Amazon
InicioCiberseguridadLa ‘cara B’ del Internet de las Cosas: los riesgos de ciberseguridad
ciberseguridad-internet-cosas La 'cara B' del Internet de las Cosas: los riesgos de ciberseguridad

La ‘cara B’ del Internet de las Cosas: los riesgos de ciberseguridad

ciberseguridad-internet-cosas La 'cara B' del Internet de las Cosas: los riesgos de ciberseguridad

Hace ya unos años que se viene hablando del Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés referentes a Internet of Things), un concepto que nació y se acuñó en el prestigioso Instituto de Tecnología de Massachusetts, y que se refiere a la revolucionaria relación entre entre los objetos y las personas, incluso que elimina el componente humano de la ecuación, y que permite la conexión entre estos y la Red ofreciendo datos en tiempo real. La digitalización del mundo físico hecha por y para hacernos la vida más fácil. O, al menos, en teoría.

Frigoríficos que nos hacen la compra directamente cuando detectan que nos hemos quedado sin algunos productos básicos o que nos avisan cuándo nuestra comida va a caducar; ‘weareables’ que registran nuestra actividad, ritmo cardíaco y calidad del sueño o la alimentación y nos hacen un plan ‘fitness’ a medida, previo paso por su compartición en ‘la nube’; coches que conducen por nosotros y evitan accidentes y atascos; casas inteligentes que adecúan la luz o los sistemas de frío/calor sin necesidad de que nosotros subamos el termostato o las persianas… Parece que todo son ventajas en la era ‘smart’, pero ¿a qué riesgos nos enfrentamos?

Falsificación, usurpación y suplantación de la identidad (‘phising‘), ataques DoS (o de denegación de servicios), ‘eavesdropping’ o escuchas secretas (y por tanto, casi en el 100% de los casos, ilegales), ‘buffer overflow’ o desbordamiento de búfer (lo que lleva a que se sobreescriba el contenido almacenado en la memoria del dispositivo y se puedan saltar los filtros de seguridad preestablecidos), ataques de intermediarios o ‘man in the middle attacks’ (que permiten que ese ‘intermediario’ lea, inserte y modifique a su antojo los mensajes entre dos partes sin que ninguna de ellas se entere), ataques a las contraseñas (por los cuales se intenta el ‘log in’ en un sistema de manera reiterada en cortos intervalos de tiempo hasta que se crea inestabilidad en la verificación del inicio de la sesión y esta pasa a ser vulnerable) y demás tipo de ataques maliciosos contra los dispositivos y su conexión pasan a ser una realidad a la que nos enfrentamos en esta (ya no tan) nueva etapa del Internet de las cosas.

Está claro que disponer de más datos, por supuesto, es sinónimo de más oportunidades, pero también de más riesgos, debido a ese flujo continuo de información en el que nos movemos y en el que el componente humano (para lo bueno, pero también para lo malo) permanece al margen. Por eso, según Deloitte, ahora que el Internet de las Cosas parece que por fin empieza a ser una realidad en nuestras vidas, es cuando hay que tener más cuidado y es cuando “surge la necesidad de proteger el valor que aporta tener información” teniendo en cuenta tres recomendaciones:

  • Prevención: la mejor cura del riesgo es la prevención y para prevenir lo mejor es establecer distintas capas y filtros para que sea más complicado acceder a la información.
  • Mantente alerta: los ataques cambian y los sistemas de seguridad se quedan obsoletos. Además, ningún nivel de seguridad es perfecto: los esfuerzos no impiden ser vulnerable y por ello hay que estar siempre atento para detectar cuanto antes posibles fallos.
  • Resiste: Hay que neutralizar lo más rápido posible las amenazas, para así evitar que se propaguen.

También te interesa…

Los 10 delitos digitales que amenazarán la ciberseguridad en 2017

Así es la realidad de la seguridad informática en España

 

Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

La 'cara B' del Internet de las Cosas: los riesgos de ciberseguridad

Disponer de más datos, por supuesto, es sinónimo de más oportunidades, pero también de más riesgos: estos son a los que nos enfrentamos en el IoT.