Inicio » Tendencias » La influencia de la IA para tomar decisiones en una empresa

La influencia de la IA para tomar decisiones en una empresa

La inteligencia artificial es la frontera del conocimiento humano con más potencial para cambiar el mundo. Aunque ya son capaces de imitar comportamientos cognitivos, eso no las hace inteligentes en un sentido estricto. 

En realidad, el campo de la IA es todavía un terreno inexplorado. Todos los desarrollos humanos en ese sentido se clasifican como “débiles”, puesto que los programas de computadoras solo se desempeñan bien bajo entornos específicos. En ese sentido, solo pueden resolver una serie limitada de problemas y tareas. Sin embargo, superan con creces al humano más capacitado en rapidez eficiencia en propósitos específicos. 

¿Qué beneficios pueden obtener las empresas con la Inteligencia Artificial?

Los seres humanos somos, de momento, insustituibles. Sin embargo, es plausible afirmar que seremos reemplazados por las máquinas en el desempeño de incontables tareas. Lo cierto es que ese proceso ya está en marcha, como por ejemplo en las industrias manufactureras y el transporte.

Diez brazos robóticos para hacer el trabajo de 1000 hombres

Los procesos automatizados reportan, a largo plazo, ingentes beneficios. Una máquina no se cansa, no se va de baja y solo requiere unos días de mantenimiento al año para funcionar en condiciones óptimas. Las industrias fabriles llevan años incorporando tecnología de vanguardia. No en vano, en España, el porcentaje de personal empleado en el sector industria encadena una década a la baja. Todo parece indicar que esta tendencia no hará sino multiplicarse exponencialmente. 

Los brazos mecánicos inteligentes Stretch, de Boston Dynamics, son un buen ejemplo de por qué las personas están siendo sustituidas. La incorporación de robots inteligentes a cualquier compañía supondrá un salto exponencial en la rapidez y eficiencia de sus procesos. Ya no solo pueden atornillar y llevar cajas, sino que alcanzan cotas cada vez más altas de flexibilidad y desempeño. Son cada vez más las organizaciones con gran cantidad de procesos físicos que toman la decisión de robotizarse. 

Entre la distopía y la utopía: las máquinas vienen para quedarse

Se entiende la robótica como la rama de la IA encargada de estudiar el desempeño de las máquinas en el entorno. Esta disciplina aspira a desentrañar cómo convertir movimientos repetitivos y toscos en lo más naturales posibles. Dicho sector aglutina varias de las compañías de inteligencia computarizada más prestigiosas del mundo. Su mérito es directamente proporcional a la cantidad de robots que intervienen en la industria, lo cual se convertirá en estándar para todos los rubros del mercado.

Si se le pide a un robot que camine sin utilizar sus piernas mecánicas, se volcará boca arriba y se moverá con las rodillas. Para las empresas de transporte, esto supondría tener máquinas capaces de funcionar en casi cualquier entorno, tolerando multitud de desperfectos y superándolos. Lograr vehículos capaces de conducirse a sí mismos, de forma segura y ventajosa, es una de los retos más notorios de la empresa logística. Robotizar el tránsito marítimo será una de las decisiones del mañana.  

El salto cuántico de la inteligencia artificial

Un algoritmo puede sopesar millones de decisiones con la rapidez de un ordenador cuántico y proporcionar respuestas imposibles para un cerebro humano. Los ordenadores actuales, incluso los más potentes, solo pueden procesar una fracción de los datos de los que puede disponer la tecnología cuántica. Concatenar el crecimiento exponencial del procesamiento con las capacidades de la IA, es lo que traerá un mundo nuevo de posibilidades para las empresas. 

Con el desarrollo de la computación cuántica, es esperable que los algoritmos superen con creces las barreras a las que están sometidos actualmente. Para el mercado de trabajo, esto implicará la contratación masiva de perfiles capaces de diseñar constelaciones de cerebros artificiales trabajando en red, en cualquier parte del mundo y en todo momento.  

¿Piensas que tu trabajo es insustituible por un ordenador? Con toda probabilidad hay algún ingeniero de IA pensando en cómo lograrlo. Las probabilidades están a su favor. Con el salto cuántico, primero los robots cumplirán un puñado de tareas humanas relacionadas con una industria específica, como labores de traducción o gestión. Luego, conforme avance el machine learning, a la vuelta de una década departamentos enteros serán sustituidos por programas inteligentes. 

Una fábrica encomendada a la inteligencia artificial podrá volverse a sí misma más eficiente, segura y sostenible, sin necesidad de intervención humana. 

¿No sabes qué quieres para cenar? La IA sí

El apartado que está más en la palestra pública sobre inteligencia artificial tiene que ver con la predicción del comportamiento. Los seres humanos son seres predecibles, en tanto que su comportamiento puede agruparse en patrones y ser analizados por una máquina. Si convertimos las actuaciones de millones de personas en datos, un algoritmo de deep learning será capaz de extraer todos los conglomerados requeridos. 

Para las empresas, esto implica una inusitada eficiencia a la hora de vender sus productos. ¿Quién está comprando X? ¿Quiénes de los que compran X compran Y? ¿Y si creamos un producto Z que se amolde a las necesidades de estos clientes? En estas preguntas está el germen del contenido de entretenimiento de las plataformas digitales, los anuncios de comida a domicilio y los banners de publicidad que tapizan la red. Lo más llamativo es que este proceso se analiza mientras ocurre, en tiempo real. Millones de decisiones humanas están bajo el escrutinio de un ordenador. 

¿Te gustaría contribuir a que las empresas tomen decisiones basadas en IA?

Para muchos, el potencial de eficiencia y rapidez de las máquinas es evidente, pero otros tantos se aferran al escepticismo. Es natural, el futuro es de los que desbordan la realidad con su imaginación. Tú puedes formar parte del próximo salto cualitativo de la humanidad: especialízate en inteligencia artificial. No solo aprenderás cómo será el mundo del futuro, sino que aportarás de forma decisiva en su construcción. 

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Inteligencia Artificial en la toma de decisiones

La Inteligencia Artificial nos ha revolucionado la vida. Pero, ¿cómo podemos aprovecharla para tomar decisiones empresariales?