Amazon
InicioDestacadoMarketing de permiso, o vulnerar  la privacidad

Marketing de permiso, o vulnerar  la privacidad

Hace unas semanas, con el lanzamiento del último smartphone de Apple, se les ocurrió una brillante idea, que a la vista puede ser del gusto de una inmensa mayoría de consumidores. Se enviaría el álbum completo del grupo de Rock U2. Está claro que enganchar al consumidor con celebrities es sin duda un gran arma de marketing y más si estás regalando algo que puede ser preciado por muchos. Apple se beneficia de U2, y U2 se beneficia de Apple para relanzar su grupo en el mercado. Cerca de 500 millones de álbumes enviados a través de su store iTunes.

Pero, ¿se han parado a pensar que al consumidor que no le guste el grupo lo pueda considerar ‘spam’?

Aquí entra en juego el Marketing de Permiso (Permission Marketing, término acuñado por Seth Godin), que no es otro que la fusión del marketing moderno con los nuevos e-marketing, como por ejemplo el e-mailing.

Cuando un consumidor o usuario recibe una oferta, mail, notificación, etc. este puede considerar que vulnera su privacidad si no ha dado explícitamente su consentimiento. Para que no se vulnere esa privacidad entran en juego técnicas de marketing para que el usuario o consumidor dé dicho permiso. Con esa acción de marketing, con una llamada a la acción (CTA, Call To Action), se obtendrá el permiso requerido (opt-in), o en contra, en caso de rechazar (opt-out). Es muy común que incluso se aplique una segunda acción para confirmar definitivamente que el consumidor o usuario es quien dice ser, muy recomendable para estar cumpliendo con las normas de la LOPD, y se completa con una segunda confirmación (doble opt-in).

Es muy habitual encontrarse con el Marketing de Permiso en las newsletters o en campañas de e-mailing. Empresas o plataformas que piden suscribirse a ofertas o noticias en sus webs con el único requisito de introducir un e-mail, el consentimiento ya se ha producido.

En casos contrarios nos encontramos con multitud de e-mails que acaban en las carpetas de spam debido a esto. No existía un consentimiento por parte del receptor. También suele darse el caso aún con el consentimiento. Se llega allí por envíos demasiado continuados en el tiempo.
buzón publicidadUn claro ejemplo del por qué existe el Marketing de Permiso es la venta directa. Hace unos años era habitual recibir en nuestro buzón de casa cartas o folletos donde te ofrecían productos, casas, regalos sólo por asistir a un evento, etc. los cuales no se tenía ni idea del por qué llegaban al buzón. Está claro que ya existía el spam antes de la llegada de Internet.

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Jordi Torregrosa

Jordi Torregrosa

Consultor Digital, CEO y Socio-Fundador de Socialcorp Consultoría Digital y Servicios Profesionales, hoy os invitamos a descubrir un nuevo artículo elaborado por nuestro experto en marketing digital y digital coach, Jordi Torregrosa. Informático, vendedor, gestor, director y emprendedor. Un multidisciplinario reconvertido en empresario -con los tiempos que corren-. Su formación le ha dado la oportunidad de realizar sus sueños. Se ha puesto como misión ayudar a conseguir metas y cubrir necesidades de los demás, crear valor, diferenciarse, transmitir su conocimiento y evolucionar. Su lema es "Buscando las conexiones futuras".
Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Marketing de permiso, o vulnerar la privacidad

Es muy habitual encontrarse con el Marketing de Permiso en las newsletters o en campañas de e-mailing. Empresas o plataformas que piden suscribirse a ofertas o noticias en sus webs con el único requisito de introducir un e-mail, el consentimiento ya se ha producido.