Inicio » RRHH » Aprender a decir NO

Aprender a decir NO

¿Parece algo simple, verdad? Pues ni os imagináis lo difícil que es llevarlo a la práctica. Y es que la palabra “No”, esta simple y monosílaba expresión, tiene tal peso en nuestra sociedad que la mayoría de nosotros no hacemos un uso adecuado de ella.

Pero, ¿por qué no la utilizamos?

  • Si preguntamos a nuestro alrededor por qué les da miedo utilizar el “No”, casi todos coincidirán: “Sentimiento de culpabilidad
  • Pensamos que “No” siempre es algo negativo, cuando muchas veces encierra más positivismo que un “Sí”.
  • Tenemos miedo a la presión social: “Si todos pueden, ¿qué pensarán si yo no puedo?


¿Qué ventajas tiene aprender a decir no? ¿Cómo lo hago?

Aunque ahora mismo muchos no lo creáis deberíamos recibir clases para aprender a decir “No”; está demostrado que una vez sabemos utilizarla adecuadamente, nos encontramos frente a muchas ventajas.

  • Utilizar esta expresión aumenta la autoestima, ya que hay que aprender a decir “No” a aquello que nos desagrada o no nos interesa, de esa forma nuestra autoestima se reforzará.
  • Tenemos la mala costumbre de dar una respuesta inmediata. Intentemos reflexionar antes de ser casi automáticos contestando, nuestra respuesta siempre será mejor.
  • Complacer a todo el mundo es imposible, por lo que si tenemos esto presente, nos será más fácil decir “No”, y no nos sentiremos mal.
  • No tenemos por qué dar un “No” seco y cortante; en el caso de que las haya, siempre podemos proponer soluciones alternativas.
  • Es muy importante que siempre argumentemos nuestro “No”, para evitar malos entendidos y razonar nuestra respuesta. Eso sí, siempre una explicación sencilla y directa.
  • Es preferible decir “No”, a asumir una tarea que no sabemos desarrollar y que por tanto sus consecuencias serán peores para todos.
  • Decir “No” cuando queremos decir “No”, nos hará sentirnos más seguros sobre la situación y sobre nosotros mismos.


¿Por qué nos cuesta tanto decir No?

Desafortunadamente desde pequeños la sociedad nos educa para que veamos como algo negativo una respuesta negativa, nos enseña a querer agradar en cualquier situación y ante cualquier persona, encajar siempre allá donde estemos.

Y todo lo contrario, tenemos que aprender a ser asertivos, decir “Sí” cuando queremos decir “Sí”, y “No”, cuando queremos decir “No”, ya no sólo para mejorar nuestra autoestima, sino porque lograremos estar rodeados de personas mucho más positivas y nos ganaremos el respeto de los demás.

¿A qué esperas para decir No?

Formación Relacionada

The following two tabs change content below.
Esther Trillo

Esther Trillo

Especialista en comunicación en Web 2.0. y redes sociales en el Dpto. de Marketing.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Aprender a decir NO | IMF Business School |

Aprender a decir NO ¿Parece algo simple, verdad? | Blog de IMF