Inicio » Informatica » Empresas » Facebook cambia de logo para diferenciarse de su empresa matriz

Facebook cambia de logo para diferenciarse de su empresa matriz

Nadie duda de que Facebook vive un momento clave como grupo empresarial. Mientras Mark Zuckerberg trata de capear el temporal que azota con fuerza desde el primer gran escándalo que salpicó a la compañía, cuyas grietas de seguridad llevaron a su CEO a tener que comparecer en el Senado norteamericano en abril del 2018 para dar explicaciones y pedir disculpas por la influencia de su red social en el resultado de las elecciones presidenciales de Estados Unidos del 2016 -el asunto colea tanto que Hilary Clinton ha pedido en las últimas horas que Zuckerberg pague por lo que hizo-, Facebook está en pleno proceso de restauración de su imagen corporativa.

Además de volcar la parte operativa de la red social en mejorar sus herramientas de comunicación con el usuario y acabar con los enormes problemas de seguridad con los datos personales que ha tenido a lo largo de su historia, también está inmerso en una campaña de marketing para recuperar la confianza en la marca. De ello se está encargando especialmente el español Antonio Lucio, chief marketing officer de la corporación californiana desde hace nueves meses.

Nueva imagen de marca de Facebook

Lucio es noticia en las últimas horas por haber firmado el comunicado oficial de Facebook en el que se anuncia una de las medidas más importantes de la compañía en esta nueva dirección comercial: la separación de la marca Facebook como aplicación de la del grupo empresarial. Lo cierto es que, más allá de si guste o no el resultado, que ahora entraremos a detallar, era algo muy necesario desde el punto de vista de la imagen de marca, porque creaba muchísima confusión la duplicidad del nombre para referirse tanto al conjunto de negocios de Facebook como a su proyecto original, la red social sobre la que ha construido un conglomerado gigante.

En cambio, la decisión de Facebook se ha hecho viral no por la introducción de la nueva marca, sino por la forma de hacerlo. Y es que, en vez de optar por renombrar al grupo, simplemente se han decantado en las altas esferas de sus oficinas centrales en Menlo Park por distinguir ambos conceptos con dos logos diferentes, manteniendo el mismo nombre en ambos casos, diferenciándolos únicamente a través de la tipografía. De esta forma, Facebook seguirá siendo el nombre oficial de la red social, que mantiene su logo actual, y FACEBOOK es la nueva marca, la empresa matriz que engloba todos los proyectos empresariales del grupo empresarial, dueño entre otras herramientas famosas de WhatsApp e Instagram.

“Facebook comenzó como una sola aplicación. Ahora, 15 años después, ofrecemos un conjunto de productos que ayudan a las personas a conectarse con sus amigos y familiares, encontrar comunidades y hacer crecer negocios”, comienza exponiendo el comunicado firmado por Antonio Lucio antes de argumentar el por qué de la creación de esta nueva marca de empresa: “Hoy estamos actualizando la marca de nuestra compañía para ser más claros acerca de los productos que provienen de Facebook. Estamos presentando un nuevo logotipo de la compañía y distinguiendo aún más a la compañía de Facebook de la aplicación de Facebook, que mantendrá su propia marca”.

¿En qué afectan los cambios?

Esta novedad afecta mucho a nivel comunicativo, tanto desde el ámbito de la propia empresa matriz, que comenzará a corto plazo a utilizar su nueva denominación en su forma de comunicarse, como del de los medios de comunicación escritos o visuales, que ahora tienen una forma más efectiva de distinguir el Facebook corporación del Facebook aplicación, como se refiere a la red social el propio Antonio Lucio en el comunicado en cuestión.

A los usuarios, en cambio, solo les afectará en lo visual, puesto que desde junio de 2020 todas las herramientas que pertenecen al universo FACEBOOK -por referirnos ya con su nueva denominación al conglomerado empresarial- introducirán el “from Facebook” en su nombre, pero nada en la práctica. No te extrañes, por lo tanto, cuando en unos meses utilices Instagram de Facebook, por poner un ejemplo, en vez del actual Instagram. Tranquilo, nada cambiará por ello más allá del nombre.

En Twitter, el nuevo logo ha generado, como no podía ser de otra forma en la red social del pajarito, sensaciones encontradas, pero como decíamos antes, parece una decisión empresarial muy lógica porque en los tres lustros que han pasado desde la fundación de Facebook, la compañía se ha convertido en un gigante. Prueba de ello es la lista de servicios principales que ahora pasarán a estar cobijados por esta nueva marca de empresa: Facebook app, Messenger, Instagram, WhatsApp, Oculus, Workplace, Portal y Calibra. Y es que, desde que en 2012 adquiriera la red social de las fotografías -posteriormente sumó los vídeos y los stories- por 1 000 millones de dólares, y la herramienta de mensajería instantánea que es un pilar en la vida occidental allá por 2014 a cambio de 22 000 millones de dólares más, la dimensión empresarial de FACEBOOK adquirió un tamaño incomparable al anterior.

No es la primera vez que una compañía digital asume un proceso de reorganización como este de la compañía liderada por Mark Zuckerberg. El caso más sonado es el de Google, que también hizo un movimiento similar hace ya cuatro años, si bien optó por diferenciar su nombre original del de su conglomerado empresarial, al que bautizó como Alphabet Inc. Solo el tiempo dirá si la decisión de Facebook de no alterar el nombre es un acierto o no.

Enlaces de interés

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Facebook cambia de logo para diferenciarse de su empresa matriz

Mientras Mark Zuckerberg trata de frenar aún las consecuencias del escándalo sucedido en 2016, Facebook vive un momento clave como grupo empresarial.