Amazon
InicioTendenciasBlablacar vs Uber ¿cuál elegir y para qué?
Uber Blablacar vs Uber ¿cuál elegir y para qué?

Blablacar vs Uber ¿cuál elegir y para qué?

Uno de los sectores más de moda en la actualidad y con más debate público alrededor de ella es el del transporte privado de pago; es decir, taxis y autobuses vs nuevos modelos de negocio, especialmente Uber. Hemos visto en las noticias en los últimos meses día tras día protestas y manifestaciones del colectivo del taxi en toda España protestando contra este tipo de negocios, los cuales consideran ilegales, competencia desleal. No es el conflicto el que nos atañe en este texto, sino ocuparnos de estas empresas alternativas al taxi, cuál elegir y para qué, ya que excepto el público más joven, a la mayoría de la opinión se le escapan aún qué son cada una y en qué se diferencian de las demás.

Dos son las empresas con más penetración en el mercado español, Blablacar y Uber, plataformas que pese a lo que mucha gente cree solo tienen una cosa en común: ponen en contacto a viajeros con conductores mediante una aplicación digital. Es decir, comparten la esencia, pero nada más. A partir de aquí, tanto su target como su servicio en concreto difiere el uno del otro.

La rentabilidad del viaje, clave de Blablacar

Blablacar es una compañía francesa que nació, como tantas otras, por una casualidad y, al mismo tiempo, una necesidad: su dueño quiso ir a casa en Navidad pero el tren estaba lleno. Comenzó a llamar a conocidos para saber si alguno iría en coche y tendría sitio y se percató de que hay cada día muchos trayectos cubiertos por personas que tienen huecos libres en sus coches. Su idea fue ¿por qué no utilizarlos y optimizar cada viaje? Y por eso creó una plataforma para poner en contacto a conductores con posibles pasajeros sin vehículo que estén interesados en compartir coche y gastos.

BlaBlaCar nació en 2010 porque el tren que su fundador, Frédéric Mazzella, quería coger para volver a casa por Navidad estaba lleno. Empezó a hacer llamadas para ver si alguien entre sus amigos y conocidos iba a hacer el mismo viaje en coche, y se percató de que había muchos vehículos que se desplazaban hacia el mismo destino sin pasajeros. De ahí la idea de crear una plataforma para poner en contacto distintos usuarios y compartir los gastos de un único viaje. Hoy en día tiene millones de usuarios (50 según su web oficial) y en España su penetración ha sido hasta la fecha muy importante; ha sido todo un éxito, ya que cifra sus usuarios nacionales en casi 3,5 millones.

En la actualidad, su situación en España es legal pese a tener alguna demanda por competencia desleal por lo que cualquier ciudadano español puede estar tranquilo si decide registrarse y aprovechar la aplicación. Su mejor uso es para rentabilizar trayectos a media y larga distancia si eres conductor mientras que si eres pasajero la gran ventaja es el ahorro que permite viajar de esta manera en comparación con los billetes de tren o autobús. De hecho, el gran enemigo de Blablacar no son los taxis, sino las compañías de autobuses de líneas de largo recorrido.

Uber y las distancias cortas

Por su parte, Uber es una empresa californiana que para nada es competencia de Blablacar, que como hemos explicado se centra en los viajes de larga y media distancia intermediando entre conductores y viajeros sin vehículo. En el caso de Uber, su objeto de servicio está centrado en los viajes de corta duración, de carácter urbano. Su dimensión es impresionante; tanto que se ha convertido en una de las startups más grandes del mundo, que hace temblar los cimientos en todos los países donde opera de un sector con tanta tradición, peso y volumen de negocio como son los taxis ni más ni menos.

En España, Uber se ha encontrado con problemas legales pero de nuevo opera de forma legítima tras ajustarse al modelo de compañías de transporte privado, con conductores permitidos. Cabify es una aplicación muy similar que en España también tiene su porción del mercado y que seguramente algunos lectores conocen porque han recurrido a ella en alguna ocasión. En sus orígenes, Uber permitía cubrir trayectos recogiendo pasajeros a cualquier persona con vehículo propio, pero en España se prohibió esta manera de trabajar. Por eso ha tenido que evolucionar y cambiar su base.

Como puedes leer en las explicaciones que ofrece en su página web para España, ahora para beneficiarte de sus servicios debes hacerte socio. De esta forma, podrás conducir tu vehículo o el de una flota privada. Si eres pasajero, basta con registrarte como tal y a través del teléfono móvil podrás hacer todos los trámites para utilizarlo, incluído el pago por supuesto.

En definitiva, para que entiendas las claras diferencias entre ambos basta con recordar quiénes son su competencia real, ya que se pone de manifiesto que no lo son entre ambos. Blablacar es la elección para trayectos de media y larga distancia, tipo autobuses de larga distancia o trenes, mientras que Uber lo es para los viajes de corta distancia, urbanos, los que suelen cubrir los taxis o transportes públicos de las ciudades y provincias.

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Blablacar vs Uber, ¿cuál elegir y para qué recurrir a uno u otro?

El dilema Blablacar vs Uber no es fácil de resolver. Por eso, te damos las claves para elegir entre una empresa u otra en función de tus necesidades