Inicio » Tendencias » Consejos para aprovechar las rebajas al máximo

Consejos para aprovechar las rebajas al máximo

Después de unos meses muy complicados para el comercio llenos de incertidumbre por la crisis del Covid-19, la maquinaria de las rebajas viene más potente que nunca. Es difícil escapar de cualquiera que sea tu “pecado” favorito: moda, decoración, perfumería, complementos y también tecnología, por supuesto, entre otros muchos sectores que se apuntan a los descuentos en verano. Sobre todo ahora que no podemos más que rendirnos ante la “nueva normalidad” y afrontarla de la mejor manera posible. Esto implica darnos algún que otro capricho aprovechando los grandes descuentos.

No es que antes fuera sencillo no picar, y tampoco está mal siempre y cuando sea una buena compra, pero la era digital ha añadido todavía un atractivo mayor a estos períodos de rebajas porque cualquier persona tiene a dos clicks la tentación. Insistimos, no está mal, de hecho es una decisión inteligente tener paciencia las semanas previas para intentar comprar más barato, pero conviene tener la cabeza fría y evitar gastos innecesarios o excesivos. Esto es también parte del objetivo que todos tenemos, que no es otro que aprovechar las rebajas al máximo. Por eso, compartimos a continuación algunos consejos generales para conseguirlo; algunos de ellos son directamente los que ha publicado recientemente la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

La importancia de las listas

Tanto por organización para aprovechar bien el tiempo como por control económico, conviene hacer una lista donde escribas tus necesidades para el período de rebajas de forma priorizada. De esta forma estarás poniendo los cimientos para aprovecharlas al máximo sin caer en gastos innecesarios e impulsivos.

Evita las tentaciones

“Yo solo quiero mirar” dicen muchos potenciales consumidores cuando entran en una tienda física o virtual. Si no quieres picar, esto es un error de primero de rebajas, porque no hay nada más peligroso que tener delante de tu vista el caramelo. Así que cíñete al guion en forma de lista que has escrito donde incluyes tus necesidades fundamentales y evita ojear aquellas que no lo son.

Conoce dónde compras

Parece un poco de perogrullo destacar esto como consejo general, pero en muchísimos casos se compra sin conocer las condiciones de dicha adquisición. Nos referimos, sobre todo, a la política de devolución de la marca o comercio en cuestión, ya que no siempre dan los mismos días para cambios ni tampoco es lo mismo que se cambie exclusivamente por otros productos de la tienda que se devuelva el dinero al completo. Ten en cuenta que hay comercios que cambian sus condiciones en los períodos de rebajas, algo que en caso de hacerlo deben anunciarlo de forma clara.

Cuidado con los precios trampa

La OCU recomienda que el consumidor adquiera siempre productos cuyo precio original esté marcado en la etiqueta de forma clara y evidente, sin dudas de que hayan podido ser manipulados. No es ninguna tontería este consejo porque no sería la primera vez que alguien adquiere un producto supuestamente rebajado que realmente no lo está tanto como marca la etiqueta.

Chequea previamente los precios

Hoy en día existen comparadores de precios a los que se puede recurrir para hacer un seguimiento previo de los precios de un producto determinado, algo que es muy interesante hacer durante la Navidad, en las semanas previas a las rebajas. También, obviamente, si tienes claro lo que necesitas desde un tiempo antes de que arranquen las rebajas, puedes hacerlo de forma manual el seguimiento. En cualquier caso, esta es una recomendación muy interesante para evitar inversiones que no merecen la pena, algo que va en la línea de lo explicado en el consejo anterior a este de la lista.

Conoce la normativa

Es conveniente saber qué puede reclamar uno como consumidor, qué tiene permitido hacer la marca o comercio como tal, y cuáles son sus garantías. Por ejemplo, según indica la OCU, cada tienda puede establecer las fechas de rebajas que estime oportunas, los productos rebajados deben haber formado parte de la oferta habitual del establecimiento durante al menos un mes, la calidad ha de ser la misma, y el precio antiguo marcado tiene que ser el menor que el producto rebajado tuvo en el último mes. Nunca esta de más conocer este tipo de detalles porque no sabes qué te vas a encontrar.

Conserva tickets o facturas

Siempre es conveniente guardar durante un tiempo prudencial el comprobante de la operación que hayas realizado no solo por si necesitas cambiarlo, sino también por la seguridad que aporta a la hora de poder hacer reclamaciones. Hoy en día, sobre todo si compras por internet, es mucho más sencillo almacenar los tickets y facturas ya que se evita el papel, que es un formato para estas cosas que carga el diablo, ¿verdad? Alguno que otro habrás perdido a saber dónde…

Reclama siempre que lo consideres justo y necesario

Desgraciadamente muchos abusos al consumidor quedan en el limbo por la pereza de estos a reclamar o por las trabas que ponen los propios comercios. Por este motivo es fundamental comprar en tiendas, ya sean físicas o digitales, que den garantías. De todos modos, puede ser más o menos engorroso, pero si no estás satisfecho debes reclamar, primero verbalmente en el propio comercio y, si no se llega a buen puerto, mediante la hoja de reclamaciones correspondiente -guarda una copia- e incluso a la propia OCU si es necesario. No hay otra forma de pelear por tus derechos como consumidor.

Enlaces externos

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Consejos para aprovechar las rebajas al máximo

Las rebajas llegan más potente que nunca y es importante saber bien cómo aprovechar bien el periodo de descuentos para poder sacarlos el máximo partido.