Amazon
InicioInformaticaEmpresasYoutube acepta negociar con un sindicato por primera vez
sindicato-Youtube Youtube acepta negociar con un sindicato por primera vez

Youtube acepta negociar con un sindicato por primera vez

Youtube acepta negociar con un sindicato que presta su apoyo a una modesta asociación de youtubers independientes, en lo que es toda una novedad en la forma de actuar del gigante de los contenidos audiovisuales. Es una noticia que ha pasado de refilón por los medios españoles porque a priori tiene un carácter local, pero sus consecuencias y su impacto a medio y largo plazo pueden hacerse notar en otros muchos países, incluido España, y no solo en Alemania, que es donde ha sucedido.

Concretamente en Hamburgo se encuentra la sede de uno de los sindicatos con más peso en la historia laboral alemana, IG Metail -más de 2,3 millones de afiliados-, que ha sido el que remitió hace algunas fechas, bajo la plataforma FairTube, que es como se llama la alianza creada con sus representados, una petición formal a Youtube para sentarse a negociar las relaciones laborales que mantiene con los miembros de YouTube Union, la asociación creada por Jörg Sprave, un famoso youtuber de 54 años gracias a sus vídeos sobre tirachinas -mejor no te preguntes cómo es posible hacerse famoso así… las cosas únicas de ese ‘loco universo’ llamado Youtube-.

Al comienzo del texto, hemos utilizado la palabra ‘modesta’ para referirnos a la asociación en cuestión, pero hay que reconocer a Sprave el mérito de haber conseguido combinar los esfuerzos e intereses de un millar de compañeros de trabajo, teniendo en cuenta lo individualista que suele ser el mundo del youtuber.

A través de la citada alianza, FairTube, la solicitud que se envió a Youtube incluía algunos puntos concretos que exigían al gigante californiano que mejorara, y le dieron un plazo tope de respuesta para el 23 de agosto con la amenaza de llevarles, si no obtenían dicha respuesta, ante la justicia europea para así tratar que sus demandas se vieran satisfechas. Dentro de sus argumentos para hacerlo, siempre según lo remitido por FairTube a YouTube, destacaban la acusación de que los youtubers pudieran ser falsos autónomos, algo que está muy castigado por las leyes europeas, y que YouTube estaría incumpliendo la normativa europea de protección de datos, la cual fue actualizada y endurecida hace relativamente poco tiempo.

Con estos argumentos como pretexto, IG Metail a través de FairTube le exige al menos cuatro medidas muy claras a la red social de contenidos audiovisuales: mayor transparencia en relación a los procesos de selección, categorización y a los filtros que pasan los vídeos para no ser silenciados -esto va en la línea de la confusión creada entre los youtubers por el cambio de política reciente de YouTube; la justificación exacta que le lleva a la compañía para retirar un determinado vídeo; una atención al youtuber que esté protagonizada por contacto humano y no exclusivamente tecnológico; y quizá la más osada y también más importante, que los youtubers tengan una voz dentro de la empresa y puedan ser parte de ella, hasta el punto de que se cree un organismo para que puedan participar en su día a día.

En cualquier caso, lo realmente trascendente de toda esta historia ha sido la respuesta de YouTube, que acepta negociar con un sindicato ya que ha accedido al menos a sentarse en una mesa de negociación. A través de Google Alemania, tal y como confirmó la portavoz del sindicato, llegó la respuesta afirmativa, lo que ya de por sí lleva un mensaje intrínseco (no escrito) de que alguna fortaleza habrán visto desde el departamento jurídico de Alphabet, la matriz gigante a la que pertenece, entre otras empresas, Google, en los argumentos presentados por IG Metail.

Su vicepresidenta, Christiane Benner, vicepresidenta de IG Metall, se mostró contenta con el resultado de la presión ejercida, que ha conseguido algo que nunca antes se había visto, pero no dudó en aprovechar el eco que la noticia tuvo en Alemania para seguir presionando a YouTube, exigiéndole una reunión rápida.

Sin embargo, habrá que esperar todavía a tirar las campanas al vuelo para conocer realmente el alcance de este ‘sí’ de Youtube ya que hace unos días, como publicó el medio especializado en tecnología ‘The Verge’, según la compañía norteamericana, solo habría aceptado a escuchar al sindicato por respeto y consideración hacia los creadores, pero nunca a negociar con ellos.

Por lo tanto, se trata, de momento, de una historia que promete ser larga y dura para el eslabón débil de la cadena, los creadores, que al menos han conseguido, aunque sea en el ámbito local alemán, obligar a Youtube a dar un paso al frente para acercar posturas. Dos son las líneas a las que tenemos que seguir atentos en los próximos meses: si, por un lado, es real la intención de acercamiento del gigante con sede central en San Bruno; y por otro lado, si esta denuncia tiene eco en otros países como España, donde los sindicatos no han recibido hasta la fecha ninguna petición similar de apoyo como la que YouTube Union hizo a IG Metail antes de empezar esta batalla.

Enlaces de interés:

Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Youtube acepta negociar con un sindicato por primera vez

Youtube acepta negociar con un sindicato que presta su apoyo a una modesta asociación de youtubers independientes, una noticia histórica.