Amazon

Llámanos
+34 913 645 157

Widget Image
InicioRRHHEl absentismo laboral: un problema sin solucionar

El absentismo laboral: un problema sin solucionar

Primeramente, tenemos que tener claro el concepto de absentismo. No existe una definición unánime y universalmente aceptada, ni tampoco existe una fórmula estándar para calcular los niveles de absentismo en las organizaciones empresariales. Es evidente que cuando nos referimos a absentismo laboral nos referimos a ausencia en el trabajo. La Real Academia de la Lengua Española lo define como abstención deliberada de acudir al trabajo, si nos basamos en esta definición entenderíamos necesario el establecer la necesidad de una acción deliberada y voluntaria por parte del trabajador de ausentarse del trabajo.

absentismo El absentismo laboral: un problema sin solucionarSin embargo cuando aparecen datos estadísticos del índice de absentismo laboral en la mayoría de ocasiones se computan las ausencias aun cuando sean justificadas por incapacidad temporal, vacaciones, puentes no recuperables etc. No existe un criterio universalmente aceptado sobre qué elementos se deben considerar para determinar la ratio de absentismo que soporta un determinado país, sector o empresa.

Según datos que se han presentado en una jornada sobre absentismo laboral celebrada en el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), y que ha sido organizada por el Grupo Winterman y la Asociación Española de Directivos de Recursos Humanos (AEDIP):

España se sitúa a la cabeza de Europa en absentismo laboral con el 4,8% de media, lo que supone un gasto del 1,22% del Producto Interior Bruto (PIB) del país.

Por comunidades autónomas, Andalucía es la primera de España con un absentismo laboral del 5,1%, y por provincias Cádiz lidera la lista nacional, seguida de Málaga, con el 6,1%.

La industria registra el mayor índice de absentismo laboral, aunque el sector servicios está experimentando un gran crecimiento al pasar de 69 horas en 2002 a 80 en 2007, mientras que la construcción es el que menos ausencia del trabajo padece.

Las mujeres son más absentistas y se debe, en la mayoría de los casos, a que tienen familiares a su cargo, mientras que los hombres se ausentan por ocio o por atender otros negocios; por grupos de edad, los mayores de 55 son los más absentistas, seguidos de los trabajadores entre 26 y 35 años.

El objeto de este artículo es esbozar algunas líneas de actuación para que el responsable del departamento de RRHH pueda reducir o paliar el absentismo voluntario que tiene su origen en la decisión del individuo. Entre las técnicas que en mi opinión son más eficaces son:

  • Identificación: el primer paso para reducir el absentismo laboral es identificarlo. Para ello, toda empresa debe elaborar un análisis de los casos de absentismo de todos la empleados de la empresa. Es imprescindible identificar la duración y las causas que el trabajador alega para justificar las ausencias.
  • Seguimiento: una vez se incorpore el empleado, entrevistarlo. De esta forma podrá analizar sus justificaciones.
  • Adoptar medidas: si se detecta que algún empleado no ha justificado correctamente su baja laboral, no dudar en establecer sanciones. Siempre que haya habido una comunicación previa con el empleado y no exista otra forma de solución. Probablemente, detrás de las ausencias injustificadas encontrará problemas de motivación y falta de satisfacción laboral.

La medida imprescindible para reducir al máximo el absentismo laboral consiste en fomentar la motivación en los empleados. ¿Cómo fomentar la satisfacción laboral de los trabajadores?

  • El reconocimiento profesional: todos los jefes deben luchar por promocionar y facilitar el desarrollo profesional de los empleados que tienen a su cargo. La ampliación de responsabilidades, la posibilidad de tomar decisiones respecto a sus funciones (delegar decisiones) y promover el ascenso de quien, por su trabajo, realmente lo merezca, son algunas de las estrategias para aumentar la motivación de un empleado.
  • Fomentar la comunicación: potenciar la comunicación entre superiores y empleados, desarrollar el trabajo en equipo, preguntar a los empleados por su opinión sobre temas del departamento son también buenos métodos para potenciar el rendimiento de los empleados.

Otra forma de absentismo que está creciendo pero que genera mayor tolerancia es el presencial, que consiste en ocupar el tiempo libre en navegar por Internet, fumar u otras distracciones, lo que consume un 2,5 por ciento del tiempo anual de trabajo, es decir, más de una semana laboral (según La Jornada sobre absentismo laboral). Con las técnicas de motivación antes citadas podremos reducir o paliar este absentismo presencial, que consiste en que “el trabajador se encuentra en su puesto de trabajo pero se dedica a actividades que no guardan relación con su puesto”.

The following two tabs change content below.
Comentarios
  • Avatar

    Me parece una vergüenza la falta de profesionalidad y de responsabilidad que existe en España. Creo que una forma de salir de la crisis es siendo coherentes con nuestro propio entorno. Si cada dos por tres nos quedamos en casa es posible que no salgamos de la crisis de forma total en muchos años.

    03/02/2010

Deja un comentario

5 × uno =

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

El absentismo laboral: un problema sin solucionar

Primeramente, tenemos que tener claro el concepto de absentismo. No existe una definición unánime y universalmente aceptada, ni tampoco existe una fórmula estándar para calcular los niveles de absentismo en las organizaciones empresariales. Es evidente que cuando nos referimos a absentismo laboral nos referimos a