Amazon

Llámanos
+34 913 645 157

Widget Image
InicioAbogacíaAtención si eres abogado o estudias abogacía: ¿cómo hablar en público sin miedo?
abogado-hablar-publico Atención si eres abogado o estudias abogacía: ¿cómo hablar en público sin miedo?

Atención si eres abogado o estudias abogacía: ¿cómo hablar en público sin miedo?

Tanto si eres abogado o estudiante en Abogacía, quizá te estés planteando cómo hablar en público sin miedo. El temor escénico es muy común en esta profesión. ¿Sabes por qué surge? ¿Quieres superarlo? Has llegado al lugar adecuado.

Notarás cómo tu miedo escénico se manifiesta en toda su intensidad cuando te toca salir a la palestra. No te preocupes, es complemente lógico. En este contexto, te enfrentas a la realidad de tu profesión, lo cual supone sentirte expuesto y observado.

Además, percibes como amenazante el hecho de ser rechazado. Al fin y al cabo, a todos nos gusta que nos escuchen y nos acepten. Si eres presa de la ansiedad, tenemos una buena noticia: puedes superarla con una serie de trucos que te serán de gran utilidad.

¿Cómo hablar en público sin miedo si eres abogado?

Como hemos mencionado, es lógico que, si eres abogado, novel o experto, se te acelere el pulso o el ritmo cardíaco cuando tienes que salir a informar a un tribunal.

Que no cunda el pánico. Existen diversas técnicas o remedios para que desaparezca o se mitigue esa reacción. Te proponemos una serie de consejos para resolver tu inquietud de cómo hablar en público sin nervios.

Prepara concienzudamente lo que vas a exponer

Es fundamental que prepares y estudies el guion de los que vas a decir durante tu declaración ante el tribunal. Además, te recomendamos que prepares tu exposición con suficiente tiempo de antelación.

En este sentido, si lo preparas en los últimos días, serás presa de los nervios y, además, esta zozobra se te notará durante tu exposición en el juicio.

Al tener muy bien estudiado, incluso memorizado, el exordio, la declaración te saldrá de manera mucho más fluida. Esto te ayudará a que, mientras te escuchas, adquieras confianza.

Expón lo que vas a decir ante un amigo o familiar

Antes de ponerte frente al tribunal, te aconsejamos que practiques con un familiar o un amigo. De esta manera, puede brindarte su perspectiva sobre el contenido de tu declaración o discurso y, también, de cómo te has expresado.

Esta acción te ayudará a mitigar la ansiedad y a perfeccionar el discurso antes de exponerlo ante tu verdadero público objetivo.

Dentro de esta técnica, te instamos a que conozcas y preveas situaciones que se pueden dar y que te provocan nerviosismo. Así, podrás prever todo un elenco de conductas y actitudes que podrás aplicar en estos casos.

Visualízate durante tu declaración

Es natural que un día o dos antes de tu exposición sientas nerviosismo al pensar en lo que tienes que hacer.

Este es el momento preciso para que apliques una técnica realmente efectiva: la respiración diafragmática. Mientras la practicas, cierra los ojos y obsérvate realizando la exposición ante un público que te sonríe con amabilidad y que se siente interesado por lo que estás diciendo.

Proponte los objetivos que quieres alcanzar durante tu alegato

Un conocimiento profundo del objetivo o objetivos que pretendes conseguir con tu alegato es de gran utilidad. Si te centras en ellos, diriges tu concentración hacia un lugar determinado, lo cual reducirá tu ansiedad.

En esencia, es cambiar la preocupación por la implicación mental en la consecución de un propósito.

Respira profundamente

Te recomendamos que, con anterioridad al juicio, realices respiraciones profundas y diafragmáticas. Estas te permitirán alcanzar un estado más relajado. Además, debes beber pequeños sorbos de agua para suprimir la sequedad de boca propia de estos momentos y, a su vez, para que la calma te inunde.

Muévete lentamente ante el tribunal

Mientras expones tu alegato, muévete lentamente por el escenario. De esta manera, podrás controlar mejor lo que dices que si te dispersas y te desplazas de un lado a otro de manera desproporcionada.

Practica sin descanso

Como orador, has de atender a las circunstancias especiales de la exposición, el alegato o el juicio. En este sentido, opta por las técnicas que más se ajusten a tus necesidades.

Lo que sí podemos aseverar es que, aunque partas de un buen conocimiento y hayas preparado bien el informe, si sufres temor escénico habrás de buscar las técnicas existentes y probarlas. Así, puedes buscar los métodos que existen y probarlos con el fin de encontrar aquellos que más se ajusten a tus circunstancias, tanto profesionales como personales.

¿Se aprende a ser más calmo? ¡Sí!

Como ya sabes, el miedo es una respuesta natural de nuestro organismo ante una situación de tensión. Te has preparado lo mejor que has podido. Está en juego algo muy importante: la defensa de tu cliente y tu reputación como experto.

No te preocupes, puedes aprender a tomar el control de la situación, a sentirte y ser más tranquilo. ¿Cómo?, te preguntarás.

Respira hondo y despacio para exhalar tu tensión. Antes de salir a presentar tu alegato, inspira lenta, profunda y suavemente. Una vez que completes la inhalación, deja que la exhalación se desencadene naturalmente y arranque de cuajo los nervios y la inseguridad fuera de ti.

No es cuestión de que hagas un esfuerzo por exhalar. Imagina, con la exhalación, que se alejan y se esfuman todas las impresiones que te hacían cuestionarte tu capacidad para hacer una excelente presentación. Bríndate el tiempo que necesites para realizar al menos diez respiraciones de este modo.

Si estás sentado, el efecto será más intenso y duradero. Al terminar este ejercicio, vuelve a tu respiración normal.

Asimismo, te proponemos que mantengas tanto tu mente como tu cuerpo en el momento presente. Quizá no seas consciente de ello, pero el momento en el que te sientes presa de los nervios, tu mente se ha ido, ha abandonado el momento presente. Regresa a él tomando conciencia de tu cuerpo.

Como has comprobado, el ejercicio de tu profesión ganará en efectividad si te comunicas de manera clara y calmada.

En definitiva, al plantearte cómo hablar en público sin miedo ya casi le tienes ganada la batalla al temor. Únicamente tienes que dar el paso y aplicar los consejos que te hemos expuesto. Además, te animamos a que te prepares con un master en abogacía de gran prestigio como el impartido por IMF Business School. ¡Anímate y disponte a ser uno de los profesionales más preparados en tu ámbito!

The following two tabs change content below.
logo_blogs_avatar-80x80 Atención si eres abogado o estudias abogacía: ¿cómo hablar en público sin miedo?
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico. IMF Business School pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA, Cambridge y Oxford y la alta valoración de sus más de 110.000 alumnos. Está incluida en el Ranking The Best Global MBA 2018 y reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Cuenta con los sellos de calidad EFQM 5star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001. Escuela de Negocios Nº1 del mundo en el EFQM Global Index.
Sin comentarios

Deja un comentario

5 − 3 =

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Atención si eres abogado o estudias abogacía: ¿cómo hablar en público sin miedo?

Tanto si eres abogado o estudiante en Abogacía, quizá te estés planteando cómo hablar en público sin miedo. El temor escénico es muy común en esta profesión. ¿Sabes por qué surge? ¿Quieres superarlo? Has llegado al lugar adecuado. Notarás cómo tu miedo escénico se manifiesta