Inicio » Contaminación » Residuos sanitarios: clasificación y su impacto en el medio ambiente

Residuos sanitarios: clasificación y su impacto en el medio ambiente

Aunque la gestión es muy similar a la de residuos industriales, los residuos sanitarios poseen una legislación diferente y, por lo tanto, los trataremos diferenciadamente. En este post, te contaremos cómo se clasifican este tipo de residuos y cómo impactan en el medio ambiente. ¡No te lo pierdas!

Clasificación de los residuos sanitarios

Los residuos hospitalarios se podrían clasificar en residuos no específicos sin riesgo (grupos I y II) y residuos específicos o de riesgo (grupos III y IV).

Dentro de este ámbito, podríamos distinguir el ámbito hospitalario propiamente dicho, consideraciones en ámbito no hospitalario −que también estarían incluidos en la gestión, como centros asistenciales de medicina− u otros servicios asistenciales −por ejemplo, socorrismo en playas−

Grupo I

Residuos municipales que, por su naturaleza y composición, son inertes y no especiales; no requieren exigencias especiales de gestión ni dentro ni fuera del centro generador.

Este tipo de residuos incluye materiales como el cartón, papel, material de oficinas y despachos, cocinas, bares, comedores, talleres, jardinería y, en general, los residuos que no deriven directamente de una actividad sanitaria.

Grupo II

Residuos inertes y no especiales que no plantean exigencias especiales en su gestión fuera del centro generador y se consideran residuos municipales.

Este tipo de residuos incluye material de curas, escayolas, ropas y material de un solo uso sucio con sangre, secreciones y/o excreciones, así como otros residuos no englobados dentro de la categoría de los residuos sanitarios de riesgo.

Grupo III

Residuos especiales que requieren la adopción de medidas de prevención en la recogida, el almacenamiento, el transporte, el tratamiento y la disposición del rechazo, tanto dentro como fuera del centro generador, dado que pueden generar un riesgo para la salud laboral y pública.

Por lo tanto, estos residuos son:

  • La sangre
  • Hemoderivados en forma líquida, agujas y material cortante, vacunas vivas y atenuadas, residuos anatómicos (excepto cadáveres y restos humanos con entidad suficiente procedentes de abortos, mutilaciones y operaciones quirúrgicas), cultivos y reservas de agentes infecciosos, residuos de animales de investigación o experimentación inoculados biológicamente, y el resto de los residuos sanitarios infecciosos.

Para finalizar, se consideran residuos sanitarios infecciosos los capaces de transmitir alguna de las enfermedades infecciosas que figuran en el anexo del decreto de residuos hospitalarios y todos los residuos procedentes de enfermos que por necesidades de aislamiento.

Grupo IV

Residuos especiales no incluidos en el grupo III y residuos citotóxicos, es decir, los compuestos por restos de medicamentos citotóxicos y todo el material que está en contacto con ellos que presente propiedades cancerígenas, mutagénicas y teratogénicas, como también restos de sustancias químicas, medicamentos caducados, aceites minerales, residuos de laboratorios radiológicos y residuos radioactivos −objeto de regulación en otras normas específicas−.

Infecciones que generan los residuos sanitarios específicos

  • Fiebres hemorrágicas víricas: fiebre del Congo-Crimea; fiebre de Lassa; Marburg; ebola; fiebre argentina (Junin); fiebre boliviana (Machupo); complejo encefálico transmitido por artrópodos vectores (arbovirus): Absettarow, Hanzalova, Hypr, Kumlinge, Kiasanur Forest Disease, fiebre d’Omsk, Russian spring-summer encephalitis…
  • Brucelosis: residuos contaminados con pus.
  • Difteria: difteria faríngea (residuos contaminados con secreciones respiratorias); difteria cutánea (residuos contaminados con secreciones de lesiones cutáneas).
  • Cólera: residuos contaminados con heces.
  • Encefalopatía de Creutzfeldt-Jakob: residuos contaminados con líquido cefaloraquídeo/otros.
  • Muermo: residuos contaminados con secreciones de lesiones cutáneas.
  • Tularemia: tularemia pulmonar (residuos contaminados con secreciones respiratorias); tularemia cutánea (residuos contaminados con pus).
  • Ántrax: ántrax cutáneo (residuos contaminados con pus); ántrax inhalado (residuos contaminados con secreciones respiratorias).
  • Peste: peste bubónica (residuos contaminados con pus); peste neumónica (residuos contaminados con secreciones respiratorias).
  • Rabia (residuos contaminados con secreciones respiratorias).
  • Fiebre Q (residuos contaminados con secreciones respiratorias).
  • Tuberculosis activa (residuos contaminados con secreciones respiratorias).

Tratamientos de residuos sanitarios: grupo I y II

Tienen consideración de residuos asimilables a urbanos, por lo tanto, la gestión sería similar a la de los residuos industriales inertes o no especiales, es decir, vertedero o recogida selectiva, si fuera el caso.

Incluso la legislación permite juntarlos para hacer una única gestión fuera del centro generador.

En cuanto a la gestión intracentro, resaltar las características que han de cumplir los residuos de grupo II.

Las bolsas, en el grupo II, han de cumplir unas características específicas y se recomienda que sean de material reciclado:

  • Grueso mínimo de 55 micrómetros.
  • Resistencia a la rotura.
  • Asepsia en su interior.
  • Ausencia en su exterior de elementos sólidos, punzantes y cortantes.
  • Volumen no superior a 90 litros.
  • Identificación externa del fabricante11 y el rótulo “G II” (rótulo solamente en ámbito hospitalario).

Tratamiento residuos sanitarios: grupo III y IV

Se consideran residuos especiales a nivel de residuos hospitalarios, por lo que requieren un tratamiento, en principio, de destrucción.

Algunos de ellos requieren un tratamiento de incineración, como los residuos citotóxicos, los restos humanos y algunos medicamentos. Han de ser colocados en recipientes cerrados, herméticos y opacos.

En otros medicamentos (si son sólidos), se contempla la posibilidad de ser estabilizados mediante técnicas de cal y cemento.

En cuanto a los residuos con restos radioactivos, tendrán una salida similar a la de otros residuos radioactivos no sanitarios. Respecto a los residuos infecciosos, se contempla la posibilidad de la esterilización para su posterior vertido en vertederos de residuos industriales.

En la legislación vigente, los residuos de material quirúrgico (agujas, bisturís, etc.) pueden ser esterilizados en el mismo centro hospitalario.

Residuos sanitarios grupo III

Se deja a criterio del centro hospitalario la consideración de otras infecciones como residuos de grupo III. Para la gestión intracentro, la legislación vigente estipula, para residuos de grupo III:

  • Rígidos.
  • Estancos.
  • Opacos a la vista.
  • Con resistencia a la rotura.
  • De asepsia total en el interior.
  • Impermeables.
  • Con ausencia total de elementos sólidos, punzantes y cortantes en el exterior.
  • Preferentemente, de material reciclado.
  • De volumen no superior a 60 litros.
  • De cualquier color diferente a azul (reservado para citotóxicos) y con el letrero indicativo “Residuos de riesgo”.

Residuos sanitarios grupo IV

En cuanto a los residuos de grupo IV, los envases deben cumplir las siguientes características:

  • Rígidos.
  • Estancos.
  • Opacos a la vista.
  • Con resistencia a la rotura.
  • De asepsia total en el interior.
  • Impermeables.
  • Con ausencia total de elementos sólidos, punzantes y cortantes en el exterior.
  • Preferentemente, de material reciclado.
  • De volumen no superior a 60 litros.
  • De cualquier color azul y con el letrero indicativo “Material contaminado químicamente: citotóxicos”.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Equipo de colaboradores del Blog de Actualidad y Energías Renovables, compuesto por el equipo de tutores, profesores y expertos del Máster Oficial de Energías Renovables de IMF Business School.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Residuos sanitarios: clasificación y su impacto en el medio ambiente

Los residuos sanitarios poseen una legislación diferente y, por lo tanto, los trataremos diferenciadamente. ¡No te lo pierdas!