Amazon

Llámanos
+34 913 645 157

Widget Image
InicioPRL¿Quo vadis, prevención?

¿Quo vadis, prevención?

Hoy os presentamos un nuevo artículo de nuestro colaborador experto en Dirección Comercial Roberto Quelle, en el que reflexiona acerca de las consecuencias para las empresas cuando estas no son capaces de concienciar sobre los riesgos de no seguir una política de prevención adecuada.

Roberto Quelle cuenta con amplia experiencia en gerencia de unidades de negocio y liderazgo de equipos. Especializado en el sector de los seguros, ha ejercido como formador en técnicas de negociación, técnicas de ventas y prevención de riesgos laborales.

En el mes de agosto leía con estupor en un diario de prensa nacional cómo la Seguridad Social frenaba la venta de la sociedad de prevención de Fremap. El periódico publicaba, entre otras cosas, las cuentas del “negocio”. Es preciso señalar que estamos hablando de la empresa líder del mercado de los servicios de prevención.
Las sociedades de prevención se segregaron de las Mutuas de Accidentes de Trabajo, al menos oficialmente, en 2006, como consecuencia de la entrada en vigor del Real Decreto 688/2005 de 10 de junio. Iniciaron un camino en el que debían competir en el mercado sin el paraguas de la Mutua. Inicialmente su actuación estaba limitada a empresas asociadas a la mutua matriz aunque posteriormente pasaron a desarrollar actividades preventivas en cualquier empresa con independencia de la Mutua de la misma. Pasaron a competir con servicios de prevención ajenos mercantiles. Bueno, lo cierto es que los servicios de prevención de las mutuas siempre han competido en una liga distinta, pues los recursos de las mutuas los han alimentado durante mucho tiempo.
Todo este proceso de separación ha tenido lugar en un momento económico de tormenta perfecta. La crisis se ha llevado por delante muchos proyectos empresariales y, obviamente, las sociedades de prevención de las mutuas no han sido ajenas a la misma. Por otra parte, la crisis ha puesto de manifiesto que la gestión de muchos directivos ha sido, cuando menos, manifiestamente mejorable.
La guerra de precios en la que se han enfrascado los servicios de prevención ha dejado muchos “cadáveres” en el camino. Algunas empresas han optado por ganar cuota de mercado a costa de la rentabilidad. Cualquier persona con cierto sentido común sabe que en la guerra de precios pierden todos: la empresa, los clientes, los empleados, etc.

La diferenciación por precio realmente no me parece el mejor camino. Las cuentas de gestión han sufrido y sufren mucho esta política agresiva.
La calidad del servicio que se ofrece a los clientes ha bajado sustancialmente. Muchas empresas consideran la prevención un impuesto más y se limitan a talar árboles, es decir, disponer de la documentación debidamente archivada en las carpetas correspondientes. Invertir en prevención es rentable para las empresas, pero no se han logrado vender los beneficios de la prevención y generar un cambio cultural en los empresarios.

Los empleados han sufrido en sus carnes las consecuencias de una política comercial suicida en forma de reducciones salariales, despidos, ERES… y de nada sirve eliminar 100 puestos de trabajo en una sociedad de prevención si el equipo directivo sigue siendo el mismo y la nave no cambia de rumbo. Nuevamente se huye hacia adelante.

Resulta evidente que si uno sigue haciendo lo mismo que antes y el entorno cambia, lo normal es que el resultado sea el mismo o peor. Si ya no tengo el paraguas de la mutua a lo mejor tengo que gestionar de forma más eficiente los recursos, buscar nuevas oportunidades de negocio, generar valor a los clientes, redefinir la estructura comercial, etc. No he visto capacidad para adaptarse al cambio.
A nivel comercial no se ha apostado por la especialización o la calidad realizando ofertas personalizadas. Seguimos con el café para todos. La oferta en la mayor parte de los casos depende del número de empleados de la empresa y del sector de actividad.

¿Tal vez sería interesante poner foco en la actividad de consultoría, elaborando trajes a medida para las empresas?

No disponemos de una bola de cristal, pero el presente no permite albergar demasiado optimismo. Reitero que invertir en prevención es rentable y se dispone de empresas con profesionales con muchos años de experiencia velando por la seguridad de los trabajadores. Toca reinventarse y buscar nuevos mercados.

The following two tabs change content below.
mba-336x280 ¿Quo vadis, prevención?
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico. IMF Business School pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA, Cambridge y Oxford y la alta valoración de sus más de 110.000 alumnos. Está incluida en el Ranking The Best Global MBA 2018 y reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Cuenta con los sellos de calidad EFQM 5star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001. Escuela de Negocios Nº1 del mundo en el EFQM Global Index.
Sin comentarios

Deja un comentario

uno × 4 =

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

¿Quo vadis, prevención?

Hoy os presentamos un nuevo artículo de nuestro colaborador experto en Dirección Comercial Roberto Quelle, en el que reflexiona acerca de las consecuencias para las empresas cuando estas no son capaces de concienciar sobre los riesgos de no seguir una política de prevención adecuada. Roberto Quelle cuenta