Inicio » Informatica » ¿Qué diferencias existen entre IaaS, PaaS y SaaS?

¿Qué diferencias existen entre IaaS, PaaS y SaaS?

Los servicios en la nube son cada día más habituales, por lo que conocerlos y estar al tanto de su uso te permitirá saber cuál se adapta mejor a las necesidades de tu empresa. Las siglas IaaS, PaaS o SaaS seguro que te suenan pero si has llegado hasta aquí es porque quieres conocer a fondo la diferencia entre ellas.

Este tipo de servicios de cloud computing son el día a día de las empresas, ya que les posibilitan reducir las inversiones en hardware y software a cambio de un pago mensual por los servicios. Además, les aportan una escalabilidad que les permite crecer a su ritmo y adaptar el servicio a las necesidades empresariales del momento. En los últimos años han sufrido un nuevo repunte gracias a la popularidad del teletrabajo y, en muchas ocasiones, a la necesidad de los trabajadores de conectarse desde cualquier lugar.

Las empresas avanzan a grandes pasos hacia los servicios en la nube, demandando cada vez más herramientas y profesionales que las conozcan y sepan elegirlas. Los gigantes tecnológicos no son ajenos a ello y se esfuerzan en ofrecer soluciones intuitivas y de calidad que garanticen el desarrollo y crecimiento de sus clientes.

Descubrir el IaaS

Las siglas IaaS hacen referencia a infraestructura como servicio, es decir a la externalización del hardware. Las empresas se deciden a contratar los procesadores, discos duros o memorias RAM en un proveedor externo y se conectan a través de la nube a ellos. Se trata de alquilar la estructura básica sobre la que trabajar.

La empresa que contrata este tipo de servicio alquila la máquina virtual pero es la encargada de dotarla de las herramientas con las que trabajar, como aplicaciones o sistema operativo. Se trata de una forma sencilla y eficaz de crear espacios de prueba y desarrollo con un coste bajo y que se adapta a las necesidades de la empresa en cada momento.

Dos de los ejemplos IaaS son InMotionHosting Flex Metal Cloud o Microsoft Azure, ambos ofrecen la máquina virtual dotada con el hardware necesario para hacer correr aplicaciones empresariales exigentes como SAP. Este tipo de servicios están pensados para empresas que quieren tener la totalidad del control del software.

Conocer el PaaS

La plataforma como servicio hace referencia a proveedores que ofrecen la máquina virtual a la que añaden el software básico para su funcionamiento y que está especialmente pensado para desarrolladores de aplicaciones web. Solo tienen que preocuparse de su proyecto, ya que el proveedor del servicio se encarga de la demanda de hardware y de contar con las herramientas de software imprescindibles para la realización del proyecto.

Podría definirse como un punto intermedio en el que el proveedor se encarga del mantenimiento tanto del equipo como del software básico, mientras que el cliente cuenta con acceso a la plataforma de desarrollo en el que realizar el trabajo.

Algunos proveedores de este tipo de servicio más comunes son Jelastic, que ofrece un amplio soporte en lenguaje de programación o Google App Engine, que destaca en la capacidad de escalabilidad inteligente para adaptar los recursos a las necesidades del desarrollador.

Bases del SaaS

Es uno de los servicios más comunes y que todos usamos en el día a día. Se trata de cualquier tipo de programa al que se accede desde la nube y donde el proveedor dota al cliente de todos los elementos necesarios tanto de hardware como de software para que solo se tenga que preocupar de usar el servicio.

Es una de las soluciones más comunes para las pequeñas empresas, pues les permite centrarse en el día a día sin necesidad de contar con especialistas de software o un ancho de banda que soporte la instalación o gestión que requieren los demás servicios mencionados.

Existen multitud de ejemplos de este tipo de servicios, algunos tan populares tanto para usuarios personales como empresas son el caso de Gmail, Canva o Dropbox y otros más especializados como Salesforce, HubSpot, Office 365 o WordPress.

Las claves para elegir entre las tres

Una vez definidos los tres servicios, es importante resaltar la principal diferencia que existe entre ellos y el grado de manipulación con el que cuentas como usuario:

  • IaaS: alquilas la máquina virtual y te encargas de todo lo demás.
  • PaaS: alquilas la máquina virtual y las herramientas básicas para poder desarrollar lo que necesites.
  • SaaS: adquieres un servicio concreto y limitado, es decir el uso de una aplicación.

En función de las necesidades de cada empresa, se demandará un tipo de servicio específico. Por un lado, el IaaS requiere de más dotación, pero el Saas es el más sencillo posible. Este último es más utilizado por las pequeñas empresas, mientras que el primero es de uso habitual en grandes empresas que prefieren contar con su propio ecosistema. A la hora de apostar por uno de ellos, es imprescindible que analices algunos puntos esenciales.

Seguridad

Es uno de los temas clave al trabajar con servicios en la nube. La seguridad de la infraestructura física es siempre responsabilidad del proveedor, pero las aplicaciones son cosa del cliente en los servicios IaaS, que debe ocuparse de mantener las aplicaciones actualizadas e instalar la versión correcta. En el caso de las PaaS y las SaaS, el proveedor es el encargado de garantizar la seguridad de todo el sistema.

Latencia

Al contratar un servicio en la nube, es importante saber que se puede producir un cierto retardo conocido como latencia. Para tener la mínima posible, es imprescindible apostar por un proveedor local o por una amplia capacidad de red.

Soporte

En primer lugar, se tiene que definir el soporte que deseas que te proporcione el proveedor. Si quieres que se encargue de todo, debes optar por el SaaS. Si la empresa quiere controlar todo el proceso, debe encargarse también del soporte de software como en los servicios IaaS.

Conocer estos servicios es fundamental para estar al día en cloud computing, y formarte en IaaS, PaaS o SaaS puede ayudarte a dar un salto profesional. ¡No esperes más y amplía tu formación con nosotros, te estamos esperando!

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


¿Qué diferencias existen entre IaaS, PaaS y SaaS?

Los servicios en la nube son cada día más habituales, conocerlos y estar al tanto de su uso, te permitirá obtener mejoras en tu empresa.