Amazon
InicioAppsDel Banco a las Fintech: ¿porqué deberías empezar a usarlas?
fintech Del Banco a las Fintech: ¿porqué deberías empezar a usarlas?

Del Banco a las Fintech: ¿porqué deberías empezar a usarlas?

Ahora que la opinión pública tiene reciente la noticia de que probablemente muy pronto podrá realizar transacciones económicas con WhatsApp, algo que por cierto ya mucha gente ya hacía con apps como Bizum, es un buen momento para dar difusión a otro tipo de aplicaciones más punteras todavía que poco a poco están haciéndose un hueco más allá del público experto en tecnología y banca: las fintech.

Este término, un acrónimo del inglés ‘financial Technology’, engloba a empresas que ofrecen determinados servicios financieros que los bancos tradicionales no proponen entre su oferta. Y todo mediante apps de primer nivel, con la mejor tecnología unida a la mejor usabilidad posible, lo que está llevando a los bancos a tener que ponerse mucho las pilas tanto con sus servicios como con sus oficinas on line y, por supuesto, las herramientas digitales que tienen en el mercado.

La presión competitiva es enorme pero a diferencia de lo que ocurría hasta hace muy poco tiempo esta ya no viene dada solo desde dentro del sector bancario, donde la oferta es cada vez más amplia, sino que también existe este empuje exterior.

A continuación te presentamos algunas de las ‘fintech’ más famosas y útiles en la actualidad, dejando claro que no son las mejores únicamente, sino que dentro de las más importantes hemos tratado de hacer una selección variada que sirva de muestra de lo amplio que es el campo que estamos tratando:

Besepa

Esta aplicación está pensada en origen para dar servicio a las pymes que no pueden o no quieren gestionar desde dentro todas las labores de gestión económica. Es una especie de gestor pero a nivel digital. Se encarga de todas las operaciones periódicas y rutinarias de este tipo de compañías de mediano o pequeño tamaño: organizar cobros y pagos, gestionar devoluciones, domiciliaciones, tareas rutinarias y diarias pendientes con los bancos, etc. Por facilitar, facilitan hasta las firmas digitales. Es decir, la empresa que les contrata se despreocupa al completo de aquellos servicios que les contratan a cambio de la comisión correspondiente. Dependiendo del tamaño de la compañía, Besepa ofrece integración por medio de una API con los sistemas de esta o simplemente una app muy sencilla de utilizar para sus clientes.

Atom Bank

Dentro de la categoría de ‘fintech’, como ya hemos explicado, se pueden incluir empresas de distinta índole, que se dedican a servicios muy variados dentro de los límites que el propio término establece. Por eso, también hay bancos, aunque tienen que ser digitales, sin sucursales ni elementos físicos. Uno de los más potentes es Atom Bank, un banco que en el Reino Unido cuenta con la confianza de muchísimos usuarios. Además, tiene entre sus inversores más potentes a un conocido por todos nosotros, el BBVA.

Kreditech

Este grupo empresarial alemán opera en España, de ahí que le destaquemos, a través de Kredito24 y Moneda Now. Se dedican, como ambos nombres indican, a ofrecer créditos rápidos a sus clientes, otro de los subsectores en el que podemos encontrar empresas de las denominadas ‘fintechs’, como es este caso. Es una compañía muy joven -nació en Hamburgo en 2012- que ha crecido a la velocidad de la luz hasta meterse entre las mejores ‘fintechs’ del mundo en un lustro de actividad. Desde entonces, ha seguido creciendo a nivel operacional y sus aplicaciones siguen siendo una de sus claves.

Ant Financial

Aunque es posible que te sorprenda, dentro del enorme sector de las ‘fintechs’, la más grande del mundo es china. Y no es una excepción su origen. Ant Financial controla la gran mayoría de las transacciones de pago a través del móvil en China, concretamente el 70%. Esto se debe a que es la plataforma de pago vinculada a Alibaba, la gran competencia de Amazon. Incluso BBVA le dedicó un post en su día.

Flyware

Esta fintech es muy interesante por su alto grado de especialización, ya que además de estar centrada en el servicio de las transferencias internacionales, con comisiones bajas y reduciendo las complicaciones habituales de este tipo de operaciones, en lo que se diferencia realmente Flyware de otras empresas similares es en que su nicho principal es el académico, tanto para estudiantes como para instituciones universitarias como IMF.

Kantox

Se puede englobar en el mismo subsector que Flyware, pero se diferencia de esta en su funcionalidad principal, ya que mientras Flyware se dedica al universo académico, lo que ofrece Kantox es que las empresas puedan gestionar todo tipo de transacciones y gestiones con cambios de divisa desde una misma plataforma. Por lo tanto, de nuevo en este caso, al igual que Besepa, tiene su target objetivo en las empresas y no en los particulares.

Transferwise

Un servicio a priori muy sencillo pero en el que los bancos ganan mucho dinero en comisiones son las transferencias internacionales, por lo que hay compañías fintech como Transferwise que ofrecen ahorros enormes, siempre según lo que exponen en su página web, en relación a lo que costaría hacer la misma transacción con el banco tradicional. La clave, lo que les permite reducir dichas comisiones y aún así ser rentables, según afirman desde esta y otras ‘fintechs’ similares, es que utilizan el cambio real en cada momento, no hinchado artificialmente.

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Del Banco a las Fintech: ¿porqué deberías empezar a usarlas?

Ahora que muy pronto podremos realizar transacciones económicas con WhatsApp es un buen momento para dar difusión a otro tipo de aplicaciones más punteras todavía que poco a poco están haciéndose un hueco más allá del público experto en tecnología y banca: las fintech.