Inicio » Especial PRL » Ansiedad en el trabajo: causas, prevención y soluciones

Ansiedad en el trabajo: causas, prevención y soluciones

Podríamos definir la ansiedad como la respuesta fisiológica de alarma, para escapar o luchar ante una amenaza. Hablamos de ansiedad laboral  cuando ésta se produce en un ambiente laboral.

@BelenArcones: La ansiedad laboral limita, en algunas ocasiones, la productividad y la motivación de los trabajadores.

Es un estado de ánimo, de inquietud emocional que puede acabar por bloquearlos y limitar sus capacidades para trabajar. Por ello, resulta vital conocer en profundidad este tema y su prevención.

Cuáles son los tipos de ansiedad

Hay dos tipos de ansiedad:

Ansiedad razonable

Cuya intensidad es acorde con la situación (objetivamente peligrosa) y finaliza con la misma. Por ejemplo, ante una situación peligrosa, podemos echar a correr

Ansiedad no razonable o patológica

Cuya intensidad no es acorde con la situación objetiva, suele ser  muy alta, duradera y se mantiene aún cuando acaba la situación. Es decir, hacemos una interpretación de la realidad no adecuada y vemos situaciones peligrosas, síntomas o pensamientos irreales.

Por ejemplo, cuando no nos vemos capaces de afrontar una nueva responsabilidad, situación o cargo en el trabajo y nos tensionamos de forma desequilibrada.

Causas de la ansiedad

No hay una sola causa de ansiedad. Puede provenir de cuestiones de origen personal, de origen profesional, de una mezcla de ambas.

Ansiedad en el trabajo

En lo referente al trabajo, y dejando claro que el trabajo en sí no es malo o perjudicial para la salud, la ansiedad puede producirse de distintas maneras:

  • Una comunicación escasa.
  • Inadecuadas políticas de seguridad y salud.
  • Escasa participación en la toma de decisiones.
  • Poco control sobre el trabajo que se realiza.
  • Alta exigencia laboral (interna o externa).
  • Horarios demasiado estrictos y poco flexibles.
  • Indefinición de roles.
  • Tareas poco claras, confusas o incoherentes.
  • Una inadecuada carga de trabajo (tanto la infracarga como la sobrecarga pueden ser causantes de ansiedad y estrés. @BelenArcones
  • Mobbing o acoso laboral.
  • Miedo a cometer errores, a la evaluación negativa o a perder nuestro trabajo, porque no tengamos estabilidad de cara al futuro.
  • Mala relación con nuestro jefe o algún compañero, o, directamente, porque nos enfrentamos todos los días a un ambiente conflictivo.
  • Exceso de perfeccionismo.
  • Tendencia exagerada a controlar.
  • Mala organización del trabajo.

Puede haber, como vemos, ansiedad razonable y ansiedad no razonable; ya que podemos ser víctimas de un catastrofismo o anticipación negativa e interpretar que no estaremos a la altura de las circunstancias o las demandas de la empresa.

@BelenArcones: Los trastornos de ansiedad generan daños al empleado (sobre todo) y a la empresa; ya que tienen como consecuencia una bajada en la productividad de la misma.

@BelenArcones: Según la OMS los trastornos de ansiedad y depresión suman un 30% a las pérdidas económicas anuales para las empresas.

Síntomas de la ansiedad

Los síntomas también pueden ser de distinto origen,  tipo y de diferentes formas; podemos encontrarnos con síntomas psíquicos, físicos o  sociales.

No todas las personas tienen los mismos síntomas, ni intensidad de los mismos. Depende de la predisposición biológica y/o psicológica, del conocimiento de distintas herramientas para evitar la ansiedad, de la duración en el tiempo.

Qué consecuencias tiene la ansiedad en el trabajo

La ansiedad en el trabajo provoca una serie de consecuencias en nosotros.

Excesiva preocupación, que puede producirse por un nivel alto de autoexigencia, por un excesivo perfeccionismo o por miedo a una valoración negativa de uno mismo o del trabajo que realiza.

Cansancio o agotamiento, producido por un constante estado de tensión.

Comprobación excesiva de tareas: A veces, por nuestro carácter obsesivo, inseguro, perfeccionista o por nuestro miedo a equivocarnos, tendemos a revisar todo de forma constante. Si nuestra carga de trabajo es excesiva o inadecuada este exceso de comprobación puede crearnos aún más ansiedad y estrés.

Lentitud: La revisión constante de tareas retrasa más nuestro ritmo. Esa lentitud retroalimenta nuestro estado de ansiedad, ya que nos resta tiempo para cumplir con el resto de actividades.

No desconectar: Estaremos constantemente atentos a las tareas que nos encomiendan y pendientes de responder lo antes posible ante cualquier demanda.

Insomnio: Quizá puede que nos cueste dormir o nos despertemos de forma repetida pensando en el trabajo .

Inseguridad: Por mucho de que te intenten convencer de que eres bueno en el trabajo, nunca terminas de creértelo.

Excesiva sensibilidad: Con los trastornos de ansiedad es probable que estemos más sensible con nuestros compañeros de trabajo y las personas que nos rodean

Si realmente te estás sintiendo mal y te sientes identificado. Te aconsejamos que acudas a un médico.

Técnicas de tratamiento

@BelenArcones: Las técnicas más eficaces para el tratamiento de la ansiedad que se usan habitualmente en la terapia son las psicológicas cognitivas, de relajación de la actividad fisiológica, técnicas centradas en la conducta y técnicas farmacológicas.

Técnicas psicológicas cognitivas

Cuya finalidad es entrenar al individuo en técnicas que mejoran su capacidad de autoobservación y autocorrección de sus pensamientos, su conducta y sus emociones.

Dentro de estas técnicas podemos encontrar las que:

  • Entrenan al individuo para interpretar situaciones de una manera menos ansiógena.
  • Las que recurren al entrenamiento de las personas en habilidades especiales, como la solución de problemas, la toma de decisiones, etc.
  • Técnicas cognitivas que enseñan a identificar pensamientos negativos, errores en la interpretación de la realidad, tendencias personales que generan ansiedad, etc., para después enseñar a cambiar estas tendencias o procesos.

Técnicas de relajación de la actividad fisiológica

Son técnicas que enseñan a las personas a relajarse, a disminuir la activación fisiológica, a soltar los músculos, a respirar correctamente, imaginar, etc. Hay que practicarlas todos los días.

Dentro de estas técnicas están las de muscular progresiva, respiración, imaginación, etc.

Técnicas centradas en la conducta

En las que se considera necesario de exponerse a las situaciones temidas, acercándose a los estímulos que provocan la ansiedad (bajo situación de control).

Todo ello bajo el principio de aproximaciones sucesivas (poco a poco) y el principio del refuerzo (es importante premiarse por los éxitos, y corregir ante los fracasos, en lugar de castigarse).

Además, algunas técnicas enseñan al sujeto habilidades personales o sociales para enfrentarse mejor a las situaciones ansiógenas.

Técnicas farmacológicas

Los ansiolíticos, conocidos también como tranquilizantes menores, son fármacos psicotrópicos con acción depresora del sistema nervioso central, que disminuyen o eliminan los síntomas de la ansiedad esperando no producir sedación o sueño.

Están incluidos dentro de la categoría de fármacos ansiotrópicos. Es decir, son un tipo de fármacos que reducen los síntomas de ansiedad rápidamente. Con ellos no se aprende a controlar la ansiedad.

Los tratamientos farmacológicos deben ir acompañados de técnicas cognitivo-conductuales; estar prescritos y revisados por personal competente para ello; y complementados con un tratamiento de tipo psicológico.

Prevención de la ansiedad

@BelenArcones: Todos estamos expuestos a sufrir ansiedad laboral. Lo crucial es identificarla y evitarla con medidas o consejos cotidianos para aplicar en nuestra vida diaria.

  • Ser conscientes.

Para enfrentar cualquier problema es clave nuestra capacidad de análisis y reflexión. Debemos pensar con calma.

  • Gestión del tiempo.

Algunos problemas de ansiedad vienen por falta de organización y mala gestión del tiempo.

Es crucial dedicar tiempo a todas las áreas de nuestra vida. No hay que dejar que la parte laboral absorba al ocio, vida social, etc. Es recomendable no llevar trabajo a casa, para continuar trabajando después de la jornada laboral. Solo así evitaremos focalizar todas nuestras energías en una sola cosa.

  • Ejercicio físico.

Además de ayudarnos para tener una buena salud física y mental, el ejercicio físico también nos ayuda a desconectar del trabajo. Las virtudes del ejercicio físico son numerosas, también para reducir la ansiedad laboral.

Estar activos nos ayudará a quemar energías negativas, a relajarnos y a sentirnos mejor. Es crucial la práctica moderada de algún deporte, o bien andar todos los días, al menos 30 minutos al día

  • Entretenimiento, ocio o apoyo social.

Si estamos en casa y estamos pensando en el trabajo, la ansiedad nos acompañará noche y día. Si nos cuesta relajarnos, siempre es recomendable entretenerse con nuestro hobby favorito, con lectura, música, cine…Debemos fomentar las relaciones sociales como alternativa al trabajo

  • Evitar el sentimiento de culpabilidad.

Cuando estemos haciendo una actividad que disfrutamos, nos deberemos entregar plenamente a ella. Desconectar es una actividad tan importante como atender a las obligaciones.

  • Pedir ayuda a un experto, a un profesional.

Sí nos desborda nuestra situación emocional debemos buscar opinión de un experto que nos ayude; debemos consultar con un psicólogo. Un especialista en ansiedad puede valorar nuestro caso y establecer una terapia adecuada.

  • Descanso.

Dormir bien es importante. De la misma manera que es importante tener tiempo de ocio y descanso (como decíamos antes) en vacaciones y los fines de semana

  • Resolución de problemas.

@BelenArcones: Podemos tener muchos conocimientos pero si no pasamos a la acción, no sirven de nada. No debemos posponer los problemas, NO debemos procrastinar. NO debemos dejar pasar los problemas; hay que afrontarlos de forma natural.

  • La toma de decisiones es importante.

Hay que seguir un proceso lógico: planteamiento del problema; análisis de alternativas; elección de la mejor o la menos mala

  • Aprender a decir no.
  • Aprender habilidades sociales.
  • Dieta adecuada.
  • El desarrollo de buenos hábitos alimentarios que condicionan el estado nutricional del individuo constituye una medida aconsejable para la prevención.
  • Evita los estimulantes como el azúcar , la cafeína o la nicotina

Cómo controlar la ansiedad

  •  Distrae tu atención en algo distinto de lo que te está pasando. A veces, resulta útil contar hacia atrás o pensar en algo que nos suela resultar agradable o relajante.
  • Recuerda que los síntomas son una reacción al estrés. Debemos ser conscientes de que, muchas veces, son reacciones de nuestro organismo que no son amenazantes ni peligrosas.
  • Controla la respiración. Cuando la respiración se hace consciente para nosotros y se acelera, se produce lo que se conoce como “hiperventilación”. Eso lleva a un desequilibrio entre la cantidad de oxígeno y la de CO2, aumentando mucho el primero y disminuyendo enormemente el segundo.
  • Respirar de forma consciente, cogiendo y soltando el aire de manera controlada mejora la situación. Fruncir los labios como intentando soplar una vela puede ser útil. Además, respirar dentro de una bolsa de papel durante unos minutos es efectivo para algunas personas.

Las crisis de ansiedad suelen durar entre 15 minutos y media hora. Si no han mejorado en media hora o aparecen síntomas nuevos, o van en aumento, hay que acudir a urgencias.

Baja por ansiedad

Si crees que tienes ansiedad en el trabajo y necesitas una baja laboral, habría que acudir a un médico de la Seguridad Social. Será el médico el que analizará la situación, realizará el diagnóstico y valorará la pertinencia de una baja laboral o no.

@BelenArcones: Somos nosotros los que debemos recurrir a un psicólogo, a un médico o a un experto en tema cuando veamos algún indicio de ansiedad.

La baja por ansiedad no tiene, lógicamente una duración determinada; dependerá de la evolución de cada trabajador o trabajadora.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Directora General de IMF Institución Académica y Presidenta del Cela Open Institute

8 Responses

  • Buenos días Directora Belen Arcores, le escribe desde León, Gto Mx. su servidor Ing. Felipe de J. Ramírez López

    Le felicito por su excelente articulo “ANSIEDAD EN EL TRABAJO: CAUSAS, PREVENCIÓN Y SOLUCIONES”, el cual he leído y me parece de bastante con interés.

    Al respecto y de ser posible, le solicito que me recomiende algunos métodos cuantificables, para medir la ansiedad o estrés laboral.

    Quedo pendiente de su amable respuesta

    • Hola, bueno yo sufro de ansiedad y ahora estoy realizando mi practica profesional en una clínica.
      Como técnico en enfermería, lo malo es que el ambiente allá es muy tóxico, no nos tratan muy bien y nos ignoran, eso me hace sentir muy mal y ha hecho que mis crisis vuelvan, aparte estoy embarazada de 2 meses y no quiero que mi bebé sufra x mi ansiedad.
      No se que hacer he pensado en postergar mi practica
      Me podría ayudar por favor.

    • Hola, bueno yo sufro de ansiedad y ahora estoy realizando mi practica profesional en una clínica.
      Como técnico en enfermería, lo malo es que el ambiente allá es muy tóxico, no nos tratan muy bien y nos ignoran, eso me hace sentir muy mal y ha hecho que mis crisis vuelvan, aparte estoy embarazada de 2 meses y no quiero que mi bebé sufra x mi ansiedad.
      No se que hacer he pensado en postergar mi practica
      Me podría ayudar por favor.

  • Sufro de ansiedad por mas de 12 años, aunque el cambio de estilo de vida si ayuda y mucho, en mi caso llego un punto de llegar a medicamentos antidepresivos, ahora, ya las deje y estoy tomando productos naturales, pero la situacion actual del COVID 19 si que altera el cuerpo.Que mas puedo hacer?

  • Buenos tips para manejar la ansiedad laboral. El burnout es una de las lacras del trabajo del s.XXI

  • Yo he tenido que renunciar a varios trabajos. La ansiedad me supera. Y me limita a tal punto que me descompongo y no puedo siquiera salir de mi casa. Ahora estoy cesante nuevamente.

  • Personalmente sufro de ansiedad desde que entré a trabajar en mi primer trabajo. Mis padres se enfermaron al mismo tiempo y yo desde ese día me siento obligada a trabajar en un ambiente tóxico por el jefe inmediato, por la persecución que hay a los trabajadores y por la presión de que si se hace algo malo me puedan botar de mi trabajo y no poder solventar las necesidades de mis padres. Me genera mucha ansiedad los cambios bruscos de horarios. Tengo horarios variantes y muchas veces me toca trabajar 12 horas ya sea de día o de noche. Esos horarios me pegan mucho porque al llegar a casa lo que puedo descansar es poco. Siento que en mi trabajo, los jefes y sus cambios atropellan mi vida. No tengo tiempo libre. Lo último fue que me mandaron de vacaciones por 15 días y solo pude disfrutar 5 días porque ya hay cambio de planes y tuve que reincorporarme estaba de viaje y me tuve que devolver para retomar un turno. Todo eso me ha generado ansiedad desde hace dos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Ansiedad en el trabajo: causas, prevención y soluciones

La ansiedad laboral limita, en algunas ocasiones, la productividad y la motivación de quienes la padecen ¡Conoce sus causas y soluciones!