InicioFormación5 ventajas de formarse en verano
ventajas-de-formarse-en-verano 5 ventajas de formarse en verano

5 ventajas de formarse en verano

La formación continua es la clave para el éxito profesional. Tanto las personas que se encuentran en una búsqueda activa de empleo, como los profesionales que cuentan con estabilidad en su puesto de trabajo, necesitan una formación que se ajuste a sus preferencias y circunstancias.

Este complemento les dará un valor añadido con respecto a las organizaciones, pudiendo aspirar a puestos de mayor responsabilidad y retribuciones.

El período estival no es un momento más para la formación, sino que tiene una serie de ventajas con respecto al resto del año, conformándolo como un momento idóneo para ello. Veamos, a continuación, algunas de ellas.

Ventajas de formarse en verano

Mayor tiempo, mejor especialización

El verano es el período en el que, en la mayoría de sectores, es más fácil para los profesionales coger vacaciones. Con una mayor disponibilidad de tiempo, los niveles de estrés disminuyen y es más sencillo tomar mejores decisiones.

En lo que respecta a la formación, ello puede redundar en un estudio más amplio de las opciones, lo cual permitirá una mejor especialización. Un acceso a la información más amplio y detenido es la base para ello.

El parón general, una ventaja

Los comercios cierran, los juzgados y tribunales también. Es un hecho que los horarios de atención al público se reducen en verano. Pero este parón general puede ser una oportunidad para concentrarnos en otros objetivos, obviando otras distracciones que no son siempre necesarias.

La ausencia o precariedad de servicios generales no tiene consecuencias de ineficiencia, sino que debe ser reformulada como un nuevo escenario para enfocarnos a la formación.

Ampliar red de contactos

Los espacios y entornos de las actividades de formación que se desarrollan en verano cuentan con una naturaleza distinta a la cotidiana.

Las actividades de formación se convierten en un espacio de networking idóneo para concentrar a profesionales con perfiles diversos, pero inquietudes parecidas y orientadas a la consecución de los mismos fines.

Las distintas actividades colectivas, de role play, brainstorming y diversidad de puestas en común, permiten tomar contacto con personas, acercándonos a ellas desde una perspectiva profesional.

Menor tensión, pero sin desconectarnetwo

El día a día de los ambientes en los que desempeñamos nuestra actividad profesional cuenta, en muchas ocasiones con momentos de tensión con los superiores jerárquicos y, muchas veces, entre los propios compañeros.

Las tareas compartidas, delegadas y supervisadas precisan de la colaboración y comunicación de los distintos profesionales de una empresa. Por ello, la elección de espacios de formación en verano es propicia para unas relaciones menos intensas y más calmadas.

Esto permite, además que la desconexión de las obligaciones no sea absoluta, de modo que sea menos complejo volver al ritmo habitual de trabajo.

Turismo académico

La formación puede ser una oportunidad más para viajar. La formación presencial puede exigir un desplazamiento ocasional.

Muchas Universidades españolas organizan cursos de verano, con programas que permiten compaginar formación con ocio. Se abren los campus y actividades en zonas costeras y campestres. Dentro de estos programas, es habitual que se organicen rutas gastronómicas y actividades culturales relacionadas con la materia objeto de estudio.

Acudir a clases presenciales o a congresos específicos sobre materias determinadas puede ser una excusa perfecta para visitar ciudades distintas a la de la propia residencia o lugar de trabajo. Incluso, la formación no presencial, puede plantear opciones puntuales de reunión de los alumnos, de modo que se dinamicen los contenidos estudiados.

En definitiva, podemos concluir que la formación es importante siempre y para todos los profesionales de todos los sectores. Pero, además, el verano, puede ser una opción acertada para acceder a la misma, pero en circunstancias diferentes.

Las dos pestaas siguientes cambian el contenido a continuacin.
970x90-Guia-Linkedin 5 ventajas de formarse en verano

Ana Ylenia Guerra Vaquero

Doctora en Derecho. Ha compaginado el ejercicio de la abogacía en grandes despachos como Garrigues y Cuatrecasas Gonçalves Pereira con su actividad docente en la Universidad Camilo José Cela. Actualmente es abogada en el Instituto de Atención Social y Sociosanitaria del Cabildo de Gran Canaria y es la Secretaria General de la Asociación de Bioética Fundamental y Clínica.
970x90-Guia-Linkedin 5 ventajas de formarse en verano

Últimos posts de Ana Ylenia Guerra Vaquero (ver todo)

Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

5 ventajas de formarse en verano

Todo profesional necesita formarse de forma continua para alcanzar el éxito. En este post, conocerás las ventajas de estudiar en verano ¡Sigue leyendo!