Inicio » Tendencias » Big Data » Big Data: la cuarta revolución industrial

Big Data: la cuarta revolución industrial

Según la empresa Statistics, para el año 2022 se espera que los ingresos anuales del mercado global del Big Data y análisis de negocios lleguen a los 274,3 mil millones de dólares y el volumen de datos creados por las conexiones globales del internet de las cosas o sus siglas en inglés (IoT) supere los 79 zettabytes (ZB) para el 2025. Algunos de los principales proveedores de software y análisis son Microsoft, Oracle e IBM.

En qué consiste el Big Data

No existe una sola definición de Big Data, pero si se puede apreciar un consenso en ciertos aspectos fundamentales al momento de definirlo. Se comparte la visión sobre el potencial disruptivo del Big Data, el cual supone un crecimiento exponencial en la necesidad de capturar, almacenar y analizar datos para lograr beneficios para las empresas e instituciones

Definición por Deloitte

La primera que citaremos será dada por la empresa multinacional Deloitte que define como “El término que se aplica a conjuntos de datos cuyo volumen superan la capacidad de las herramientas informáticas de uso común, para capturar, gestionar y procesar datos en un tiempo razonable. Los volúmenes de Big Data varían constantemente y actualmente oscilan entre algunas decenas de terabytes hasta muchos petabytes para un solo conjunto de datos individual”, otra definición nos da la consultora International Data Corporation (IDC) la cual considera que el “Big Data es una generación de tecnología, arquitectura y estrategia, diseñada para capturar y analizar grandes volúmenes de datos provenientes de múltiples fuentes heterogéneas a una alta velocidad con el objetivo de extraer valor económico de ellos”.

El poder del Big Data en la actualidad

Entonces podemos decir que cuando navegamos en las diferentes páginas de internet y utilizamos aplicaciones y servicios estamos creando metadatos.

Vamos dejando huellas debido a que estos se encuentran compilando, por ejemplo, nuestros intereses, búsquedas y herramientas, entre otras cosas. Aunque estos datos sean anónimos, estos muestran las actividades que realiza una persona en las diferentes redes.

Ahora imaginemos la gran cantidad de metadatos que generan los millones de personas en la red cada vez que utilizan internet.

Estos datos generados son los que utilizan las diferentes herramientas de Big Data como los frameworks Hadoop, Spark, BBDD NoSQL, etc. para analizarlos, procesarlos y encontrar patrones genéricos del comportamiento de los usuarios en un determinado servicio o aplicación, por ejemplo, y lograr quitar el mayor provecho a los mismos y descubriendo nuevas oportunidades de negocio.

El obtener esta masividad de datos a través del Big Data puede colaborar con los sectores de las empresas tanto públicas como privadas al momento de tomar decisiones, conociendo las tendencias, hábitos, etc. de los consumidores o usuarios.

Por lo visto anteriormente podemos apreciar que los usos que podemos dar al análisis de datos son casi infinitos.

Ejemplo en las re-elecciones de EEUU

Podemos señalar como ejemplo la re-elección del año 2012 del presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama, en la cual se tomó la decisión de utilizar Big Data, para llevar a cabo esto emplearon HP Vertica, una plataforma de análisis que proporciona información predictiva.

Un gran grupo de personas trabajaron en el departamento de analítica de su campaña, algunos se movilizaban desde las diferentes sedes del país, otros debían interpretar los datos obtenidos.

Luego de realizar el primer análisis de los datos que almacenaron de los posibles votantes, tomaron la decisión de enfocar la campana en los siguientes aspectos: registrar (acopiando los datos de los votantes que ya estuvieran a favor del mismo), persuadir (convencer a aquellos que aun tuvieran dudas respecto a su voto de la forma más eficaz posible) y por último el sufragio del electorado (asegurarse que las personas del partido demócrata fueran a sufragar).

Fue una de las primeras veces en el cual los equipos de comunicación, digitales y de campo, trabajaron con una sola estrategia.

El Big Data en la Gestión de Proyectos

La gran cantidad de usos del Big Data incluye su aplicación a la gestión de proyectos, la cual habilita un sinfín de posibilidades que permiten definir y ejecutar los proyectos de una manera mucho más fiable. En el artículo Aplicaciones del Big Data a los Proyectos, se desarrollan ejemplos concretos de empresas y proyectos que se vieron beneficiados por el uso de esta tecnología.

Empresas como IMAZ Corporation, The-Numbrers, o Coca-Cola vieron incrementado la rentabilidad de sus proyectos gracias al uso masivo de datos en la toma de decisiones.

Como conclusión, esta cuarta revolución industrial afecta a todos los sectores, y la dirección de proyectos también se beneficiará de sus ventajas. Pero será necesario que los directores de proyectos sean capaces de entenderlo e implantarlo en los procesos de gestión.

Marcela Ojeda, alumna del Master en Gestión de Proyectos de IMF Smart Education.

Bibliografía

  • Liu, S. (07 de Octubre de 2020). www.statista.com.
  • Vertica. (s.f.). www.vertica.com.
  • PowerData. (s.f.). www.powerdata.es.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Big Data: la cuarta revolución industrial

Nuestra alumna, Marcela Ojeda, nos cuenta cómo de importante es actualmente el Big Data, la cuarta revolución industrial.