Inicio » Tendencias » Big Data » ¿En qué consiste el trabajo de un analista de datos?

¿En qué consiste el trabajo de un analista de datos?

De todas las posiciones laborales que han proliferado desde la irrupción de internet y el proceso de digitalización empresarial tan profundo y extenso que se viene produciendo desde hace un tiempo, es la de analista de datos la que más mediática se ha hecho, quizá por toda la magia y el punto de misterio que tiene esta figura en una opinión pública poco familiarizada con la materia todavía.

Es precisamente por esto, para desmontar mitos y confirmar verdades, por lo que nos hemos propuesto dedicar unas líneas en exclusiva a las funciones que desarrolla la persona encargada de analizar los datos. Él es el encargado, a grandes rasgos, de encontrar patrones entre toda la marabunta de datos que manejan hoy en día las compañías para poder obtener, de esta forma, toda la información posible de los mismos, algo que tiene un impacto multidireccional sobresaliente en el devenir de la corporación.

Cualidades del analista de datos

Vaya por delante que una de las cosas que sí son ciertas es la variedad de estos perfiles y de las funciones que pueden llegar a desarrollar dependiendo de las circunstancias de dónde y cómo caigan, pero lo mejor, para ser lo más didácticos posibles, es hacer una pequeña lista con las más habituales:

Mucho más que manejar bien Excel y lenguaje SQL

Ahora ya menos, pero se tenía tan poco conocimiento de informática, que en un comienzo se asociaba a los analistas de datos a simples perfiles expertos en estas dos herramientas. Y caló tanto la idea que aún pervive este falso mito. El universo del Big Data va mucho más allá de estas, así que un analista de datos debe tener muchas más habilidades para poder optar a un trabajo cualificado de analista de datos.

De entrada, su dominio de la estadística y las matemáticas es, por lo general, notable, de ahí que sean dos de las ramas más habituales desde las cuales se especializa una persona en el análisis de datos.

Trabajo en equipo

El analista de datos debe ser capaz de trabajar en equipo, algo que es otro falso mito extendido entre mucha gente que considera que este tipo de perfiles son muy solitarios a la hora de llevar a cabo sus tareas. Nada más lejos de la realidad, puesto que dentro del marco empresarial actual, cada vez son más los recursos humanos centrados en exprimir todo lo que los datos dicen.

Es el gran valor de las compañías, que lo saben y por eso invierten en ello para desarrollarlo. De ahí que el analista deba ser capaz de trabajar no solo con compañeros del mismo perfil, sino también con otros a los que afecta su trabajo.

Especialización

A grandes rasgos, son tres las funciones que debe dominar el analista de datos: extraer, procesar, agrupar, ordenar datos, encontrando patrones en ellos, como antes hemos citado; analizar propiamente dichos datos; y ser capaz de reportar lo analizado mediante informes a departamentos con los que trabaja mano a mano. Por lo tanto, no basta con analizar muy bien, ya que si no es capaz de transmitir sus conclusiones, la cadena de valor se rompe y su perfil deja de aportar riqueza a la compañía.

Otras funciones compatibles con su cargo y conocimiento

El analista de datos, dado el alto nivel con el que maneja numerosas herramientas, entre ellas el lenguaje informático, y tiene conocimientos de programación, es un perfil que también suele estar preparado, por ejemplo, para encontrar soluciones a problemas técnicos de distinta índole.

Habilidades complementarias

Debido al nivel de responsabilidad de sus funciones, el profesional en Big Data debe complementar su formación con habilidades analíticas necesarias para ser bueno en su trabajo.

Por ejemplo, ha de poder trabajar bajo presión, ser capaz de proponer y encontrar soluciones en situaciones de crisis, trabajar en equipo de forma proactiva, y, por supuesto, tener cierto gusto por la innovación y por el ir más allá, porque es esta y no otra la mejor forma de seguir buceando en los datos en busca de nuevos tesoros para la compañía que le paga.

Además, debe tener cierta capacidad de adaptación, puesto que, como ya hemos subrayado anteriormente, la variedad de funciones es amplia, y también debe ser muy responsable con la confidencialidad, un punto crítico en este tipo de perfiles. Por descontado, el dominio del inglés, tanto a nivel usuario como técnico, es una característica inseparable del analista de datos porque va a trabajar siempre en un entorno que lo requiere.

Enlaces salientes

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


¿En qué consiste el trabajo de un analista de datos?

El analista de datos es una de las múltiples posiciones laborales que han proliferado desde el proceso de digitalización empresarial de los últimos años.