Inicio » Especial PRL » Riesgos laborales en carretillas elevadoras

Riesgos laborales en carretillas elevadoras

Carretillas elevadoras

A pesar de la prevención de riesgos laborales hemos tenido una semana horrible en cuanto a accidentes laborales, es el caso del trabajador muerto en Getafe tras ser aplastado por un toro mecánico o carretilla elevadora.

Los accidentes con estas máquinas son bastante frecuentes, pero, por suerte, en su mayoría no acaban de forma trágica.

El empleo de carretillas elevadoras está bastante extendido sobre todo en empresas de almacenamiento de mercancías donde la carga y descarga de las mismas es bastante habitual.

Debido a ello, voy a hacer un recordatorio de algunas las medidas de prevención a tener en cuenta durante la realización de trabajos con este equipo.

Muchos de los accidentes derivados del uso de esta máquina son debidos al factor humanos por ello voy a centrarme en las precauciones a tener en cuenta por el operador de la misma.

Definición

Las carretillas automotoras de manutención o elevadoras son máquinas que se desplazan por el suelo, de tracción motorizada, destinadas fundamentalmente a transportar, empujar, tirar o levantar cargas.

Requisitos del conductor

  • Edad no inferior a 18 años
  • Haber pasado el reconocimiento para la obtención de certificado de aptitud médica para el uso de este tipo de maquinaria
  • El conductor debe haber superado una serie de pruebas de capacitación, físicas y técnicas, y ser consciente de la responsabilidad que conlleva su conducción.
  • Formación oficial y según normativa vigente
  • Autorización para el uso de la carretilla elevadora
  • Formación en prevención de riesgos laborales y específica para el desempeño de su actividad laboral.

Normas a seguir durante la conducción

El conductor debe seguir en todo momento las instrucciones y recomendaciones establecidas por el fabricante para su uso  y mantenimiento adecuados.

Lo primero que tenemos que hacer, antes de poner en marcha la carretilla (pero después de haberla revisado), es asegurarnos de que no hay nadie alrededor de nosotros.

Cumplir fielmente los límites de velocidad, conduciendo despacio en terrenos desiguales o accidentados. En cruces y en lugares donde la visibilidad no es perfecta por algún obstáculo hay que disminuir la velocidad y detenerse en aquellas esquinas o curvas sin visibilidad.

Tocar el claxon, siempre que se acerque a salidas, esquinas, pasillos, zonas peatonales, etc., sobre todo en zonas en las que no hay visibilidad.

Evitar, en lo posible, la marcha atrás, aunque para el descenso de pendientes con carga, es imprescindible hacerlo para evitar la inestabilidad y el posible vuelco.

A pesar de lo resaltado en el apartado anterior, se deberá conducir marcha atrás, cuando se transporten cargas voluminosas que dificulten la visibilidad hacia delante.

Detendremos siempre la carretilla gradualmente para no someterla a un esfuerzo innecesario, que podría originar un accidente.

Mantendremos siempre la carga de forma segura y estable, y no circularemos nunca con las horquillas elevadas (ni con carga, ni vacías); circularemos siempre con las horquillas a unos 15 cm. del suelo e inclinadas hacia atrás.

No se utilizarán las carretillas para transportar a las personas, ya que puede ser causa de graves accidentes. Tampoco se puede utilizar la carretilla para elevar a personas.IMG_4711

El conductor deberá llevar el equipo de protección individual similar a los que se usan en las naves por donde se desplazan, pero siempre deberá disponer de los siguientes EPI´s: casco, botas de seguridad antideslizantes con puntera reforzada, guantes de seguridad, protección de los oídos [cuando el nivel de ruido supere los 80 dB(A)] y gafas de seguridad (si hay riesgo para los ojos). La ropa de los conductores no debe ser excesivamente holgada para evitar que sea atrapada.

Sólo se transportarán cargas preparadas correctamente y que no sobrepasen la capacidad nominal de la carretilla.

Estas son algunas de las recomendaciones, evidentemente hay muchas más referidas a la carga y descarga, estacionamiento, mantenimiento, etc, pero enumerarlas todas daría lugar a una entrada muy larga.

 

josefina-prado 

Josefina del Prado, tutora del Máster en Prevención de Riesgos Laborales de IMF Business School

 

 

 

 

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Avatar
Licenciada en farmacia, Técnico superior en prevención de riesgos laborales (3 especialidades), Tutora de cursos ohsas y auditoria de sistema de gestión de la prevención, Experta en obras y Tutora curso de coordinador de seguridad y salud Formadora en PRL en IMF Business School.

2 Responses

  • ¡Madre mía! Es una desgracia que ocurran accidentes por culpa de un mal manejo de la maquina. Por suerte, en la empresa en la que trabajo no hemos tenido nunca un accidente así… De hecho, las carretillas que utilizamos, que las compramos hace unos meses en Llorsa Carretillas (una empresa madrileña), nos han funcionado bastante bien. Aún así no hay que relajarse!! Nunca se sabe cuándo puede ocurrir algo así. Muy buen post. Un saludo!! 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Riesgos laborales en carretillas elevadoras

Existen muchos tipos de accidentes laborales. Hoy vemos el caso del trabajador muerto tras ser aplastado por un toro mecánico o carretilla elevadora.