El adiós a Internet explorer de Microsoft

Larga vida ha tenido, larguísima para muchos, demasiado ha durado pensarán algunos, qué pena sentirán otros para los que es un símbolo generacional Internet Explorer. Parecía que nunca llegaría este momento del que tanto se ha hablado, a veces hasta con cierta ironía pero los últimos meses de vida del veterano navegador de la compañía norteamericana han llegado. Así lo ha confirmado Microsoft, que dejará de darle soporte justo dentro de un año, el 17 de agosto de 2021, 26 años y un día después de lanzarlo al mercado, hito que tuvo lugar el 16 de agosto de 1995, cuando se vinculó a aquella versión exitosa de Windows, la del 95.

En busca de un nuevo entorno empresarial

La multinacional tecnológica presidida por Bill Gates ha hecho oficial la noticia como se hacen estas cosas en los tiempos que corren, a través del blog corporativo de la empresa en primer lugar, en Microsoft 365. De todos modos, el anuncio de no dar más soporte desde el verano de 2021 no implica la desaparición inmediata de Explorer, tal y como explica la mencionada nota difundida por Microsoft para explicar su decisión: “Entendemos la necesidad de “hacer más con menos” en el nuevo entorno empresarial. Para las fechas enumeradas anteriormente, los clientes ya no deberían acceder a las aplicaciones y servicios de Microsoft 365 utilizando IE 11 -versión actual de Explorer-, pero queremos dejar claro que IE 11 no desaparecerá y que las propias aplicaciones e inversiones heredadas de IE 11 de nuestros clientes continuarán trabajo. Los clientes han realizado inversiones críticas para el negocio en aplicaciones heredadas de IE 11 y respetamos que esas aplicaciones sigan funcionando”, se detalla en un comunicado con el objetivo de tranquilizar a aquellas compañías que todavía dependen del vetusto navegador.  

Aunque no muere ipso facto en agosto del 2021, al dejar de darle soporte, a partir de ese momento, Microsoft Edge, basado en Choromium -navegador de código abierto basado en Google-, será la apuesta exclusiva de la mediática empresa, que ya hace tiempo que perdió el liderazgo en el universo de los navegadores que una vez dominó, mucho antes de que irrumpieran en el mercado Firefox o Chrome, gracias a este “viejo” simpático tan querido sobre todo por los millenials que es Microsoft Explorer.

Parte indivisible de Windows

Allí se daba cobijo  al Tuenti, el Messenger, las primeras búsquedas en la red, lecturas de periódicos digitales cuando aquello sonaba futurista… Todo se hacía en Explorer porque era parte indivisible de Windows. Así lo decidió Microsoft, aunque aquello le llevó a los tribunales acusado de práctica monopolística. Suena casi prehistórico porque esto cambió hace muchos años, pero el movimiento permitió a Microsoft ganar la partida por pura anticipación: si se usa la primera vez, aunque sea por obligación, cuesta mucho cambiar si no te ha fallado. En definitiva, la reflexión es clara: casi todo aquello que se hacía en Explorer y que tiene que ver con este navegador ahora residual es parte del pasado, luego era lógico pensar que este también se había quedado anticuado en comparación con sus competidores , y Microsoft también lo sabía. Era una muerte anunciada, pero no por ello menos noticiable que se le haya puesto fecha. 

Y es que es de estos productos a los que se les tiene estima porque hay muchos recuerdos que van de su mano, y ya sabemos el poder que tiene la nostalgia. Medio siglo es una barbaridad, y, aunque no cambie prácticamente nada cuando desaparezca porque en cierto modo ya lo está actualmente, perdido en el entramado de aplicaciones del completo menú de Windows 10, para todos los millones de personas que alguna vez han utilizado Explorer se trata de una noticia de alcance porque existe un vínculo personal en ella. 

Enlaces de interés

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *