Xbox Series X vs Play Station 5, ¿qué consola me compro?

Mientras tratamos de superar esta gravísima crisis sanitaria y social, el mundo de la consola trata de salir a flote de nuevo. Para la industria tecnológica y cultural todo lo que está sucediendo en este 2020 ha supuesto un enorme terremoto. En realidad, lo ha sido para todo el mundo, ya sea el mundo del deporte con cancelación de los Juegos Olímpicos incluida; la música, el cine y el teatro sin poder ofrecer espectáculos masivos; el turismo como estamos viendo en esta durísima campaña veraniega; o los comercios particulares, cerrados durante tantos meses. Y esto es solo parte del impacto económico de la COVID-19, que a nivel humano es donde está dejando el daño irreparable. 

Pero la vida sigue y aunque parezca mentira, estamos a poco más de tres meses de que estalle una de las batallas que tenía previsto acontecer en este año, quizá el gran duelo a nivel tecnológico del año: el que va a enfrentar a la consola Play Station 5 con la Xbox Series X. Siete años después, los aficionados a los videojuegos tendrán reedición de las dos videoconsolas más famosas del planeta. 

El gran duelo tecnológico

De la PS5 ya te contamos los primeros detalles cuando fue presentada hace algunas semanas, y hace escasos ha sido Microsoft la que ha hecho lo propio con los juegos exclusivos que lanzará con su nueva XBOX Series X. Desde ese mismo instante, al ser el caballo de batalla principal en esta guerra comercial, las comparaciones entre ambas consolas se han disparado a la par que el interés de los aficionados por conocer qué ofrecen una y otra. 

Leyendo expertos de aquí y allá, lo que parece claro es que Sony y Microsoft apuestan por caminos distintos. Al menos, mucho más distintos que en la última ocasión. Y esto dificulta o facilita un poco más la elección dependiendo de cómo se mire: hay más factores que pueden decantar la compra de un lado u otro, no solo los juegos; pero también es más difícil obtener información clara y fiable de una comparativa entre ambos productos porque no hay tantos puntos en común que analizar. 

El principal motivo de este panorama es por el paso que Microsoft ha dado hacia los servicios en detrimento de los juegos -sin dejar de lado este aspecto fundamental, puesto que desde 2018 ha unido a sus estudios a los equipos creativos de compañías especializadas como Compulsion Games, Double Fine, InXile Entertainment, Ninja Theory y Playground Games entre otros-. En cambio, PS sabes que seguirá teniendo en sus puntos fuertes clásicos en esta quinta generación de la consola, a la cabeza de ellos su espectacular catálogo de títulos. Pero, ojo, la apuesta de XBox es más que interesante también porque la compañía de Redmond se ha sacado de la manga el concepto XBox Game Pass, un software que te permite disfrutar de su oferta sin importar demasiado el hardware desde el que lo hagas-incluido dispositivos móviles-. Además, en septiembre llegará al mercado Project xCloud, una plataforma de videojuegos en streaming que estará incluido sin coste adicional en el XBox Game Pass Ultimate. 

El catálogo de juegos

Dicho esto, si tu decisión se basa principalmente en el catálogo de juegos, parece que Sony tiene las de ganar, si bien te recomendamos leer con tranquilidad y atención alguno de los excelentes análisis de los títulos exclusivos que publicarán una y otra cuando lancen sus nuevas consolas o un poco más adelante en el tiempo. Eso sí, ten en cuenta que los de Play Station no serán compatibles con la generación 4 mientras que XBox ha tomado la decisión de que sí lo sean durante al menos los dos primeros años. 

Diferencias tecnológicas

Si obviamos los juegos, podemos atacar la comparativa entre Xbox Series X y PS5 desde las prestaciones de ambas y también en lo que al diseño se refiere. Sobre las primeras, sorprenden las características anunciadas por Microsoft para su nuevo juguete, sobre todo los 12 teraflops de potencia en una arquitectura personalizada RDNA2. Es importante este último dato porque PS5 está diseñada con la misma arquitectura pero se queda en 10.28 teraflops de potencia. En el ancho de banda, Series X también es superior a PS5, ya que tiene una capacidad de 560 GB/s por los 448GB/s de PS5.

El tercer dato llamativo en el que se impone XBox es en el almacenamiento: 1 TB en su disco duro SSD, el mismo que en PS5 tendrá 825 gigas. Todo esto a falta de probar el rendimiento de ambas, que a veces se ajusta y no es tal la diferencia que puede existir sobre el papel. Estos y otros detalles técnicos, al igual que en el caso del catálogo de juegos, los puedes repasar al detalle en análisis tan completos e interesantes como estos tanto de la XBox Series X como de la PS5.

Mando de la PS5

Cuestión de diseño

Poco se puede comparar del diseño de una y otra consola porque no se parecen ni en el color principal de la máquina al haber cambiado el negro por el blanco Sony para su nueva Play Station. De diseño absolutamente futurista y rompedor, es estéticamente sorprendente y muy llamativa. Además, cuenta con una versión digital, por lo que hay dos diseños ligeramente distintos entre sí. En cualquier caso, no tienen nada que ver con la sobriedad de XBox Series X, que recuerda a una torre de ordenador como las que todos tuvimos alguna vez en nuestras habitaciones de adolescentes o en el cuarto de estudio y trabajo de nuestros padres. El lector de discos es vertical y los agujeros que se aprecian en ella son para la ventilación de la misma. 

Esta línea rompedora de PS5 en cuanto al diseño no se aprecia tanto en el mando, que aunque dibuja líneas vanguardistas, son muy reconocibles a simple vista porque se asemejan mucho al Dual Shock de toda la vida. En este caso, el mando cambia de nombre a DualSense, se tiñe de blanco junto a parte de su superficie en blanco, a juego con la consola, y tiene un touchpad más grande, además de incorporar gatillos adaptativos y un micrófono, entre otros detalles nuevos. El de XBox Series X se parece muchísimo al de la XBox 360 pero también con algunos matices distintos: la cruceta recuerda al mando de la Xbox One, lleva un botón para compartir imágenes y vídeos y se ha mejorado la usabilidad a través de la depuración de sus formas gracias a la mejora de las empuñadoras. 

Mando de la XBOX Series X

De todas maneras, no podremos tener la fotografía completa de la comparativa hasta que no podamos probarla, algo que en el caso del consumidor final no ocurrirá antes del 26 de noviembre, fecha confirmada de lanzamiento de la XBox Series. Justo a tiempo para la campaña de Navidad, como no podía ser de otro modo. Es muy probable que también para entonces, aunque está todavía por confirmar, vea la luz la Play Station 5. La batalla para la Navidad 2020 está asegurada. Después de muchos finales de año con la vista puesta en otros gadgets, este año, el regalo tecnológico por excelencia será una consola. 

Enlaces de interés

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *