Inicio » Tendencias » ¿Qué debes saber de Virtualbox?

¿Qué debes saber de Virtualbox?

Las máquinas virtuales te permiten instalar cualquier programa o aplicación en tu ordenador y probarlo sin poner en peligro el equipo.

A grandes rasgos funcionan como un PC independiente, con su propio hardware, su BIOS, su disco duro y todos los elementos necesarios. Para crear una de ellas necesitas un software de virtualización que te guíe por todo el proceso y uno de los más efectivos y populares es Virtualbox.

¿Qué es Virtualbox?

Nos referimos a una herramienta de código abierto bajo los términos de la Licencia Pública General de GNU (GPL v2), completamente gratuita y actualmente desarrollada por Oracle Corporation.

Este hipervisor de tipo 2 se diferencia de los de tipo 1 en que necesita un sistema operativo para funcionar. Se trata de un potente instrumento que tendrás la oportunidad de usar como solución profesional y, también, en el ámbito doméstico.

Virtualbox te permite realizar tareas de virtualización, como probar software o, simplemente, confeccionar algunas guías, sin la necesidad de destinar la máquina host al completo para ello, ya que se encarga de aislar el sistema operativo inicial del que vas a usar como invitado.

Debes saber que cuando creas máquinas virtuales, en realidad estás cediendo para tal fin parte de los recursos hardware de la máquina física en cuestión.

Para que te sirva de ejemplo, si tienes un PC con 8 GB de memoria RAM -el estándar actual que ofrece cualquier fabricante de equipos nuevos de gama media- y usas Virtualbox para crear una máquina virtual de 2 GB, se los estarás quitando a la RAM de dicho PC para dejarlo, únicamente, con 6 GB. Esto significa que esos 2 GigaBytes son reales, no virtuales. Lo mismo sucede con el resto de elementos como la tarjeta de sonido, las tarjetas de red o la CPU.

¿Cómo se usa este software de virtualización, VirtualBox?

Para usar este programa gratuito lo primero que debes hacer es descargar la última versión que corresponda con tu sistema operativo principal. A continuación deberás instalarla y asegurarte de que tienes habilitadas las funciones de virtualización de tu procesador en la BIOS. Dados estos pasos, ya podrás empezar a montar tus propias máquinas virtuales.

Su creación no tiene excesivas complicaciones. En primer lugar, vete a la parte superior de la ventana principal y haz clic sobre el botón “Nueva”. De forma automática aparecerá un asistente de configuración que te guiará durante todo el proceso. Antes de nada, elige un nombre para tu máquina virtual, una ruta de tu disco duro donde guardarla y el tipo y versión del sistema operativo que vas a poner en marcha.

Los siguientes pasos te pedirán que decidas la memoria RAM que quieres asignarle y el tamaño que deseas que tenga el disco duro virtual, que se guardará en el directorio que tú mismo le indiques. Una vez especificados todos estos parámetros, ya tendrás tu máquina virtual preparada para funcionar. No obstante, antes de arrancarla conviene que eches un vistazo a sus opciones de configuración.

De esta forma podrás, entre otras opciones, personalizar los gráficos y su pantalla, así como el audio, el almacenamiento, la red, la aceleración 3D, el procesador, la memoria, etcétera. Por otra parte, además, tienes que montar la imagen ISO con el sistema operativo que vayas a instalar en tu máquina virtual, para lo cual deberás irte al apartado “Almacenamiento”.

Lo último será iniciarla e instalar dicho sistema operativo como si lo estuvieras haciendo en un ordenador físico real. Una vez concluya este proceso, solamente te quedará hacer lo mismo con el kit de herramientas Guest Additions y ya podrás utilizar tu máquina virtual con la completa seguridad de que lo que hagas en ella no afectará en absoluto a tu sistema principal.

Principales ventajas de crear máquinas virtuales con VirtualBox

Hacer pruebas puntuales sin complicarte

Son muchas las ventajas que aporta trabajar con máquinas virtuales creadas con Virtualbox. Gracias a este software de código libre vas a poder hacer pruebas puntuales sin complicarte y, además, conseguirás que dos sistemas operativos convivan sin tener por qué hacer particiones.

Portabilidad

Además, este programa pone un gran énfasis en la portabilidad, ya que está disponible para una gran cantidad de sistemas operativos, y puedes llevarte y usar tus máquinas virtuales a otro ordenador, ya sea con esta o con otras herramientas de virtualización.

Compatibilidad

Su compatibilidad, de hecho, es bastante amplia y se expande prácticamente a todas las versiones de Windows (aunque algunas como Windows 98 puedan dar algún problema), así como la mayoría de versiones de macOS y GNU / Linux, y otras menos comunes como Novell, BeOS, DOS, QNX, Solaris, OS / 2,  FreeDOS, Free BSD, RHEL, Debian, Fedora o SUSE / OpenSUSE.

Gracias al aislamiento que proporciona podrás contar con un espacio de ejecución donde trabajar con aplicaciones sospechosas debido a que provengan de fuentes sin verificar. De este modo, salvarás a tu equipo en caso de que estas contengan malware o cualquier otro tipo de código malicioso. Un sandbox o entorno controlado que, además, es completamente transparente a cualquier programa capaz de detectar su uso.

Otros puntos a favor de VirtualBox que debes tener en cuenta

Otra gran ventaja de trabajar con una máquina virtual generada con Virtualbox es que te puede servir para apoyarte en términos de compatibilidad. Algunos programas determinados, a pesar de que cuentan con protección para evitar su ejecución en máquinas virtuales, no funcionan en versiones más modernas del sistema operativo para el que fueron diseñados.

Además, permite configurar hasta 32 CPUs, agrupar y clonar múltiples máquinas virtuales, da soporte para dispositivos USB, es compatible con toda clase de hardware y soporte completo ACPI, cuenta con un completo sistema de instantáneas y te da la opción de controlar la máquina virtual desde otro ordenador a través de una pantalla remota.

En conclusión, es una potente herramienta para crear máquinas virtuales que poco tiene que envidiar a otros de sus competidores como Microsoft Virtual PC, QEMU o VMWare, con la diferencia de que no tendrás que pagar una licencia para poder utilizarla. Decídete a cursar el Máster en Ciberseguridad que ofertamos en IMF Business School y te convertirás en un experto en el uso de Virtualbox y el desarrollo seguro de aplicaciones web.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico. IMF Business School ofrece una exclusiva oferta de postgrados en tecnología en colaboración con empresa como Deloitte, Indra o EY (masters en Big Data, Ciberseguridad, Sistemas, Deep Learning, IoT) y un máster que permite acceder a la certificación PMP/PMI. Para ello IMF cuenta con acuerdos con universidades como Nebrija, la Universidad de Alcalá y la Universidad Católica de Ávila así como con un selecto grupo de universidades de Latinoamérica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


¿Qué debes saber de Virtualbox?

Una ventaja de trabajar con una máquina virtual generada con Virtualbox es que te puede servir para apoyarte en términos de compatibilidad.