Amazon
InicioTendenciasBig DataEl big data y los ratios financieros
big-data-ratios-financieros El big data y los ratios financieros

El big data y los ratios financieros

Elbig data para empresas ha supuesto una revolución a la hora de tomar decisiones. La cantidad de datos que se generan en la actualidad permite obtener grandes ventajas competitivas, siempre y cuando se sepan interpretar de manera correcta.

Si se alcanza este objetivo, la empresa se posicionará mucho mejor en el mercado. Conocerlo y formarte en el sector te aportará una ventaja competitiva a nivel profesional.

Un breve recordatorio: qué es el big data

Aunque seguro que tienes claro el concepto no está de más refrescar la memoria acerca del big data. Hace referencia a un gran número de datos que, por tamaño, complejidad y la velocidad a la que aumentan es imposible su procesamiento en bases de datos y estadísticas normales.

Lo importante no es el volumen de los datos sino guardarlos y estudiarlos mediante análisis para lograr una ventaja competitiva. Pero estos análisis no se realizan de una manera tradicional, se requiere de los conocimientos y las herramientas necesarias para entenderlos y lograr sacarles el máximo partido.

Los beneficios del big data

La utilización del big data en el campo empresarial aporta grandes ventajas al conjunto de las organizaciones. Como principal ventaja podríamos decir que responde a preguntas que las organizaciones no sabían que tenían. Esto supone una evolución a la hora de dirigir una compañía.

Como es conocido, la toma de decisiones se realiza de una manera más eficiente cuanto mayor sea la información. Gracias a este sistema se cuenta con una cantidad más alta de datos, por lo que los problemas se pueden identificar de una manera más rápida y corregirlos de una manera más eficiente. Esto también se aplica para las nuevas oportunidades de negocio.

Empresas que usan big data

En la actualidad, todas las grandes compañías usan esta tecnología. Podríamos hablar de diversas empresas, pero por poner un par de ejemplos nombraremos a dos de ellas:

Netflix: usa el big data para realizar las recomendaciones sobre lo que ver a sus usuarios. Esto ha provocado que el 85 % de los usuarios basen sus visualizaciones en recomendaciones en lugar de búsquedas.

Amazon: seguro que al comprar en este gigante del comercio electrónico has visto el apartado “otras personas compraron este producto”; esta pestaña se genera utilizando big data. Su introducción supuso un aumento de ventas del 30 % para la compañía.

Estos son dos grandes ejemplos de soluciones que aporta el big data. Las empresas lo usan a diario para lograr alcanzar sus objetivos y ser más eficientes.

El big data en los ratios financieros

Pero esta tecnología no solo está ligada a empresas tecnológicas, las compañías más tradicionales se han adaptado a ella y la usan a diario. Un buen ejemplo de ello es la banca, que usa todos estos datos para diferentes operaciones a diario.

El análisis que realizan de las transacciones con tarjetas de crédito distribuidas en el espacio y el tiempo es un ejemplo. Este análisis permite generar patrones y predicciones que ayudan tanto al banco como al cliente. Las nuevas apps de diagnóstico financiero a disposición de los usuarios son una prueba de ello.

A nivel interno los datos recopilados se usan principalmente para evaluar ratios financieros. Esto permite conocer el riesgo de las operaciones de una manera más fiable y al mismo tiempo conocer su rentabilidad.

Por ejemplo, a la hora de otorgar un crédito se pueden conocer multitud de datos: transferencias, operaciones en otros bancos, boletines oficiales y muchas más. Permiten realizar una evaluación de riesgo mucho más eficiente.

Estos términos también se aplican a la hora de realizar inversiones. Cuantos más datos se conozcan más sencillo es realizar una previsión que permita conocer de manera más eficiente los diferentes ratios. No deja de significar que a más información más sencilla es la toma de decisiones.

Las previsiones del big data para el 2019

El avance hacia el conocido como Bussiness Intelligence es necesario para que las empresas mantengan un alto nivel competitivo. Para ello necesitas seguir implementando mejoras tecnológicas, de esta área se encarga el CIO.

Uno de estos avances imprescindibles es seguir mejorando en el análisis y estudio del big data. Para ello se está avanzando en la IA (Inteligencia Artificial) que permite ayudar a la toma de decisiones utilizando algoritmos complejos. Otro de los puntos claves es el uso de tecnología blockchain.

Los profesionales del big data son cada vez más demandados

Las empresas necesitan de todos estos datos que se almacenan, pero también de personal encargado de entenderlos. Por ello este tipo de perfil profesional es uno de los más demandados y al mismo tiempo más difíciles de cubrir. Cabe destacar que dentro de los profesionales de este nuevo sector hay diferentes especialidades como la de administrador, ingeniero, científico o director de datos.

El big data para empresas es necesario y cada vez genera más puestos de trabajo. Contar con la formación adecuada, como por ejemplo un máster especializado, te abrirá un gran número de puertas. ¡Especialízate y mejora ya tu formación!

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
LOGO-RRSS-DEF-150x150 El big data y los ratios financieros
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico.
Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

El big data y los ratios financieros

El big data para empresas es necesario y cada vez genera más puestos de trabajo en el sector financiero.