Inicio » Ciberseguridad » Titan Security Key, una trampa más para evitar ciberataques

Titan Security Key, una trampa más para evitar ciberataques

Titan Security Key es ya una realidad. Han tardado desde Google pero este producto con el que pretenden hacer frente a las amenazas contra la privacidad en la red ya se pueden comprar en territorio español. Nada va a detener de forma definitiva las amenazas, pero es evidente que sin un escudo protector en condiciones, actualizado a los tiempos que corren, las amenazas tienen un recorrido mucho mayor, y pueden convertirse en una realidad en cualquier momento.

Es evidente que las amenazas del mundo global en que se ha convertido el planeta en el que vivimos a lo largo de lo que llevamos de siglo viajan y se contagian a una velocidad vertiginosa. Lo estamos viendo con el famoso coronavirus, que desde China ha llegado a Europa en apenas unas semanas, un tiempo que es una eternidad si lo comparamos con lo que tarda en expandirse un virus a nivel digital. No en vano, la ciberseguridad es uno de los sectores profesionales más con mejor presente y futuro que existen a nivel profesional, y no en vano también los estados y las organizaciones supranacionales con poder legislativo como la Unión Europea lleva tiempo poniendo al día sus leyes para combatir con dureza los ataques a la seguridad de cada uno de los usuarios de la red.

Por este mismo motivo, la preocupación social por la protección de su privacidad en la red es cada vez mayor; ahora sí se nota que al menos una parte de la población está sensibilizada con esto. Prueba de ello es que Google continúa con la expansión de uno de sus proyectos innovadores más recientes: las llaves externas de seguridad.

Doble protección

La Titan Security Key, que así es como se llama este producto, en países como Estados o Canadá salieron al mercado allá por julio de 2018, meses después de que el gigante de Mountain View impusiera su uso entre sus empleados. Y ahora, ya en 2020, llegan a países como España, donde todavía no estaban a la venta.

Las llaves Titan Security Key, que se pueden comprar en la tienda online de Google, vienen a ser, en una comparación simplista pero fácil de comprender, como la segunda cerradura que tanto se ponía antes de que aparecieran las puertas blindadas en los hogares. Son unos pequeños dispositivos con USB, NFC y Bluetooth que hacen las veces de segundo filtro de seguridad. En este caso, de hecho, sería el primer filtro, ya que es lo primero que hay que superar para iniciar sesión en aquellas aplicaciones en las que se utilice previa configuración.

El producto ha llegado a nuestro país en dos versiones distintas. Por un lado, una llave con USB-A y NFC, y por otro lado una llave con las tres tecnologías citadas en el párrafo anterior. Esta última es el modelo que se vende al otro lado del Atlántico desde hace un año y pico. Además, Google lanzará próximamente un tercera llave de seguridad distinta; concretamente un USB Tipo C que tendrá un valor ligeramente anterior, 45 euros, a las dos que sí se comercializan actualmente.

Cómo funciona

A nivel técnico, lo que Google ha ido explicando de Titan Security Key es que funciona a partir de “criptografía de clave pública”, que es la herramienta que utilizan para verificar la URL de la página de inicio de sesión a la que esté vinculada, de manera que nadie puede acceder, ni siquiera si dispone de los datos de usuario y contraseña.

El producto es compatible con los estándares FIDO (Fast Identity Online), el sistema que permite al usuario autentificarse rápidamente en línea aprovechando dispositivos comunes creado por la alianza del mismo nombre de la que forman parte gigantes digitales de la talla de Amazon, Alibaba, Facebook o el propio Google. Además, es muy sencillo de instalar y también de utilizar.

Para configurarlo, basta con acceder a las aplicaciones que quieras proteger con la Titan Security Key, algo que podrás hacer solamente en los casos que sea compatibles, como es el caso de Facebook o Twitter, además de Google, por supuesto. Para iniciar sesión, tres opciones: introducirla en el puerto USB, acercarla a tu dispositivo móvil para aprovechar la conexión NFC o conectarla por Bluetooth. una vez que el acceso se comprueba y verifica como correcto, la sesión se inicia de la forma habitual.
De todas formas, si esta segunda capa de seguridad te parece poco, puedes añadir un paso más: una contraseña adicional para iniciar sesión, si te inscribes en el Programa de Protección Avanzada.

Dado que la inversión es bastante modesta, parece un buen recurso este de Google para añadir una trampa más a los posibles ataques a los datos personales que se reciben a través de internet.

Enlaces de interés:

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Titan Security Key, una trampa más para evitar ciberataques

Google ha puesto a la venta su Titan Security Key, una llave externa de seguridad que funciona a partir de “criptografía de clave pública” para proteger.