Amazon
InicioInformaticaEmpresas¿Qué es realmente transformación digital?
transformacion-digital ¿Qué es realmente transformación digital?

¿Qué es realmente transformación digital?

Dentro de la terminología empresarial de lo que llevamos de siglo XXI el concepto ‘transformación digital’ ocupa sin lugar a dudas la primera posición del ránking en importancia y notoriedad. La prueba de que no es algo que decimos nosotros es el último informe de la empresa de servicios profesionales de auditoría BDO de reciente publicación que incide en el hecho de que las empresas lo siguen teniendo como su absoluta prioridad para este 2019.

En dicho informe se establecen además las diez principales tendencias tecnológicas que las compañías pretenden seguir abordando este año que permanece todavía en su primer trimestre, pero el concepto general en el que se engloban todas ellas -blockchain, 5G o inteligencia artificial entre otras- el de transformación digital.

Objetivo: mejorar la eficiencia

Por lo tanto, podemos afirmar que este concepto supone la aplicación de la tecnología a todos los procesos, productos y activos de una empresa con el objetivo de mejorar la productividad y por lo tanto también de eficiencia, sea cual sea la naturaleza de la compañía. Es una integración global y total en todas las áreas de una empresa de las posibilidad que ofrece la tecnología digital, tan avanzada en los tiempos que corren.

Sin duda alguna, todas aquellas corporaciones que se atrevieron bien por valentía, por necesidad o simplemente por músculo financiero a dar el paso de manera anticipada, han tenido un impacto sobresaliente en términos positivos sobre su actividad, tanto en los departamentos internos de la empresa como en aquellos que están volcados en el producto o servicio final.

La transformación digital está resultando toda una revolución empresarial porque implica la reelaboración de procesos completos, la reestructuración incluso de áreas enteras y por supuesto un cambio en determinadas estrategias empresariales. Afecta, también, a algunos puestos de trabajo, porque se necesita una mano de obra muy especializada y formada en las distintas ramas específicas de la tecnología digital, como pueden ser el big data, el mining data, el ‘machine learning’, la inteligencia artificial o cualquier otra de las muchas que son patas fundamentales de este nuevo concepto de empresa que se está implantando en los últimos años.

Su eficacia es sobresaliente por ejemplo a la hora de analizar el comportamiento de los clientes. Gracias al trabajo conjunto de distintas técnicas digitales, como algunas de las citadas anteriormente, se puede conocer mucho mejor al cliente, y sobre todo se puede trabajar con una previsión que puede resultar decisiva para el éxito de una determinada compañía, además de facilitar muchísimo la fidelización de los mismos.

Carácter aglutinador

Es igualmente positiva en el funcionamiento interno de la empresa, que puede manejar una cantidad de datos infinitamente mayor y encima puede automatizar los procesos de análisis y extracción de resultados de los mismos, por ejemplo. Como también puede llevar un control mucho más exhaustivo y fidedigno a nivel financiero, algo en lo que también puede jugarse la subsistencia de una compañía. Las ventajas, en definitiva, son numerosas.

Pero la clave del término transformación digital es su carácter aglutinador. En él se pueden incluir todas las tecnologías, cuyo esfuerzo muchas veces coordinado es la clave del éxito. Dentro de estas tecnologías hay unas más importantes que otras, como pueden ser las plataformas móviles, la tecnología de la información o la computación en nube, que se suman con un papel clave a las referidas con anterioridad, pero al fin y al cabo todas aportan al menos su granito de arena para que la compañía esté mucho más optimizada.

La realidad es que todavía son muchas las empresas que no han podido concluir sus respectivos trabajos de transformación digital. Estamos hablando de un cambio de dimensiones enormes, con un coste notable, que no siempre puede cumplimentarse al mismo ritmo porque depende de factores básicos que son los mismos que hacen que una empresa sea considerada de un tamaño u otro, por ejemplo. Pero el cambio es necesario e irremediable, por lo que cualquier empresa que quiera seguir siendo competitiva deberá afrontarlo más pronto que tarde si todavía no se ha puesto manos a la obra.

La cantidad de datos que se manejan en la actualidad hace que sea inviable ser competitivo sin que la tecnología esté presente de forma protagonista en la organización de la compañía. Los tiempos que corren exigen una agilidad en los procesos, una transparencia en todo lo que se hace, la capacidad para condensar, ordenar y analizar un enorme número de datos, un conocimiento exhaustivo del mercado y de los clientes, y una capacidad de trabajar con previsión cada vez más detallada.

Las empresas lo saben y de ahí que no sean sorprendentes los resultados del informe citado al comienzo del texto. Y es que las empresas actuales bien podrían compartir un lema actualizado a los tiempos que corren: “transformación digital o morir”.

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

¿Qué es realmente transformación digital?

El concepto ‘transformación digital’ ocupa la primera posición del ránking en importancia y notoriedad dentro de una empresa. La prueba es el último informe de la empresa de servicios profesionales de auditoría BDO de reciente publicación que incide en el hecho de que las empresas lo siguen teniendo como su absoluta prioridad para este 2019. Tratamos de explicar qué es para que se comprenda mejor su importancia.