Inicio » Artículos » Cambio climático » Coche eléctrico

Coche eléctrico

En los últimos tiempos, escuchamos hablar continuamente en los medios acerca del coche eléctrico. Incluso podemos llegar a convencernos de que el futuro del transporte por carretera pasa por el empleo de energía eléctrica para hacer funcionar los motores, en lugar del contaminante gasóleo.
No obstante, y al menos por el momento, no todo son ventajas; vamos a tratar de analizar los beneficios e inconvenientes de conducir un coche eléctrico.

Entre sus ventajas encontramos las siguientes:
No emite gases contaminantes: al ahorro que supone no utilizar combustible (cuyo precio se incrementa año tras año y que además es un recurso no renovable) se suma un nivel de emisiones de CO2 inexistente.
No presenta desechos (filtros, aceites, repuestos, etc.) que también son contaminantes.
Es mucho menos ruidoso que el coche habitual. Este aspecto se ha presentado en ocasiones también como desventaja, alegando que al ser tan silencioso al circular podría aumentar el riesgo de atropellos al no oírlo llegar el peatón.
La gran ventaja del coche eléctrico es, sin duda, la electricidad que utiliza como energía, que a diferencia de los productos petrolíferos se puede producir mediante energías renovables.
Ahora mismo, el coche eléctrico parece ser la alternativa más práctica para sustituir al coche de gasolina: tecnología avanzada y segura, motor eléctrico, costes por km muy reducidos (aproximadamente 1,5 euros cada 100 km)… sin embargo, su elevado precio y la escasez de puntos de recarga en nuestras ciudades hacen que el consumidor se lo piense dos veces antes de adquirir uno de estos vehículos.
Inconvenientes:
Tiene poca autonomía (unas ocho horas, dependiendo del modelo). Las baterías de litio que utilizan no generan el mismo rendimiento que un motor de combustión interna, por lo que los coches eléctricos limitan su circulación al ámbito urbano.
¿Dónde lo enchufamos para recargarlo? Pues es imprescindible tener una plaza de parking con toma de corriente disponible.
Durante el período de carga, el vehículo debe estar detenido entre seis y doce horas si se recarga en una toma convencional de electricidad. Si se conecta a una toma trifásica, difícilmente accesible, el proceso se acorta hasta tardar media hora, pero aún así parece mucho tiempo para estar parados, esperando.
Son de baja potencia. Aún no se ha podido generar un coche eléctrico que permita una buena aceleración y que al mismo tiempo sea asequible como para ser producido en serie. No obstante, existen modelos híbridos que combinan un motor a gasoil con uno eléctrico, y tienen mayor autonomía.
No hay un mercado de repuestos como tal, por lo menos en España.
Tiene un precio muy elevado (suelen superar los 30.000 euros) y amortizar este sobrecoste supondría recorrer tal cantidad de kilómetros que, para un coche urbano, resultan demasiados.
Recientemente, la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, ha diseñado un modelo equipado con una pila de combustible de hidrógeno que supera los 2.500 kilómetros de recorrido con el combustible equivalente a un litro de gasolina.
Además, el gobierno ha declarado
que el objetivo es llegar a 250.000 vehículos totalmente eléctricos en el año 2014.
Si te interesa ver los modelos actualmente disponibles y sus características, pincha aquí.
Es probable que en un futuro a largo plazo todos los automóviles sean de este tipo: no contaminantes, silenciosos y baratos de alimentar. Sin embargo, la cantidad de inconvenientes que presenta esta tecnología demuestra que aún queda mucho camino por recorrer.

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Equipo de colaboradores del Blog de Actualidad y Energías Renovables, compuesto por el equipo de tutores, profesores y expertos del Máster Oficial de Energías Renovables de IMF Business School.

One Response

  • ¡Muy buenas consideraciones sobre el coche eléctrico!
    Afortunadamente, cada vez son más las personas concienciadas con tomar medidas sostenibles para mejorar la salud del planeta sin tener que renunciar a sus compromisos. Una conducción más ecológica es posible, y es algo que estamos viviendo en las grandes ciudades.
    ¡Un saludo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Coche eléctrico