumidores de los ordenadores portátiles de Apple. 

Es, por lo tanto, en el consumo de energía, y por ende de batería, que será menor, y en la corrección del excesivo calentamiento, en lo que más notarán los usuarios de Mac que adquieran uno de los primeros diseños de Apple que se configure con arquitectura ARM. 

Cuándo llegará el momento

Para que esto ocurra, eso sí, Apple tendrá que adaptarse la aplicaciones, que deberán aprender a trabajar de una forma muy distinta, aunque a buen seguro la compañía de la manzana tendrá esto muy bien atado. 

En la próxima WWDC a buen seguro compartirán más detalle al respecto que evitarán las especulaciones, y ojalá nos descubran también el timing del plan que tienen entre manos porque actualmente no sabemos más de lo publicado por Bloomberg. Se rumorea que el proceso de cambio en todos sus ordenadores durará cuatro años y que empezará en unos meses con el lanzamiento de los nuevos MacBook de alta gama ya con los procesadores fabricados ‘in-house’. 

En definitiva, ya seas experto en el sector o simplemente un consumidor fiel a Apple, tienes un motivo de peso para no perderte la convención que se celebrará en unos días. Es más, no hemos querido especular mucho con ello, pero otro de los rumores es que los precios se reducirán notablemente en los nuevos Mac por este paso de Apple hacia la independencia de Intel. No lo queremos decir muy alto, ¡pero ojalá así sea!

Enlaces de interés

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.

One Response

  • Hola, soy Alexis Camargo y quisiera mostrarles una pagina donde podrán encontrar lo que ustedes buscan en canto sea de tecnología

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Apple dice adiós a Intel

Apple ha decidido romper filas con Intel y dejará de usar sus procesadores para fabricar y utilizar los suyos propios en Mac con arquitectura ARM.